Pages - Menu

Popular Posts

jueves, 30 de junio de 2011

¡Ya me escondo en mi caracola de cristal! y sigo con el miedo de que venga una ola y la rompa, que son muy bestias y yo muy tonta. Tengo mis detalles de orgullo y otros en los que la gente me suele despreciar. Lo entiendo, yo también me odio, me busco y no me encuentro. Egoísmo ¡Sí! Hace un año en que nació esa palabra en mi pecho. Rabia, ira, odio... ¡Egoísmo! Y lo soy, quiero serlo, que mira, que soy egoísta con ellos y conmigo que quiero quitarme los ojos para que no pueda ver lo que veo, solo para mí. (Es de locos) Bolígrafo y papel, seguiré soltando alguna carta en la arena en busca de algún desconocido, lo suelo hacer. Y si no, que me las roben las gaviotas, ellas sabrán dónde suele llover. Malditas olas, volverán a enamorarme mientras me escondo en mi caracola para inventarme una voz que me pueda tranquilizar. Me quedó con un agridulce sabor de boca que se llevará el mar a su costa. No me importa, no lo necesito. Solo devuélveme quién soy. La última vez que nos vimos dejaste claro que no tenía procedencia, ni rumbo, ni destino. Buscaré entonces dos o tres caminos y me quedaré quieta, esperando a que pase, a que vuelva otra vez. Que se quedó en alguna parte y la pienso recoger. Abriré tus entrañas para arreglarlo. El tic-tac dicta pero se escapó.

miércoles, 29 de junio de 2011

Solo necesito unos pocos minutos de tu tiempo. Unas cuantas gotas de tu sangre. Una hora, más o menos, pasada conmigo a solas. Puedo despertar cosas en tu interior que han permanecido dormidas toda tu vida... Eres bastante fuerte para vivir en la oscuridad, y enorgullecerte de ello. Puedes convertirte en una reina de las sombras, ¿por qué no tomas ese poder Tu? Deja que te ayude a tomarlo! Es el secreto supremo, Y estaremos juntos tu y yo. Solo nosotros dos, para siempre

-Damon Salvatore

¡Hey, caramelo! Me gusta tu pelo. Me gustas tu y nuestro vínculo de humo. Inhalar, esa es la clave. Agua, rastas, ¿qué más? Ah si... Jazz. Tres historias, dos entremezcladas y una encantadora. Me atrapa.

martes, 28 de junio de 2011

lunes, 27 de junio de 2011

Príncipes, caballos, doncellas ¡cuentos! Bueno, que me dices, literatura, cine, feria, helado, se te cae, la manchas, sólo en las películas. No lo quiero, a mi es que me da igual. ¿Quién me entiende? ¡Nadie me entiende! No caes, ¡lo harás! Ella lo hizo, yo lo hice… lo harás. ¿Estás dañada? ¿No quieres? No le importa, al corazón le dan igual las puñaladas. Escúchame, si hay algo que un día le escuchó, irá a buscarlo. Orgullo, prejuicio, ya sabes, lo de siempre. Y una se arrastra y le dan igual las palabras, como si le crece el ego, mientras tú encuentres respuestas… te dará igual su cara.

Y cada día uno se da cuenta de que nada está claro y menos si lo sientes. Dos pasos hacia delante, uno hacia atrás. ¿Otra vez tú? Encantada de haberte recordado tras jurarte olvidado.

Tienes que perdonar mi grosería, bella dama, solo quería hacer de usté la belleza perfecta.

domingo, 26 de junio de 2011

Déjate de cosas complicadas y por una vez sé claro. Podrías resolverme un par de dudas y así limpiar de impurezas aquella historia jamás escrita. No sé, me gustaría conocer lo desconocido.
Quiero recuperar el tiempo perdido, quiero mis viejas rutinas y a mis viejos amigos. Quiero ser pedigüeña que creo que me lo merezco
Estoy loca ¿Tú crees? Pero no de esas que le dan arrebatos, hablo de las que tienen bichos feos dentro de la cabeza. No lo sé, no ¿verdad? Bueno, da igual, no le pienso buscar solución. Son cosas raras, a veces hago cosas que son inexplicables, me da por perderme en el hielo de sus ojos como si él no fuera persona, por ejemplo. También me gusta quedarme con olores, luego los recuerdo. Con imágenes menos, es decir, si con fotos, pero no con una imagen en la mente porque al pensarla se convierte en vídeo. Me gusta hacer el tonto con los bichos y bautizarles, la gente se ríe conmigo (creo) de ello. Bueno, también me gusta aparecer y desaparecer, entregar un abrazo y marcharme pero porque sé que otro también lo necesita. Normalmente, quien no sepa encontrarme es que no me ha buscado a las afueras una ciudad o en un túnel, cualquier lugar oscuro y solitario. También valdría un sitio con mucha agua o caballos, da igual. Tengo mucho que pensar pero poco que contar. No me gusta hablar y menos que lo conozcan, nadie sabe la de miles de cosas que pasan en mi cabeza gracias a una mirada, una imagen, una persona… muchas cosas, cosas que hasta me sorprenden. Solo río o agonizo por dentro, y lo disfruto. También disfruto de canciones que sus letras me llenan, encontré una que creí olvidada, no pude evitar compartirla con quién pensé que la entendería, ha pasado tanto tiempo. Cosas así, me gusta pensar en los demás sin olvidarme de mí.

Maldita Nerea: por el miedo a equivocarnos (es un secreto, no se lo digas a nadie)


No quiero escucharte, no insistas prefiero esta vez encontrarte inundando mis ojos esperando a que pase, a que caigamos otra vez. Y solo digo que nunca quise hacerte daño pero todo se nos fue por el miedo a equivocarnos aunque ahora somos como extraños. De noches sin arte, de abrazos vacíos, de mundos aparte, de hielo en los ojos, de miedo a encontrarse, de huecos, de rotos, de ganas de odiarse.

miércoles, 22 de junio de 2011

Carta a una pelirroja

No sé cuando leerás esto aunque tampoco me importa porque al fin y al cabo, se que lo harás. Esto no es por nada en especial a menos que quererte lo sea. Las gracias, eso quiero yo darte, ¿por qué? no lo sé, tampoco tiene importancia. Solo sé que siempre has sido, eres, y serás alguien importante para mí. Y quiero que eso siga, que no acabe. Sé que estoy distante, sé que tengo mucho miedo al mundo últimamente, quizás por las horas encerrada en casa sin más compañía que los libros. Pero valió la pena perder esas horas sin ti para luego recuperar el triple durante el verano, que nos perderemos por el campo y haremos eso que solo tu y yo entendemos. ¿Te comenté que no gané el concurso literario? No lloré, siqueira de rabia, solo porque pensé que eso es que no lo habían entendido y que además, se morían de envidia de vivir una historia como la nuestra, es única. Que te quiero, y me da rabia porque siento que te estoy fallando pero me da miedo, porque creo que estoy flojeando, que he hecho tanto que tengo miedo a no saber sorprenderte ni demostrarte cuanto te quiero, porque va creciendo este sentimiento, mucho, y lo sabes. Esto es un algo para un alguien que me hace llorar de felicidad solo de recordarte. Espero que nunca olvides quien eres para este desastre en persona y que recuerdes de por vida que nunca te fallaré. Porque quererte nunca ha sido un juego y abrazarte siempre ha sido mi medicación. No sé que haría sin ti. Por todo y lo que harás. Gracias. Que ya no sé explicarte lo que eres, entiéndeme.
Esto da mucho que pensar. ¿con qué me quedo? No con todo, sería imposible. Me quedo con las lágrimas que surgieron al veros actuar, me quedo con las sonrísas, con el detalle que quisisteis trabajar. Me quedo con el olor a vinagre que aun reposa en mi piel pero también con ese pequeño toque de colonia seguido de un "recuérdame". Me quedo con los abrazos, con la presencia y la ilusión en los ojos. Me quedo con algún que otro beso y detalle escondido en el baño. También me quedo con alguna sonrísa rota esforzándose por parecer feliz. Me quedo con ellos, con ellas, con sus ganas de hacerme de reír. Me quedo con algún que otro latigazo de chocolate en la cara y algún que otro en el pelo. Me quedo con la presencia de aquel elfo que apareció sin arreglar. Me quedo con el cumpleaños feliz retumbando entre las paredes de aquel edificio y el querer entre unos brazos. También me quedo con aquel que llego tarde pero quiso disfrutar de este día. Me quedo con el imbécil que se metió en el helicóptero y disfrutaba de sus cinco años. Me quedo con los descansos para jugar con el humo que algunos necesitábamos. Me quedo con su presencia, con sus sonrísas, sus abrazos, también con algún rechazo bien aceptado. Me quedo con mi rubia, mi loca, la que se puso a comer natillas como lo que es, una loca, demostrando que nosotras somos incluso más cerdas y nos sentimos orgullosas de ellos. Ella me encanta, ella, su vestido y su andar. También me quedo con la boba de turno que acabó llevándose bien con él. Me quedo con los acoplados que sin ellos, la cosa no sería igual. Me quedo contigo y tu abrazo de "no estaré allí". Me quedo sin su presencia. Me quedo con el que se mete con los polacos pero que en el fondo es el que más perfecciona todo. Me quedo con todos, por intentar que sea una noche perfecta, por llevaros bien entre todos, por hacerme feliz y perder vuestro tiempo conmigo. Y ante todo me quedo con algunas palabras grabadas en una gran pancarta que hoy ha sido la protagonista, ante miles de personas y un alma desnuda que solo se rompió un poco más. Me quedo con todo. Gracias.

Por suerte, esto es casi a diario, quizás no de cena, pero si con vosotros.
Gracias por hacer mi vida diferente

martes, 21 de junio de 2011

Y yo me pregunto, ¿por qué todos acabamos sufriendo? Bien es cierto que todos tenemos que sufrir algún día, pero hay persona que sufren más que otras, y no siempre es justo. Y me vuelvo a preguntar, ¿será que sin el sufrimiento no hay felicidad después? Prefiero creer que es así

sábado, 18 de junio de 2011

No importa si amas a alguien, o a a-l-g-u-i-e-n con mayúsculas, sólo levanta tus garras porque naciste así. Cuando era niña mi mamá me dijo que todos nacemos superestrellas. Me rizó el cabello y me puso lápiz labial en el espejo de su tocador. “no hay nada de malo en amarte así como eres”me dijo: "porque él te hizo perfecta, bebe, así que levanta la cabeza nena y llegarás lejos, escúchame cuando te hablo" soy hermosa a mi manera porque dios no comete errores, estoy en el camino correcto, nací así. No te ocultes en el arrepentimiento, sólo ámate a tú mismo y listo. ¡No existe otro camino! no seas una arrastrada, sólo se una reina ¡no lo seas! se prudente y ama a tus amigos, chico del metro, disfruta de tu realidad. en la religión de la inseguridad debo ser yo misma y respetar mi juventud- tener un amante diferente no es un pecado, cree en ese a-l-g-u-i-e-n con mayúsculas, amo mi vida y amo esta canción, mi amor necesita fe (el amor necesita fe).no seas una arrastrada, sólo se una reina, no importa si estás en la quiebra o en el auge económico, si eres negro, blanco, crema o mestizo, libanés, oriental o si las incapacidades de la vida te han vuelto un marginado, burlado o apartado, regocíjate y ámate a ti mismo hoy porque cariño, tú naciste así. No importa si eres gay, hetéro o bi, lesbiana o transexual ¡estás en el camino correcto! nací para sobrevivir, estoy en el camino correcto, nací para ser valiente.

martes, 14 de junio de 2011


Simplemente las oportunidades y los detalles no se diferencian en nada. O los ves, los valoras y los atrapas, o los verás marcharse cuando ya es tarde. Y te da rabia, porque podrían haber salido cosas tan maravillosas como esta.

sábado, 11 de junio de 2011

Un poco de él, de ella, de ti, de mí, de nosotros, de vosotros...

Hoy no tengo excusa y además lo tengo claro, no puedo intentar dar vueltas ignorando el por qué. La Segunda Guerra Mundial, tal y como la explican, paso por paso, parece un chiste, no lo qué pasó, si no cómo actuaron esas “grandes potencias”. Mira que no entiendo de poder ni políticas, pero creo que no hay cosa más estúpida que la que pasó entonces. O quizás sí, sí que existe, y está pasando, puede que no a nivel mundial, pero está. Que se reflejen tantas palabras en un día no tiene excusa, ya lo sé, pero he vivido unos acontecimientos muy importantes en estas 24 horas. Quizás haya sido ese perfume que creía haber olvidado o una voz, que siempre sabe como tranquilizarme, unos brazos que saben rodearme mezclando besos de abuela y algún que otro en los labios. Ya es tan normal que para mí no tiene remedio. ¡Lo sabía! Eras la clave a mis problemas, a mi malestar vital, a mis humores rabiosos y las ganas de llorar. Eras tú, la persona que desperdiciaba las horas sentada a mi lado escuchando cosas tontas como que lo odio, que no lo soporto, que o tiene sentido,que hay veces que simplemente me iría pero sé que no puedo porque de tanto que lo 0dio, he acabado queriéndolo tanto que lo aguanto.
Bueno, creo que me faltabas tú recordándome que estoy loca y que acabaré matando a alguien, a alguien refiriéndome a yo, ¿Suicidio? Esa no es la palabra, simplemente tanto tú, como yo, sabemos que mis pensamientos me superaran y no me mataré, trataré de matar mi cabeza a base de golpes contra la pared. Soy así ¿Insoportable, verdad? Pero aún así nunca te has ido de mi lado. ¡Qué decir! Veinticuatro horas intensas con retorcimientos de dolor, temblores extraños y malestares físicos en general que simplemente se medicaban con sorpresas inesperadas y algunas esperadas. Y me encantan. Extrañaba sentarme en un banco y poder mirarte a los ojos. Aunque bueno, hay casos en los que vas de guay con esas gafas de sol. Maravilloso, es solo una palabra que lo abarca todo. Bueno, y quizá hoy, de tanto mirar unos ojitos verdes que pensaba haber olvidado, haya decido algo. Porque sabes, son diecisiete
añitos los que voy a cumplir y me siento una niña encerrada en el cuerpo de una mujer. Aún tengo la esperanza de que nadie me arrebate mi deseo de tomar un cola-cao a las seis de la tarde, que sí un día me quiero tirar a una piscina de bolas, que nadie me mire mal, y si un día quiero una muñeca, espero que se rían y me la co
mpren. Si me apetece ponerme un vestido de flores como las cortinas de mi abuela espero que no me miren raro, ya sabes, simplemente son detalles tontos que nunca evitaré. Espero que nadie se enfade si un día le tiro un cubo de agua a la cara sin ser el momento y sin tener sentido. Me gustaría que la gente sonriese al ver que soy yo la estúpida que anda haciendo equilibrios y malabares solo para sacar eso, una jodida e insignificante sonrisa para el mundo (tan significante que representa
el mundo para mí). Yo solo digo que soy feliz de ser quién soy y que da igual todo, los años que tenga, como si es el 21 de diciembre de 2020 y yo estoy en puerta de Brandemburgo a las diez de la noche comiendo algodón de azúcar. Me es igual, es más, me encantaría. Y ahora piensa ¿crees que te necesito? ¿qué tienes que volver? ¡Chan-Chan! A Conciencia tuya. Mi respuesta en insignificante ante tú montón de dudas. Espero que vuelvas (si es que te has ido), espero que me necesites (yo te necesito), espero que sientas (porque yo casi nunca lo digo) y que si vienes a verme, no lo hagas sin una caja abstracta con sentimientos definidos, que se puedan ver. Con respuestas, que no me dejes con la duda y menos me vengas con preguntas si no has respondido al dilema. Y si lo haces, yo no te preguntaré, haré lo que mejor sé hacer con mis brazos y es rodearte, rozar con las manos tu cuello, y entonces, no preguntaré, solo responderé. Si nadie ha sacado nada en claro, si tú no lo has sacado, mal lo llevamos. Pero me da igual, al final, acabarás hablando. Mientras esto está pasando yo me paso las horas en la terraza, estirada, luchando con un dolor indeterminado pero eso no significa que no esté sonriendo, es un dolor físico, nada personal. Ahora tengo un dilema, y creo que tú me sabrías responder: ¿Cómo podrías curar un corazón que no se da cuenta que está roto?


Si estás en pie con tu maleta pero no puedes subir al tren, todo está igual que como lo dejaste. Yo aún no he dormido y si ahora te cubres la cara, pero ni siquiera puedes ocultar el dolor, todavía pongo dos platos en la mesa pero como sin ti. Si la verdad es que eres un mentiroso entonces di tan sólo que estás bien. Estoy durmiendo en tu lado de la cama volviéndome loca ahora y si tú estás por ahí tratando de seguir adelante pero algo te hace regresar otra vez, yo estoy aquí sentada intentando convencerte como si estuvieses en la misma habitación. Y desearía que me ignoraras y desearía que aún pudieras hacérmelo pasar mal y desearía poder desear todavía que esto no hubiese empezado, pero aunque desear sea una pérdida de tiempo, aunque yo nunca pase por tu mente, dejaré la puerta sin el pestillo por si alguna vez vuelves. Habrá una luz en la entrada y la llave debajo del felpudo. Habrá una sonrisa en mi cara y la tetera encendida, y será como si nunca te hubieras ido. Y al dejar mi puerta abierta arriesgo todo lo que poseo, no hay nada que pueda perder en un robo que tú no te hayas llevado. Si son las paranoias lo que recuerdas o las cositas que echarás de menos, sé que estás por ahí en algún lugar, así que tan sólo recuerda esto. Porque lo sabes, nunca te has ido.
-Hay una vida mejor para alguien como tú, que esa vida sea conmigo o no, que me ames o no, no tiene importancia. Pero tiene que ser ahora.
Lo conoce, ella lo sabe, bueno, es verdad que nunca ha tenido un amor verdadero pero al fin y al cabo no es su culpa, quizás no lo conozca, es verdad. Es posible que no lo entienda, que malinterprete gestos o palabras solo por desconocerlo, aunque bueno, analiza canciones y las compara con sus recuerdos. Aún así no saca nada en claro. Tiene suerte de entender su propio amor, es el único que conoce.
Y aún queriéndome tanto, me aguantas

¡Te quiero, Samanta!

Honey and Bee

No me lo recuerdes, sé que algunos días soy un parabrisas y otros días soy un bicho con suerte. Como los carriles de hierro fríos dejan viejo musgo en los senderos del campo. El cuervo y el campo de frijol son mis mejores amigos, pero necesito un abrazo. Porque mi corazón se detiene sin ti. Hay algo en ti que me hace sentir vivo. Si el verde salió de la hierba del otro lado (yo haría como un árbol y abandonaría) Pero si te cojo la mano ¿Tus ojos se perderían? (¿Quién sabía que la otra parte podría ser tan verde?) No me lo recuerdes, Soy un parado enamorado del cielo pero eso no es algo claro por lo que cantar, porque cuando las estrellas me envuelven tengo miedo que me olvides en un parpadeo. Persigo la miel, pero no he visto la colmena. Si no me mira, yo ni siquiera lo intentó. Pero aún así mi corazón se detiene sin ti porque hay algo en ti que me hace sentir vivo. Somos la miel y la abeja, el patio trasero de las mariposas me rodeaba. Así que vamos a dejar el llanto para el sauce y verter las lágrimas en el mar. Te lo juro, hay un montón de verduras por ahí que surgen para el aire. Sí, nunca pensé que éramos dos guisantes en una vaina hasta que de pronto floreció.

http://www.youtube.com/watch?v=YyLB6REGsB0

viernes, 10 de junio de 2011

Bueno, al fin y al cabo había pensado que escribir dos líneas sería cutre así que me conformaré con más de cuatro. No lo compartiré con nadie, las palomitas y las películas a las tantas son los mejores momentos para uno mismo. Además, hay algo hoy que me ha llenado demasiado. Supongo que a fin de cuentas te tendré que dar las gracias.


La vida es el mayor espectáculo que puede existir

Rawr

jueves, 9 de junio de 2011

Estoy harta de siempre la misma historia. La pasividad que se respira en el aire envuelta en lágrimas a causa de un cobarde. Por esa enferma necesidad de dar amor que tienen algunos entre sus manos.
Quizás lo que tenga es uno de esos síntomas similares a la esquizofrenia, lo digo por la tensión y esa extraña necesidad de matar a alguien (o a sí mismo)

miércoles, 8 de junio de 2011

No hay manera, siempre llego tarde. Y es que tendréis que perdonarme, pero son ellas con su volar tan alto y descontrolado las que me entretienen. Todavía no me ha molestado, pero espero no perder ninguna oportunidad existencial por llegar tarde.

martes, 7 de junio de 2011

No me mal entiendas, creo que a veces simplemente pido más allá de las posibilidades de cada uno. Pero no es el caso. A veces rebusco entre apuntes y papeles destrozados y me topo con algún trazo que quedó marcado, como la sensación de que las canciones vienen a ti, en el momento adecuado, con la letra perfecta, como si quisieran decir algo. Me encanta el arte, aunque no siempre sé plasmarlo como me gustaría, me gusta grabar recuerdos en papel, me encanta escribir sentimientos, pintar sueños mientras leo algún que otro verso. Eso me gusta, pero más que en mí, me gusta en ti. No hay más belleza que quererse a uno mismo desvalorando lo perfecto, que para eso tenemos sueños y características que nos diferencian del resto. Pero si no te quieres ¿A quién vas a querer? Nadie necesita un soporte ni pilares que mantengan el equilibrio por él, como si levitáramos, la base es importante pero ¿Para qué cimientos si nuestra meta es el cielo? Que el silencio ya no está valorado, que aguardo miles de cosas que piden permiso al tiempo para ser reveladas, todo a su momento, mientras sigamos en el limbo. Aún siento la humedad asentada en mi pelo, parece como si no se quisiera marchar, ¡que más da! Es una sensación que me encanta, un pequeño detalle, ya sabes, contradictorio ya que maldeciré despertarme con mechones descolocados a la hora del sueño. No sé quien lea esto, que pensará, a mi, por la manera rebuscada de decir las cosas me recuerda al Barroco, exactamente al conceptismo, con eso del lenguaje agudo y conciso y la finalidad de embellecer la realidad. Juego de ideas y palabras, algún que otro sentimiento intercalado. ¡Qué no te vas a dar cuenta! Que lo que pretendo decir con esto es que me encanta las pinceladas y las mentes desordenadas, las cosas sin sentido y alguna que otra palabra. No necesito la perfección ni que lo seas, quiero que representes tu propio bienestar, que fortalezcas tu base y te olvides de los pilares. Y entonces será cuando las cosas empiecen a cambiar. No necesito que llenes de cosas si sentido nuestros silencios ni que te bebas todos los sentimientos, simplemente, déjalo estar, con tranquilidad. Que yo sepa nadie ha hecho las maletas y tiene rumbo sin viaje por lo cual nadie necesita aquí velocidad, simplemente tiempo. No es una carrera, no es más que disfrutar. Además, por mucho que le busques la lógica nadie te la dará, no esperes encontrarla, simplemente dale a las cosas el sentido y lógica que tu quieras. ¡Vamos, no es tan extraño! ¿No? Joder, es tan lógico como que el hierro es ligero y las plumas pesan.



Te estabas recuperando y has vuelto a caer, así que rómpeme el corazón si lo necesitas. No puedes recorrer el camino con demasiada resistencia. Sé que tienes muchas dudas pero, por el amor de Dios, no me apartes de tu lado. Esta vez no tienes nada que perder, puedes tomarlo, puedes dejarlo ¡Lo que quieras! No le pondré freno y me marcharé como un tonto o un rey. Estoy seguro de que eres consciente de que los dos tenemos culpa en esto al seguir creyendo durante demasiado tiempo cuando en realidad todo iba mal.

lunes, 6 de junio de 2011

A veces me gustaría tener ya lejos estas malditas cadenas. Me dices que queda poco para terminar pero admítelo, ¡es de locos! Pienso que necesito descansar ya, que no es suficiente media hora al día de estar escuchando música mientras la abrazo a ella. Y mientras tanto existe algún intervalo inexistente en el tiempo, ¡estás loco! Da igual, al fin y al cabo aquí nadie tiene nunca la razón, que siempre gana el resto incluso cuando tengo la razón. Por eso prefiero sumirme en un mundo con bichitos extraños, dormir con los pies del otro lado me está sentando bien, pensar en intervalos de tiempo muerto no está de más. Seguirá siendo mi héroe, aún que pierda la cabeza.

Espejos=Madness

Ahora es cuando trago mis propias palabras. Aunque no es del todo cierto, no han ganado, nadie tiene derecho a pronunciar frente a mí ese malvado “te lo dije”. Es muy sencillo, quizás hace meses, unos cuatro… ¿cinco? Es igual. Hablábamos de la semejanza De las características de las personas. Esa situación tan incómoda de caminar con un espejo a mi lado. Si entonces me molestaba, no quiero imaginar ahora. Me acuerdo como decía que esa situación era incómoda, sin duda, pero que se podía sobrevivir sin roces y ningún choque. Me lo negaban, de un extremo izquierdo al derecho e incluidos los de centro. Imposible, agobiante, frustrante, difícil de formalizar. Estoy de acuerdo con una pequeña parte de esa visión. Es verdad que es frustrante, insoportable, pero no es la persona la que lo hace difícil, el choque no es entre ellas, es con uno mismo, el no poder controlar la situación hace que te agobies, que quieras pasar de la relación. Es difícil, si, pero otra cosa que os equivocasteis, no es imposible si uno quiere.
Siempre y cuando quieras algo, un futuro, una carrera, tener derechos, sentirte persona tienes que intentarlo, y no quedarte en la fase de intento fallido de hacer lo correcto, no, tienes que conseguirlo. Cueste lo que cueste. Eso es la vida, ahora las personas.

¿Dónde estaba yo cuando las fotografías cobraron vida? Cuando todo el mundo decidió irse para comenzar un nuevo día, dónde las sonrisas lentamente morían. Supongo que me distraje con el cielo de caimanes y sus otros animales. Tenía ganas de observar el mundo al revés y perdí el tiempo mientras todos se marchaban. Ya no hay cielo, ya no hay tierra, ya no los separa el mar. ¿Y ahora a dónde voy yo? Si los humanos decidieron barrer los caminos entre escombros y ya no queda más que el silencio y la soledad. Quizás vuelva al cielo de lagartijas para entretenerme con sus torpes carreras. Así quizás olvide de que material está hecho el corazón del hombre.

domingo, 5 de junio de 2011

¡Qué te crees, chaval! Que ni tu ITunes ni tu Spotify pueden hacer nada contra mi banda sonora de gorriones. ¡y encima gratis!

sábado, 4 de junio de 2011

Algún día lo posible se hará imposible y lo imposible posible. Entoces será cuando me de cuenta de que no valió la pena luchar por lo imposible y que debería haber disfrutado un poco más de lo posible. Y será tarde porque para conseguir lo posible tendré que perder el tiempo en algo imposible y no podré disfrutar de las cosas que un día fueron imposibles.
Que sí, que ya lo sé que no soy perfecta. Pero tampoco me molesté en intentarlo

Habitación de agua salada

Anoche abrí los ojos y te vi en un débil destello de luz caminando por la bahía, en la costa, observando las estrellas que desaparecían. Sentía el envejecer de la noche y tú la contemplabas, muerta de frío. Al igual que una persona introvertida me quité la camisa de alrededor de mis brazos, y empecé a temblar violentamente antes de que te dieras cuenta y vieses los túneles a mi alrededor corriendo hacia el oscuro subsuelo. Todos los metros cercanos provocaban un sonido agradable a mi cansado movimiento: la despedida. Con tu oído dentro de una concha marina puedes oir las olas, en las cuevas subterráneas como si realmente te encontraras en una habitación de agua salada.

¿Te puedes creer que la tripulación se ha ido y no me dejaeon inscribirme? Todas mis islas se han hundido profundamente, por lo que no puedo relajarme ni descansar. Me siento cómodo cuando tu mano en la mía, cuando caminamos alrededor de la orilla. Algunas noches, me siento como en casa cuando contamos las luces del barco. Supongo que nunca sabré porqué a los gorriones les encanta la nieve. Apaguemos todas las luces y fundemos este resplandeciente salón de baile.

El tiempo que pasamos juntos nunca es suficiente cuando tú y yo estamos solos, nunca he sentido eso en casa ¿Qué se necesita para hacer o romper este lazo de amor? Necesitamos tiempo, solo tiempo ¿En qué piensas cuando nos separamos? Si esto es lo que yo llamo hogar, ¿por qué porque se está tan solo? Así que dime cariño, ¿desearías que nos enamoráramos? Todo el tiempo, todo el tiempo

http://www.youtube.com/watch?v=iHDRd507yBU

viernes, 3 de junio de 2011

Me podría dedicar a muchas cosas. Podría ser médico y pasarme los días vomitando o con un buen trastorno psicologico, ya sabes, con eso de que no tengo estabilidad personal. Podría ser ingeniera y volverme loca de tantas cuentas, números, cosas ilógicas y paredes. O ¡que coño! podría no escribir sobre esto. En cambio podría hablar de piezas de puzzle ya que tanto las odio. Tengo una familia un tanto estúpida a veces con argumentos insensatos como "es que no paras por casa" o "¿Estás estudiando?". Luego es cuando bromean sobre el maltrato de achuchones que recibe mi pobre gata y se les clavan unas palabras como pueden ser "Por lo menos ella no me pregunta". Tampoco es el tema. Realmente no hay tema. Hay tantas cosas agrupadas por orden que me parecen tan claras que ni hace falta mencionarlas. Y ya está.

miércoles, 1 de junio de 2011

No hay nada mejor que sentirse querido


Claramente no estoy inspirada. Quizás si tuviese que escribir (que lo estoy haciendo) sería un torrente sin sentido, vulgarmente llamado “vomitar palabras”. Bueno, la magia está en por lo menos intentarlo sin tener en cuenta el resultado. Entender a veces el lenguaje de los signos es complicado y más si se trata de los abstractos, esos que apenas podemos ver. Mira, por ejemplo, un abrazo ¿Cuántos significados le puedes dar? Mi respuesta sería dependiendo de la persona. Realmente no es correcta. Puede depender de la persona, está claro pero si no sabes cual es tu relación con ella, mal lo llevas. Un abrazo puede ser fuerte expresando cariño pero a la vez un toque de odio pasajero. Un abrazo suave por el miedo de no encariñarse ni acostumbrarse al roce de su piel. Un abrazo de colegueo, de esos que apenas aprecias. Alguno cariñoso, que nunca están de más. De compasión, sosiego, alegría, tristeza, ganas de llorar. A mi me gustan los que no tienen sentido, ya sabes. A veces me canso, me canso de mi misma, de mi aburrimiento, mi rutina aburrida, mi tiempo aburrido, mis conversaciones aburridas, mi sonrísa aburrida. Todo aburrido. Me canso de aburrirme y tener que aburrirte. Me canso muy rápido, lo sé. Pero últimamente he aprendido algo y es que uno se siente todavía vivo mientras exista una muestra de cariño. No estoy inspirada pero creo que hay mil maneras de decir gracias. Gracias por aguantarme


En la calle un niño roba a un indigente que se esconde de la gente y por vergüenza no levanta la mirada. Y una puta me sonríe porque le hago gracia. Hay una mujer maldita que me habla de ti en el bar que esté un rock n' roll y una fotografía a medias

Lo que más me gusta es el trazo con pincel, seguido de un repaso con Boli Bic y algún que otro manchurrón de acuarela, siempre bien definido. Dos fotografías perfectas con algún que otro detalle mal hecho. Palabras que queden feas siempre que estén separadas. Temas de conversación que a nadie le importan nada. Enredos de cabellos insensatos. Encajes perfectos, alguna que otra risa tras una mirada mal echada.