Pages - Menu

Popular Posts

miércoles, 25 de julio de 2012

Y me dio por pensar, por pensar, pensar y pensar acerca del amor y sus consecuencias. No nos confundamos, aquí no habrá reflejado ninguno de mis sentimientos, digamos que es a nivel abstracto. Y me pregunto, que conduce a una persona a quererte de por vida? Qué aunque en su día compartisteis una historia, salió mal. Fue tu primer amor, a los años de decirte que no, abandonarte y olvidarte vuelve con un si, un si rastrero que no es capaz de compartir con nadie que no sean sus amigos. Entonces yo ella recuerda, pero son sólo recuerdos malos de una relación de casi dos años. Que pasó? Me pregunto yo. El amor, la obsesión, eso trato de averiguar. A diario mis amigas me cuentan historias como estas, otras vuelven con aquel por el cual nunca tuvieron un sentimiento claro, otras no se arriesgan a amar, otras viven sin libertad y algunas... Extrañan a alguien a quien amar. Son distintos casos pero yo me pregunto, que hace que una persona a pesar de los años siga sintiendo un algo? Incapaz de expresarlo, sólo lo cuenta a amigos y hermanos. Con que fin? Piensas que a pesar de los años a querido seguir sabiendo de ti. Pero si tanto te quería.... Que hace que no está aquí.

sábado, 21 de julio de 2012

A veces consiste en eso, en levantarte, mirarte al espejo, quitarte las lágrimas que berreaste durante horas y ponerte tus mejores vestidos, dejar a un lado las zapatillas. Y sonreír, como si nada hubiese pasado. Así es la sociedad y lo que importa

viernes, 20 de julio de 2012

My future? Our lives together?

Tengo esa curiosa necesidad de andar sola, de poder observar el mundo tal y como es, sin nadie a mi lado que interfiera entre mis ojos. Camino, puedo andar pero lo que veo, deja tras de mi unos pasos amargos. Un hombre esperando un semáforo en rojo, su cabeza está apoyada en el volante con los ojos llorando, un niño llorando en la acera buscando desconsoladamente a su madre y ella, a muchos metros, corriendo en su búsqueda. El típico grupo de amigos cerveceando, quizás no estén brindando ni celebrando algo, o quizás sí, interiormente, que aún no se han separado. Yo, mi cuaderno y mis palabras maldiciendo a un bolígrafo sin tinta. Interiormente escucho algún llanto y siento el fracaso. Es ridículo, lo sé, sentirme así, como una fracasada. Pero mis planes nunca salen, nunca pensé que lo diría pero... Estoy asustada. Muy asustada. ¿Mi futuro? ¿Crecer? Se supone que lo tengo que hacer, puse las cartas encima de la mesa y arriesgué. Aunque ahora, me veo incapaz, o quizás esa no es la palabra. Me siento frustrada, enfadada, llorona conmigo misma, decepcionada... Todos en la universidad, tienen ya una carrear, un futuro asegurado con un pie detrás de la puerta. Mi camino aún sigue formándose y no sé cuando se abrirá. Trato de no pensarlo pero no es la primera vez que entro en pánico y quiero llorar. Sentada en el coche, a solas en una habitación, mientras camino, cocino, mientras vivo. Aguanto la decepción contenida, no sería digno verme berrear. Aunque a veces, siento que no tengo el apoyo suficiente, que mi decisión fue un boom y en eso quedó, luego el mundo lo olvidó. Y yo cargué con el peso de aquello que quise creer como mi futuro. He crecido, he madurado, he perdido. Pero sigo con vida, con ganas de luchar. Aunque eso, claramente, no signifique que a veces, sonría por compasión a mi misma.

http://www.youtube.com/watch?v=xuhCWpKgzjA

I don't wanna be like this

lunes, 16 de julio de 2012

He came into my life and I was supposed to fall in love with him. But it never happened. Maybe because he was blinded by his ego, he Should have fought for me as I did for him. And now you come back like nothing happened. It's ok. Because on my  way, I love you, I was always there for you, to change you, like I never could. You never loved me, I didn't do it. So, we wasted our time in blame the other one. But the problem was that you dissapeared. If you had some feelings, you not had done it. That week I felt like I could die of sadness, I was waiting and you never came. It hurts, it really hurts. I was always ther for you, like you guardian angel, taking care of you, cos you had a little crazy mind. And now, I don't miss you, in fact, I never need you. But something keep me closer to you, If I don't protect you, who will do it? I always was your friend, nothing had change. You must understand that it takes time...

domingo, 15 de julio de 2012

Supongo que como el wifi no está conectado hasta mañana esto no estará publicado. Hoy debería enmarcar este recuerdo, el momento en el que decidí por una vez en mi vida poner un poco de valor a la hora de hablar de sentimientos. Es fácil estar con una persona, dedicarle tres sonrisas y hacerla feliz. Bueno, fácil, algunos lo complican. No es que lo complique, vengo con un par de detalles que vienen mal de fabrica. Detalles de impiden hablar, que a veces me hacen montar grandes dramas de algo pequeño. O no. Quizás sea tal como describía a mi amiga Marta: no es que dramatices, es que quizás cuando sientes sientes demasiado. Cuando es real no puedes huir de ello, pongo en práctica este hecho y esque cuando algo es real, lucha por ello, acercate, nunca trates de evitarlo porque quizás juegues con las cartas equivocadas. Nunca he sabido hacer eso, quiero decir, luchar. Pero hoy no sólo voy a luchar por lo que siento. Voy a hacer realidad mis proyectos, voy a vivir por ello porque he arriesgado mucho, he sido juzgada, abandonada, incluso con olvidada. Tengo que hacerlo. Y a aquellos que me controlan para que vaya por el buen sendero, esa que no duerme pensando en ello, les voy a demostrar que es lo que quiero. Y lo conseguiré. Aunque cueste.

viernes, 13 de julio de 2012

Escribir a estas horas solía ser lo más normal del mundo, el simple hecho de coger el móvil y escribir, escribir hasta que se cansen mis dedos. Con el tiempo viejas costumbres vuelven, quizás entendí que era necesario un sentimiento. Y es que le quiero, le quiero y le quiero... Difícil de creer o no, me da igual, los que me conocen lo juzgarán como un romance pasajero. Pero yo lo quiero, le quiero y quiero que aguante. Por qué es tan natural que no necesita de esfuerzos, el verle a diario es como una droga, la conclusión de que pasan las horas y si no se de él siento que me falta el aire. No para espirale, no para saber con quien está, sólo para saber que está bien, que sigue con la misma sonrisa con la que le deje. Con la que me dejó el a mi. Con la que aguanto hasta que me la renueve en nuestro próximo abrazo. Nos ven y hablan, juzgan sin saber pero eso me es indiferente, quiero y le quiero a él. Pasan los días, a veces las semanas pasan como años y llamenme loca pero me da la sensación de que llevo una vida con él. La sonrisa de mi mente al verle hablar igual que mi padre, verles a los dos, tan iguales, con las mismas ilusiones y sueños. Y es que es una buena persona, tan buena que vivo con el miedo de que un día se de cuenta de que merece algo más, que necesite algo que yo no le pueda dar. Que se canse y eche a volar. Pero lo veo, le quiero, me repito tanto por qué al fin y al cabo no me creo que sea real. Imagino y pienso, y digo, quiero vivir, quiero una vida y la quiero junto a él. jh

.

lunes, 9 de julio de 2012

Bad day in Paradise

Los muros no sirven de nada si no hay nada que defender. Los castillos si no son de piedra se pueden derribar, sin más. Pero mi castillo, mi fiel castillo, el secreto que quiero defender, no esta cubierto de murallas a través de las cuales se puede ver. Está bajo tierra, en una casa de piedra, en el interior de un alma, debajo de la piel. Sé que las palabras no deberían afectarme, doy la vuelta a las páginas de este blog y entristezco al reconocer lo que leo. Muchos llantos, malas caras, gimoteos y caras largas. Sin pasión, como muerta, no es que me consuma, se de que va el juego. Las palabras sabe usarlas, sabe como romper esta coartada y quizás sepa que no lo hace con mala intención. Pero me hace daño, aunque lo que no mata te hace más fuerte. No es tan sencillo huir de tus malhechores. No es tan fácil no asimilar lo que te dicen. No es agradable que aun, tu sabiéndolo, te hagan sentir la mayor escoria del mundo. Porque no conocen maneras, no saben la diferencia. Y quizás esto no debería ser así, pero nadie se ha esforzado en entenderlo. Quizás porque como dijeron un día, mi vida personal a esta edad no tiene importancia...


http://www.youtube.com/watch?v=J9yU726zX94&feature=related
No es la primera vez que me planteo de dónde vengo. Con el tiempo he llegado a la conclusión de que soy una fusión entre la educación de una madre cristiana que, a mi buen parecer, tiene problemas con Dios, y un padre que desde niño le enseñaron a contar consigo mismo. Ojala solo fuese eso. El espíritu bohemio de mi tía, la alegría de mi abuela y la valentía de él. El amor por los bichos no sé dónde lo encontré, esa estúpida obsesión por la felicidad, la libertad, alguien me la regaló. Al igual que me enseñaron a sonreír, a quién sea, conocido, desconocido o mendigo. No tiene importancia. Vengo de una familia que, aunque lo nieguen, tienden a distinguir razas mientras para mí no hay distinción. Me dijeron que siempre hay que ayudar pero ¿ayudar a quién? A veces uno mismo es quién necesita ser rescatado y aún así tira redes al mar a ver si otro pez puede ser salvado. Entonces me pierdo, descoloca mi mente, vivo educada y fusionada con unos principios que, sin yo saberlo, se contradicen y chocan, después lo que sucede no tiene remedio. Actos, sin razón, algún whisky a falta de ron y después espero a que ocurra, que me juzguen y den un veredicto. Es lo que tienen las almas condenadas, son esclavas de la luna, de algunas cosas que carecen de cordura, encuentros a solas con las noches, se estremece.... y golpea las paredes.

jueves, 5 de julio de 2012

Mi madre solía regañarme cuando le hablaba del Karma, aunque ahora, esta mujer creyente, creo que simplemente se limita a responderme "yo no creo en él". Pero podemos ponernos religiosos también, si quieres, en vez de decir "el karma está de mi lado" puedo decir "me han enviado un ángel de la guarda". En cambio, mi amiga Marta, me comparó con que todas mis buenas acciones y aquellas personas que jamás me tuvieron valorada han sido remplazadas. Por él, que llegó de la nada aún sin yo quererlo, que me negué a sentir algo y ahora no puedo estar un día sin verlo. Me pueden llamar loca, temeraria, inconsciente, me pueden decir que me arrepentiré de no pisar el freno pero es que por mucho que lo intente, lo que fluye por estas venas es mucho más fuerte. Y si me gusta no voy a pararlo, si tengo una oportunidad para que despreciarla y si tengo alguien que vela por mí... ¿por qué huir? Siempre obsesionada con que tiene que existir un héroe para mí, alguien que soporte esta montaña rusa de cordura y locura, que entienda mis miradas y no juzgue mis palabras. Quise a alguien que me cogiera la mano y me hiciese sonreír. Bastaba solo eso. Pero dentro de lo que cabe, eso es superficialidad, encuentras lo que quieres, quizás pero lo que no estaba en tus planes es que poco a poco te fueses enamorando de cada lindo detalle, como esa manera que tiene de nunca enfadarse, el don de saber escucharte, como estremece mis huesos cuando acaricia mi rostro para darme un beso, su sonrisa, su estúpida sonrisa que me hace enloquecer una y otra vez... Qué alguien me explique qué es lo que esta bien porque creo que no lo puedo ver. Cuando estoy con él me consumo, me consume el hecho de saber de él 24h al día y aún así no parecer suficiente, amo nuestro enigmático contacto visual, me gusta que me coja de la mano mientras conduce, me hace sentirme especial, me recuerda que estoy a su lado. Y si vivo con algún miedo, es por perderle pero aún así tengo la certeza de que eso no va a pasar. Llámenme loca, estamos a 14 días de nuestro primer encuentro y si tengo que elegir mi vida con alguien, qué sea con él. Por suerte el mundo no se entremete y cuando quiera hacerlo, nos habrá sobrado el tiempo para construir una trinchera repleta de piedras. Si algo tengo claro es que jamás había sentido algo tan fuerte, jamás había caído, nunca imaginé que podría haber cedido. Pero es que el cariño no se compra y él me enseñó la diferencia entre que te llamen princesa, a que te traten como cual. Y si algo va mal... juro que me entran ganas de llorar. I love him. ¿Cómo se ha convertido en alguien tan especial?

martes, 3 de julio de 2012

Las estrellas se inclinan para besarte, yo me quedo despierto y te echo de menos. Que alguien me dé una fuerte dosis de atmósfera porque me quedaré dormido seguro y profundamente. Pero echaré de menos tus brazos a mi alrededor. Te enviaría una postal, porque desearía que estuvieras aquí... Veré como la noche se tiñe de un pálido azul. Pero no será lo mismo sin ti puesto que se necesitan dos para susurrar. El silencio no está tan mal hasta que veo mis manos y me siento triste ya que los espacios entre mis dedos son donde los tuyos encajan perfectamente. Encontraré reposo en otras cosas, aunque hace dos días que no duermo. Porque la fría nostalgia me cala hasta los huesos. Y aun empapado de un crepúsculo vainilla, me sentaré en el porche toda la noche. Me encuentro hasta la cintura de pensamientos porque cuando pienso en ti, no me siento tan solo. Tantas veces como parpadee, pensaré en ti esta noche. Cuando los ojos de color violeta se vuelvan más brillantes Y las alas pesadas se vuelvan más ligeras, probaré el cielo y me sentiré vivo otra vez. Y olvidaré el mundo que conocía, pero te juro que no, a ti no te olvidaré.

¿Quién sería capaz de definir al tiempo? Yo he asumido que no lo diferencio, no sé cuándo va rápido, cuando lento, no entiendo de velocidades, de frenos ni marcha atrás. Pero siento, avanzo, si me lo paso bien acelero e incluso me gustaría pararlo. No sé diferenciar entre que está mal y lo que está bien, no sé avanzar sin ir corriendo, a veces salto y otras veces parece que vuelo. Escuchar las palabras y parecer que han sido modificadas, ver más allá de lo que ellos un día dijeron. El mundo es un pañuelo, eso advirtieron, anda con cuidado y no tuve más remedio que vivir el momento. Las oportunidades sobran o es lo que nos dedicamos a creer, que si nos brindaron con una segunda vez porque no iba a haber una tercera también. Y entonces, ocurre. Olvidas que pasó, como llegó, no te importa que hace una semana tu vida fuera distinta, quieres este momento y lo quieres ahora, vivirlo mañana como si mañana fuese a desaparecer. Las cosas avanzan, lo hacen rápido pero no encuentro el freno. Quizás tampoco lo haya buscado, puede que alguien me lo haya robado pero ese alguien, vino y se quedó, afrontó el pasado, lucha por el futuro y esta mano no pretende soltar su mano. Prefiero no releer mis palabras porque me sorprenderé al igual que si estoy quieta y pienso, pienso en como es posible que hayamos llegado a esto.