Pages - Menu

Popular Posts

sábado, 25 de febrero de 2012

Quizás el punto está en que soy débil, vulnerable a tus palabras. Me encuentro en un camino duro donde mantener el equilibrio emocional se vuelve algo complicado. Busco refugio donde sea por miedo a verme sola, otra vez, sin apoyo, expuesta al peligro. Entonces llegaste tú y no sé si fué esa sonrísa picarona o la forma de creerte que estás por encima de mi la que me hizo querer más de tí. Querer ser tu muñeca, luchar contra tus propuestas aceptándolas finalmente como si no tuviese elección. Hay algo que me hace querer abrazarte a todas horas y otras deseo empujarte lejos con todas mis fuerzas, a veces sigo las líneas y otras no sé en que página estás. Muchas veces llego a creer que me has querido, quizás un poquito o que, aunque lo negases desde el principio, esto es un juego, típico, dónde tu ganas y yo pierdo. Estoy tan confusa que aún sin quererlo doy vueltas a una paranoia que creó mi cerebro. En el fondo esto no tiene sentido, al fin y al cabo no sé lo que quiero. En el muy fondo siento que... He don't care about me.

miércoles, 22 de febrero de 2012

Al fin y al cabo, todo lo que merece un esfuerzo es más complicado. Por eso caer es tan fácil y todos tendemos a ir hacia abajo. Es fácil culparse a sí mismo cuando no existe otro enemigo o cuando simplemente es la única solución para no perder. Digamos que por ejemplo, estás enamorado, ¿no? Entonces quizás, aún cuando tu tengas razón lo ocultarás con esa intención de no querer discutir ni que se aleje de tu lado. Puede ser ridículo pero es cierto aunque, tranquilos, no es mi caso. Enamorado es una palabra que se me queda muy lejos. Yo prefiero el cariño, las caricias seguidas de cosquis, alguna que otra risa mientras tiro a la gente de la cama. También me gustan los vestidos y las faldas mientras vuelan al ritmo del claxon de las calles de Madrid mientras sujetan mi mano. Sin duda me emociona la manera en que algunos sonríen mientras me paro en mitad de la nada a tomar una fotografía dando igual las circustancias. Pero no sé que ronda por mi cabecita, ahora desde luego nada pero empiezo a dudar de si esto se trata de un juego de sábanas...
Tras horas de desbordamiento, jaquecas y desesperación vino una gran amiga a despejarme y una vez más, hacerme coger las riendas dándome a entender que todo son chorradas. Con un simple gesto como es un abrazo, el compartir del humo y dos o tres filosofías cambió mi mente dándome a entender que son niñerías. Porque somos animales ¿no? Entonces deberíamos ser felices teniendo completas nuestras necesidades básicas como son el comer, beber, dormir... es decir, sobrevivir. Pero el ser humano fue dotado de razón y si no pensara sería desaprovecharla. Es por ello por lo que tiene que pensar, cuestionarse su alrededor, ¿por qué pasa esto o existe lo otro? Necesita estar ocupado para llenar ese vacío que se encuentra en su mente, es por lo que desarrollamos habilidades y nos saciamos cuando las disfrutamos. Entonces ¿por qué preocuparnos por lo que piense este, diga la otra? No tiene sentido, es una pérdida de tiempo. Aunque si no las pensáramos quizás seríamos unos insensibles. Pero sin llegar a esos extremos... es ridículo. Quédate con los de confianza a tu alrededor y aquellos que no te proporcionaron una base simplemente no merecen la pena. Vivimos en una época de la historia en la que tenemos todo a nuestro alcance, por ello buscamos enlaces externos, en cambio, todos esos neandertales que pusieron los pilares de nuestros días solo querían eso, sobrevivir. Por lo cual... Yo me cuestiono ¿Por qué te doy tanta importancia? Piensa, quizás deberías cuestionarte cosas como ¿Qué es lo que quiero?

sábado, 18 de febrero de 2012

War Horse


-Eres un cobarde, ¿aguna vez has sido valiente en tu vida?

-Hay muchas maneras de ser valiente... ¿no crees? ¿Sabes que los Franceses tienen las mejores palomas mensajeras? Eso marcará la diferencia en esta guerra...

-No quiero hablar sobre los pájaros.

-Verás... Los ponen al frente diciéndoles que vuelvan a casa. Los dejan volar y estos solo saben eso, que deben ir a casa. Pero para hacerlo tienen que sobrevolar la guerra. ¿Te imaginas lo qué es volar... por encima de tanto dolor? Sabiendo que no puedes mirar hacia abajo, es terrible, solo quieres llegar a casa. Déjame preguntarte ¿Qué podría ser más valiente que eso?
Los botones del ascensor por la mañana hacen un silencio extraño me da ganas de ir por las escaleras, si estuvieras aquí, nos reiríamos de sus miradas vacías pero en este momento, mi tiempo es de ellos. Parece como si hubiera siempre alguien que lo desaprobara, ellos juzgan como si nos conocieran y el veredicto viene de aquellos que no tienen nada que hacer pero mi elección eres tu. Asi que no preocupes a tu pequeña hermosa mente, la gente tira piedras a lo que brilla y la vida hace parecer dificil al amor. Nunca sabes que esperar de la gente, los fantasmas de tu pasado me acechan en las sombras con sus sonrisas pintadas pero no me importa, porque ahora eres mio y tu me dices: No preocupes a tu pequeña hermosa mente. Y no son quien para especular si esta mal y si, tus manos son duras pero están conmigo, peleare contra tus dudas y te daré fe. Porque amo la brecha de tu barbilla y amo lo que dices aún cuando no te entiendo y los comentarios de mi padre sobre tus tatuajes, los ignorare ya que hay mucho en juego, el tiempo es duro pero este momento es nuestro. Por eso sonríe, que eso confunde a la gente.

Me es indiferente no ser capaz de odiarlo, aunque realmente quiera pero hay algo en la forma en que habla, como se ríe, rompe mis esquemas dejando todas mis hipótesis rechazadas. Me pone de los nervios ese ridículo análisis que me haces, aún haciéndole yo lo mismo a los demás, o la manera en la que suelo estar tensa a tu lado, avergonzada, porque parece ser que es verdad que con una mirada sabes lo que estoy pensando. Te rehuyo, te niego, agacho la cabeza y tu te ríes mientras a mi no me hace ninguna gracia. Son esos detalles que tienes de ignorarme y en el momento menos esperado cogerme de la mano, por ejemplo. Es ridículo, soy ridícula... ¡No! Tu eres el ridículo con esa estupidez de "quiero ver de que vas" y la ignorancia que muestras ante mis palabras. Pero una cosa, claramente, es lo que dices y otra, lo que haces y eso vale más que dos palabras.

jueves, 16 de febrero de 2012

¿Te crees que a mí me gusta esto? La manera en que me comporto. ¿Crees que me gusta estar buscándote a cada minuto en mi piel? ¿Te crees que salgo a la calle a las tantas sin hacer ruido simplemente por placer, sin tener en cuenta las consecuencias? ¿Piensas que esas caladas asustanciadas vienen y van así por que sí? Qué beber es como respirar ¿eso te parece bien? Si lo hago es porqué me acostumbre a hacerlo... contigo. Las rubias son para recordarte, porque eres tan complicado que a veces te empujaría lejos, otras te abrazaría hasta no soltarte y a veces... a veces dudo de si te importo aunque sea un mínimo.

http://www.youtube.com/watch?v=yNr-o91EWMI

martes, 14 de febrero de 2012


Mira, me lo podrás negar todas las veces que quieras pero te conozco, aunque sea un poco pero lo suficiente para saber que te estás contradiciendo. Puedes odiar la forma en que te ignora, como te habla, es obvio que odias esa manera que tiene de creer estar por encima de ti o que sea más fuerte que tú. Entiendo que te enfades y decidas olvidarle todas las veces que parece como si no le importaras, como si fueras su muñequita pero ya que te enfadas, no vayas a buscarle. Puedo ver la manera en que le miras cuando está a otra cosa y como apartas la mirada cuando está observándote tan indefensa. Odias la manera en la que te dice algo y tu, aún negándote, eres la primera en estar allí, como cuando le cuentas alguna anécdota de tu día prefiere cambiar de tema, como si lo hiciera a sabiendas. La manera en que se ríe de ti sin ningún tipo de discreción aunque a veces parezca que se sienta un poco mal. Sí, lo sé, le odias o eso crees. Te diré por qué: Porque quizás lo que realmente odies de todo esto, es a tu propio ser incapaz de negar que siente algo hacia él. Y que en el fondo de su pensamiento no existe algo más odioso que no poder odiarle....

lunes, 13 de febrero de 2012

It's about love


Dos mil doce llego cargado de malas intenciones, teníamos propósitos pero no tuvimos en cuenta los suyos. Siempre pretende llevarse a alguien y traer a alguien nuevo, se dedica a crear señales o a sorprendernos. Personalmente ha hecho ambas cosas. Quizás no hayamos empezado con buen pie, algunos nos han abandonado por malas personas o porque ese era su destino. En cambio, amiga mía, hoy puedo suspirar y decir sin miedo “here we are, one more time”. Las conexiones nunca fallan al igual que los sentimientos y menos cuando se trata de algo sincero. No busquemos los porqués, conformémonos con que las cosas pasan por que sí, sin explicación. Son momentos duros para algunos, otros en cambio resistimos. Tú, en cambio tienes la habilidad de sorprenderme y mantener las dos posturas, te mantienes fuerte aun cuando la situación es para tirar la toalla. Te resultará ridículo, vergonzoso pero eres una persona digna de admirar. Me encanta ver como se nos cruzan los cables tomando decisiones incoherentes pero con un gran significado para nosotras, me gusta porque en momentos de reflexión tengo tendencia a abandonar pero siempre me llega una imagen de ti, apoyándome y recordándome que no estoy sola. Me pregunto qué imagen tendrás tú de mí. Quisiera mostrarte todo mi apoyo, sobretodo actualmente, que sepas que aunque mi tiempo sea nulo siempre hay un hueco reservado para ti y tus sonrisas. Se me cae el mundo solo de imaginar que no se encuentran en tu rostro. Puedo entenderlo pero eso no quita que no me entristezca. Es difícil, simplemente me cuesta mostrártelo todo sin derrumbarme yo. Porque te entiendo, sé lo qué es y también sé lo que es que no haya nadie allí… Por eso mis palabras más sinceras como muestra de algo más que una amistad, algo distinto a dos hermanas, es una mezcla de conocidas y almas que un día fueron separadas. La una para la otra. Always.

domingo, 12 de febrero de 2012


Me expreso para evitar esta represión, harta de ver a señoras mayores con sus caprichos a hombros. Sí, lo llamo capricho ya que puedo entender que una persona del norte, siendo Polonia, Alemania o Rusia lleve pieles pero no para adornar, simplemente por necesidad porque en ocasiones lo sintético no da de más. Pero aquí en un país acostumbrado al sol las personas simplemente se dedican a adornar sus cuerpos con costosos fulares en los que han tenido que sacrificar animales inocentes. Podría entender que se aprovecharan sus pieles en la hora de su muerte pero el ser humano es tan exquisito que necesita los seres más bellos y saludables para este tipo de prendas, siendo estos los mejores candidatos para procrear en su generación. Pensamos ser dueños de este mundo sin tener en cuenta de que somos innecesarios, que la naturaleza nos dio sin pedir nada a cambio y nosotros directamente se lo quitamos. Mascotas, por ejemplo, ¿Qué nombre es ese? Llámalo compañero, amigo. Con tu “mascota” firmaste un tratado de paz en el que tu le dabas lo que necesitaba para sobrevivir a cambio de amor. Ahora ya es tarde y no soy la única con esta mentalidad. Odio que las personas me miren sorprendidas cuando trato estos temas, lo odio porque no lo expreso pero hoy, ya ha tocado fondo. Me pueden llamar hippie o lo que sea pero es mi realidad. Y lo siento, mamá, pero no puedo evitar matar a quince ancianas con la mirada mientras se creen atractivas disfrazadas de zorras con la piel de estas adorables criaturas….



"Dame un poco de tiempo para mí" me dijo en un desliz. Si hubiese sabido que con "un poco" te referías a la eternidad, quizás nunca le hubiese dado tanta importancia. Ahora no sé dónde estás ni que haces con tus días pero de cierta manera he aprendido a no pensar en ello, o mejor dicho, en tí. Mientras el tiempo restaura estas corturas que convirtieron los minutos en monotonía, me quedo con el sabor a cerveza que últimamente pasa por mis labios cada dos días borrándome los recuerdos y trayéndome nuevos. Dónde no te encuentras tú, dónde se encuentra ella y algún que otro juego entre sábanas. Hay tantas cosas que actualmente odio te di que si lo hubiese sabido nunca habría colgado nuestra foto en aquel marco. Ahora simplemente no puedo. También me he dado cuenta de que adoro el sonido del saxofón, he aprendido a no salir corriendo y a entender que todos merecen una oportunidad. Por eso aquí sigo, sentada en la encimera de tu cocina fumandome las ideas que un día me marcaste. Dame amor como nunca antes, porque últimamente he estado anhelando de más. Y ha pasado un tiempo, pero todavía siento lo mismo, tal vez debería dejarte ir. Tú sabes que yo lucharé mi esquina. Que esta noche te llamaré después de mi sangre, se ahogue en alcohol...