Pages - Menu

Popular Posts

viernes, 30 de diciembre de 2011

Siempre es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida.

Si insistes en permanecer en ella, más allá del tiempo necesario, pierdes la alegría y el sentido del resto. Cerrando círculos, o cerrando puertas, o cerrando capítulos. Como quiera llamarlo, lo importante es poder cerrarlos, dejar ir momentos de la vida que se van clausurando.

¿Terminó con su trabajo?, ¿Se acabó la relación?, ¿Ya no vive más en esa casa?, ¿Debe irse de viaje?, ¿La amistad se acabó?

Puede pasarse mucho tiempo de su presente "revolcándose" en los porqués, en devolver el casette y tratar de entender por qué sucedió tal o cual hecho.

El desgaste va a ser infinito porque en la vida, usted, yo, su amigo, sus hijos, sus hermanas, todos y todas estamos abocados a ir cerrando capítulos, a pasar la hoja, a terminar con etapas, o con momentos de la Vida y seguir adelante.

No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos por qué. Lo que sucedió, sucedió, y hay que soltar, hay que desprenderse.

No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros.

El desgaste va a ser infinito porque en la vida, usted, yo, su amigo, sus hijos, sus hermanas, todos y todas estamos abocados a ir cerrando capítulos, a pasar la hoja, a terminar con etapas, o con momentos de la Vida y seguir adelante.

¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir! Por eso a veces es tan importante destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, documentos por tirar, libros por vender o regalar. Los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de superación. Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nadie juega con las cartas marcadas, y hay que aprender a pe
ez se den cuenta de quién es usted. Suelte el resentimiento, el prender "su televisor personal" para darle y darle al asunto, lo único que consigue es dañarlo mentalmente, envenenarlo, amargarlo.
rder y a ganar. Hay que dejar ir, hay que pasar la hoja, hay que vivir con sólo lo que tenemos en el presente!. El pasado ya pasó.

No esperen que le devuelvan, no espere que le reconozcan, no espere que alguna v

La vida está para adelante, nunca para atrás. Porque si usted anda por la vida dejando "puertas abiertas", por si acaso, nunca podrá desprenderse ni vivir lo de hoy con satisfacción.

Noviazgos o amistades que no clausuran, posibilidades de "regresar" (a qué?), necesidad de aclaraciones, palabras que no se dijeron, silencios que lo invadieron. ¡Si puede enfrentarlos ya y ahora, hágalo!, si no, déjelo ir, cierre capítulos. Dígase a usted mismo que no, que no vuelve.

Pero no por orgullo ni soberbia, sino porque usted ya no encaja allí, en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en ese escritorio, en ese oficio. Usted ya no es el mismo que se fue, hace dos días, hace tres meses, hace un año, por lo tanto, no hay nada a que volver. Cierre la puerta, pase la hoja, cierre el círculo. Ni usted será el mismo, ni el entorno al que regresa será igual, porque en la vida nada se queda quieto, nada es estático.


Es salud mental, amor por usted mismo desprender lo que ya no está en su vida. Recuerde que nada ni nadie es indispensable. Ni una persona, ni un lugar, ni un trabajo, nada es vital para vivir porque: cuando usted vino a este mundo 'llegó' sin ese adhesivo, por lo tanto es "costumbre" vivir pegado a él, y es un trabajo personal aprender a vivir sin él, sin el adhesivo humano o físico que hoy le duele dejar ir. Es un proceso de aprender a desprenderse y, humanamente se puede lograr porque, le repito, ¡nada ni nadie nos es indispensable! Sólo es costumbre, apego, necesidad.

Pero .... cierre, clausure, limpie, tire, oxigene, despréndase, sacuda, suelte. Hay tantas palabras para significar salud mental y cualquiera que sea la que escoja, le ayudará definitivamente a seguir para adelante con tranquilidad.

¡Esa es la vida!
Me llaman resentida por haberte querido tiempo atrás, por buscar besos en corazones ajenos dispuesta a tomarlo todo sin dejar ni rastro, como los huracanes. Será que es tiempo de olvidar y vivir el momento. Normalmente lo hago pero siempre vuelve esa espina clavada de por qué decidiste desaparecer de mi vida. No me parece normal tener más alcohol en las venas que sangre para tener lo que hay que tener y preguntarte por qué, que te hizo marcharte y porque no llamaste por Navidad. Y solo sabes decir que nunca dejaste de hablarme, que no desapareciste haciéndome quedar a mí como la loca que vivió en un mundo paralelo. Suerte que tengo una botella de Jack Daniel's en mis manos, y no precisamente para bebérmela. Si le echas imaginación entenderás que tu instinto solo te dice una cosa... ¡Corre!

domingo, 18 de diciembre de 2011

Ya hacía que no me temblaban hasta las pestañas y no precísamente de frío porque el contacto con tu piel era suficiente para cualquier humano. Necesito vivir estremeciéndome ahora que he cambiado el enfoque, ahora que al punto final le siguen dos puntos suspensivos. Ahora que me dejo llevar a ojos cerrados, sacando de los bolsillos estas manos que se alargan hacia tu lado de la mesa queriéndo acapararlo todo sin dejar rastro de un tu y un de mí. No quiero saber como acaba ya que ni siquiera tiene comienzo, quiero vivirlo, sentirlo, recordarlo, escribírtelo o mejor dicho, escribírmelo. Mordiéndome los labios cuando me replicaste "nunca digas nunca". Negaste la posibilidad de que nuestros labios se volviesen a besar. Nunca digas nunca... amigo mío. A mí siempre me gustaron unos labios con sabor a tabaco, te estás perfeccionando. Pasará el tiempo para que alguien juzgue la situación por no saber enténderlo. Me hablan de amor, yo les estoy hablando de gramos.

jueves, 15 de diciembre de 2011

I'll do things you'll never forget


Tenía la necesidad de escribir una auténtica locura. Básicamente un autoretrato de un alma capturada en la rutina. Me estaba planteando cambiar un poco los esquemas de mi cabeza empezando con olvidar estúpidas historias de amor que a veces ni empiezan y otras veces ni siquiera acaban. Aprovechando mi insensatez y la poca sensibilidad que muestro hacia lo que me rodea esta sería la etapa adecuada para comenzar un nuevo romance sin sentimientos de por medio, que irónico, quién lo diría. Bueno, consistiría en horas de locura en las que distintos derivados del significado de "droga" rozarían sus manos mientras los hielos van buscando un nuevo cobijo entre sus bocas. Tampoco es para tanto, ¿no? Perder su mirada entre el humo mientras sus pulmones se sienten condenados a subsistir de tal manera. Con el susto de no escuchar su latir tras media botella de whisky y aún así beberse la otra mitad. Confundir las luces de navidad con estrellas y enredarse con un cable de luciérnagas de colores junto a él, cautivándole en un mundo de magia que solo ellos dos pueden ver. Te juro que eso sería una buena relación de amistad que desencadenaría en noches de sexo en el sofá tras largas horas de pérdidas de voz tras haber reído a pleno pulmón. La sensación de no saber si realmente te está hablando o en tres segundos te estampará contra la pared buscando un contacto directo con tu piel. Má-ta-me. Perder el control, olvidar quién y por qué está haciendo esto, no buscar una lógica simplemente acceder. Pasar noches en la cama a escondidas de los que viven en su casa con el morbo de que les puedan ver y reír a carcajadas, a carcajadas silenciosas a ver si les van a oír. Dispuestos a aguantar hasta que encuentren algo mejor. Pero hasta entonces disfrutarán de los placeres que ambos puedan gozar. Como si no tuvieran otra opción, como si no hubiese nada mejor. Desencadenando secretos desconocidos ante sus ojos en el pasado y escuchando gritos que nunca hubiese imaginado. ¿Qué está pasando? Mejor dicho ¿A qué estás esperando?
Giras casi kamikaze, quién huyó de aquel baile. Todos los intentos de cambiar tu vida han terminado en tu colchón. Miradas melancólicas, impulsos casi tóxicos, puede que algún día suene "All you need is love" y cambies de canción. Necesitas a alguien que te lleve al baile. Follar puede hacerlo cualquiera.

martes, 13 de diciembre de 2011


Just forget somebody who forgot about me. It is a Waste of time because he never come back even if you have his t-shirt or his smile. It's gonna be a good life. It's gonna be a good life. I must have a holidays about everything.

domingo, 11 de diciembre de 2011

Esto es un comunicado que deseaba desde hace tiempo hacer llegar a alguien. Ojala lo leas a diario y así te acuerdes de estas palabras que te voy a escribir. Sé que te consideras joven, con ganas de vivir pero esto no son formas. Puedes vivir al límite pero sin necesidad de inhalar nada, no es necesario que tomes caladas incontroladas de un buen olor ni que bebas a descontrol, solo para sentirte vivo. Así, sinceramente estás más cerca de la muerte que de la vida. Aún eres joven, aún tienes tiempo de vivir así que coge tus energías y aguanta un par de meses a que todo termine. Es entonces cuando empezará tu juventud y podrás beber de ella sin ningún trapicheo ni temor. Hasta entonces, por favor, trata de recobrar tu inocencia si es que queda algo de ella. Te deseo mucha suerte y fuerza de voluntad.

viernes, 9 de diciembre de 2011


Según Aristóteles todo ser vivo tiende a perfeccionar sus capacidades para alcanzar un estado perfecto y autosuficiente: la felicidad. Normalmente la gente buscaba la felicidad y es tan sencillo como coger un diccionario y buscar a partir de la sílaba 'fe-'. Esto ya no es así, ni siquiera la gente es tan estúpida de buscar en el diccionario o incluso internet. Simplemente porque no la buscan, lo que hace años reconocíamos como felicidad a evolucionado a simple 'bienestar'. Y sí, a mi también me gusta estar bien pero prefiero que me aporten y aportar felicidad. No sé, quizás a través de un logro o cariño, amor, gozo, ¡yo que sé! Pero no quiero conformismo, no quiero quedarme estancada porque esté bien. Creo que mi vida se basa a como juego a los videojuegos según mi hermano: 'Tú el caso es que no te basta con pasarte el nivel, es que quieres conseguirlo todo aunque lo tengas que repetir mil veces'. Y así es, aún siendo feliz soy capaz de arriesgar todo ello para conseguir más. No basta con quererlo, hay que hacerlo.

sábado, 3 de diciembre de 2011

Es bueno saber que hay cosas que no cambian, a pesar del frío siempre podrás coger una manta. Y pasar la noche en la terraza observando alguna azotea iluminada con un vaso de leche caliente y soñando, soñando lo indeseado, soñando la tentación, queriendo caer en el pecado. Quería tanto un abrazo suyo, un beso... que pasé al extremo de no querer nada. Y una vez que tienes eso delante, vuelves a caer en la adicción de la musa. Es entonces cuando pierdes el control y harías cualquier cosa por ella.

http://www.youtube.com/watch?v=X9YMU0WeBwU

Esto es tan usual como extraño: si no te hace feliz te hará daño.
Echo de menos esos ojitos, cómo me besabas en la noche. Echo de menos la forma en que dormíamos como si no hubiese amanecer, al igual que el sabor de tu sonrisa, echo de menos la forma en que respirábamos... Pero nunca te dije lo que debería haber dicho y ahora, echo de menos todo de ti, no puedo creer que todavía quiero que te quedes después de todas las cosas que hemos pasado. Echo de menos todo de ti sin ti. Veo tus ojos cada vez que cierro los míos, haces que sea difícil ver cuando no estoy a tu alrededor, es como que estoy a solas conmigo. Pero nunca te dije lo que debería haber dicho... Todavía recuerdo esa mirada en tu rostro iluminando la oscuridad a las 1:58, las palabras que susurraste nada más conocernos. Me dijiste que te encantaba entonces,¿por qué te fuiste lejos? Y todavía recuerdo el olor de la lluvia fresca sobre el asfalto. El latido de tu corazón saltaba por encima de tu camisa, todavía puedo sentir tus brazos. Recuerdo tu forma de caminar. El alma de la fiesta, estas siéndolo de nuevo y volví la mirada y después me atrapaste con tu encanto. Me encanta tu forma de andar con las manos en los bolsillos, cómo me besabas cuando estaba a punto de decir algo. No hay día que no extrañe esas malditas interrupciones. Así que te veré vivir en fotos como solía verte dormir y siento que me olvidaste como solía sentirte respirar, y sigo con nuestros viejos amigos sólo para preguntarles cómo estas. Espero que estés bien en el lugar que estés. Y espero que el sol brille y sea un hermoso día y que algo me haga recordarte. Deseas haberte quedado, puedes planear cambiar el clima y la ciudad pero yo nunca he planeado cambiar tu forma de pensar. Pero ahora, voy a sentarme en el suelo llevando tu ropa, todo lo que sé es que no sé cómo ser algo que extrañes. Nunca pensé que tendríamos un último beso, nunca imaginé que terminaríamos así...

viernes, 2 de diciembre de 2011


Tropezaron de repente,
como en un nuevo 11S.
Ella:
No consigo recordar,
como he llegado hasta aquí,

solo sé que estoy borrando,
lo que un día te hizo daño.
Él:
No consigo recordar,
porque motivo me fui,
pero en tu cuarto de baño,
sigue tu rojo de labios.

Debe ser muy kamicaze, aún está esperando que vulevas

Necesito razones con hielo