Pages - Menu

Popular Posts

martes, 31 de diciembre de 2013

Well... Me he despertado con buen pie. Deseando que termine el año y con ganas de desearselo al resto. Tengo mucho que agradecer. A decir verdad, he perdido mucho ¿mucho? He perdido a mis mejores amigos, y tan buenos...  Bueno, me han intentado hacer mucho daño, por suerte eso es pasajero y me importa una mierda. Digamos que más que nunca he aprendido lo que es la hipocresía, quizás deba dar gracias por eso. Pero pensándolo.. ¿cuántas cosas he ganado? Dos grandes amigos, veinticuatro horas cerca mía con tal de animarme. Un grupo de personas que no importa la edad ni de dónde vengas, despertaron mi pasión por la naturaleza [gracias] y me enseñaron lo que es la bondad. He aquí a quién tengo que agradecer es a una maldita hippy come hierbas  que me hizo vivir así. En serio, gracias por haberme dejado entrar en vuestra pequeña comuna y hacerme sentir especial.
También están esos personajes que aparecen cada año, los hay que a los meses, los hay que nunca... Bueno, gente que decides verla el día antes de finalizar el año para ver que nada ha cambiado. Los hay después que tras un año sin hablarte, acabas tomando con él las uvas ¿Por qué? No lo sé. Pero mis favoritos son aquellos que han estado a mi lado sin juzgarme a pesar de las circunstancias. Esos que pasean conmigo por Madrid cogidos del brazo, que me quiere y me lo recuerdan a diario. Aquellos que nos sentamos en el sofá a calentarnos y de repente quiero ver el atardecer y nos acercamos. Por estas personas que mantienen viva y respetan mi locura.
No me olvido de esas que me dan más disgustos que alegrías [y lo que me encantan] La familia está para eso, y para mi, un año más, es una prueba más de que estaremos juntas de por vida.
Este año, he aprendido que no puedes esperar nada de nadie y has de ser autosuficiente. Por ello, no me afecta quien se marche, me afecta quien se quede. Y quien haya decidido desperdiciar su valioso tiempo a mi lado.
Es fantástico volver a reencontrarte con tus viejos amigos, aunque sea para un mal momento como el caso. Me encanta como a pesar de todo siempre dicen ese "si ya sé como eres". Es agradable saber que hay cosas que no cambian, sus niñerías, sus corazones rotos, los sueños que siguen y terminan para otros. A decir verdad, me halaga poder haber compartido el penúltimo día del año no ellos, pero sobretodo me reconforta saber que siempre están allí, y yo para ellos. Aunque a decir verdad, siempre doy los mismos consejos y ayudando les a ellos, me destrozo yo. Quizás me gustaba más estar ciega y seguir con la ilusión del momento. Pero sé que no es así. Que todo tiene un comienzo y un final. Es verdad que las cosas antes de tirarlas, hay que arreglarlas. ¿Qué hay que arreglar? No lo sé. Nada, supongo. Digo que me encanta pero a veces me mata. Por muy malo que fuese nuestro último momento juntos, me gustaría volver a él, para sentirme entre unos brazos que aparentaban preocuparse por mí. Veinticuatro horas. Chin-chin.


Y tengo miedo de volver a amar como te he amado a ti, quería ver pasar la vida junto a ti. Abrázame antes de marchar que tengo miedo ya a vivir. Perdóname, estoy llorando y tú te irás. Perdóname...

domingo, 29 de diciembre de 2013

¿Es pronto para echarte de menos? No lo creo, bueno, sí. No me puede la desesperación. Será un buen año, cargado de ilusiones y espero que de energías, que tendré que soportarlo de visitas por los hospitales... Y hace un mes, hace un mes que me ilusioné. No lo sé ¿Valió la pena?

Claro que valió la pena, estúpida. Disfrútalo mientras dure, mientras no encuentre algo que le haga marcharse


Sabes acerca del tiempo cuanto mas rápido lo ves pasar. Me podría pasar horas en el bar escuchándo por que te negaste a amar y también me podría preguntar quien soy yo para bendecirte con una sonrisa. Luego pienso en el tiempo, en lo lento que va a pasar y en que además, va a ser una eternidad. ¿Sin verte? Quizás. Bueno, es lo que tiene volver a comenzar. Dicen que la vida solo brinda una oportunidad. Y es verdad. Pero hay un factor complementario o margen de error, según la situación. Y eso son las personas. Las que damos, no una, si no mil oportunidades según la ocasión. Nos veremos en otro año, a lo mejor...

sábado, 28 de diciembre de 2013

Curiosamente tras ver una película romántica apenas algo cambia en mi cabeza. Quiero decir ¡por favor! Yo antes era una vividora soñadora y solo había espacio para el amor. Citando a Ewan Mcgregor "el amor es cómo el oxígeno, el amor nos eleva, todo lo que necesitas es amor ". Bueno, quizás uno se haya cansado ya Del jueguecito. Quizás fue suficiente almacenar recuerdos en vano, vivir evitando a familiares o beber hasta tarde cuando al corazón le hacían daño. Es posible. Siempre acabo dando una vuelta con mi pasado, hoy me ha tocado bajarme al barrio a echarme un cigarro, yo tan arreglada, tu tan guapo. Y me contabas que que tal me va, si me voy a juntar con el novio a celebrar nochevieja... Ay, son años de experiencia y conocerte también cuenta para saber que esa pregunta era una indirecta. Pero me gusta tu compañía aunque esperes a que me hagan daño para volver a mi volando. ¿Qué cómo es? Bueno, ea muy tranquilo. Ni el se mete en mi vida, ni yo en la suya, nos vemos cuando queremos y por lo demás... es un cielo. Comprendo que no lo entiendas, ni yo a veces lo entiendo pero puedo tirarme días sin hablarle que se que eso hará que acabe yendo corriendo. ¿Qué cómo estoy dices? Bueno, al margen de los idiotas que rodean a este mundo y se empeñan en hacernos sufrir... soy feliz 

viernes, 27 de diciembre de 2013

Oye ahora no tengo tiempo de ser la bombilla de 100 watios a la que moleste tu polilla asi que si te vas volando te lo agradeceré, echa a volar

jueves, 26 de diciembre de 2013

Trato de escribir, lo juro que estoy delante y no me sale decir lo que tengo que decir. Estaba pensando así en todos los conflictos que he tenido estos días. Bueno, más que conflictos los llamaría dilemas. Anoche me pasé el tiempo arropándote y viendo esa cara tan angelical, preguntándome como habíamos llegado a esto. Se me rompía el alma de verte tan cansada de luchar. Pero todo estaba bien mientras estuviese a tu lado. Y de repente las dudas, cuando todo estaba bien. Por unas palabras que no tenían ni pies ni cabeza, que todo era contradictorio, ¿Cómo que esto no va a seguir? ¿En qué momento cambió de opinión? Si hace un momento... ¿Otro adiós? Por encima estoy yo. Y si tengo que mentir, mentiré.

Bueno, eso es mentira

martes, 24 de diciembre de 2013

La navidad es familia. La familia… es complicada. Pero uno se siente feliz con lo que tiene. La familia son noventa por ciento disgustos, es lo que tiene, pero se compensa con lo bueno. Vale la pena pasar las noches en vela preocupado aun sabiendo que no vale la pena pues no puedes hacer nada. Siempre te quedará el café para mantenerte en pie. La ciencia no puede explicar el sexto sentido que surge tras años de convivencia. Hoy más que nunca, después de quince años, he descubierto lo que es el amor. Amar conlleva mucho dolor, taquicardias, angustia y “que se pare el mundo que yo me bajo aquí”. Nunca he tenido una hermana y menos una hija, gracias a Dios. Pero el mundo quiso enseñarme y me entregó a ella, una persona que he tenido en un día como hoy llorando entre mis brazos y yo con ella. Aunque para llegar a esa situación haya tenido que pasar días, semanas sufriendo junto a ella y encontrarme a mí buscándola como quién busca a un perro perdido. Sólo quería saber que estaba bien. Duele ver a la persona que amas derrumbada sin tener a dónde ir, contando todos y cada uno de sus defectos mientras tú, en tu cabeza, sólo puedes pensar que es perfecta. Y es que haría lo que fuera para verla sonreír. Sabes que la amas cuando entiendes que solo tienes ojos para ella, que el tacto de su mano es suficiente para frenar este ataque de corazón. Me entristece saber que le cuesta ser feliz.  Pero me hace feliz y a la vez me duele saber que mi mundo se para por ti, que le pueden dar por culo a mi vida, mi carrera y relaciones si tú sigues así. Es la familia ¿No? Y supongo que esto es lo más parecido que conozco al amor. Simplemente, eres el mejor regalo que me han podido ofrecer en la vida. No volverá a pasar otro tren como tú.


Feliz Navidad
Cuando te quieres dar cuenta estás entre la espada y la pared. No sabes si está bien la cosa o empezará y acabará mal. Menudo regalo de Navidad. Prefiero mil veces ponerme en la peor situación y pensar que por este error te irás. Aunque a su vez, mi cabeza juega a crear algo de esperanza. Por que no me he sentido tan bien entre unos brazos desde hace mucho, no de esa manera. Y algo me dice que tu tranquilidad me hace tener más claras mis inseguridades. Dime que no te irás

sábado, 21 de diciembre de 2013

A mi vera

Cuando uno empieza a ser consciente de su tipología, crea ciertas limitaciones en su forma de percibir la realidad. Siento que tengo manías, que soy meticulosa hasta el final. Manías cómo tener que caminar siempre en el lado izquierdo. Si llevas zapatillas blancas mejor no me hables. No puedo beberme una copa si no es con dos pajitas, negras, por favor. Realizo una serie de estiramientos felinos matutinos y si duerme alguien a mi vera, preocuro levantarme una hora antes para realizarnos. Para desayunar ceno y ceno el desayuno. Duermo en un universo paralelo, antes de dormir necesito escuchar una canción. Es entonces cuando puedo arroparme con dos mantas, una colcha y ocho almohadas. Es perfecto y si esta a mi vera, mejor aun.

Siempre que vuelvo de entre las piedras me siento igual. Feliz, con una sonrisa. ¿Llena? Si. Poder compartir mi tiempo con las personas que quiero y sienten la misma emoción, no es algo que cualquiera pueda vivir. Y llego a casa con heridas y un malestar personal porque un maldito seis A+ me ha toreado, cuando ya me lo había hecho en el pasado. Llego con la satisfacción de haberme conseguido una vía en la cual la tercera fue la vencida, una vía que me hizo ver cerca el miedo, frente a frente y que nunca abrazar una pared fue tan reconfortante.
Aunque sin duda han sido las experiencias con ellos las que me han hecho sonreír. Su risa, sus abrazos, las bromas que persiguen a las malas experiencias y las ganas de superarse a uno mismo. Todo ello los hace especiales. Y por eso, hoy no hubiese podido invertir mi tiempo en nada mejor.
Con dos o tres copas voy sobrada. Para dejar de lado mis inseguridades, para evitar el miedo o ser quien de verdad quién soy. Llámalo como quieras. Y te diré que me encantas, o me gustas, como haya decidido escribirlo. Pero uno no sabe hasta que punto me condiciono, o quizás si. Como me despierto, baja de ánimos cogiendo el móvil a ver si hay un mensaje tuyo, y si no lo hay me lo invento. Basta pensar en ti. En un fin de semana más o un día al azar. Me condiciono con la paranoia que ha decidido rendir culto a mi vida, en el hecho de saber que de tal hora a tal hora estarás aqui, y si no comiendo con tus colegas, y si no, echándote la siesta. Luego que si estudias o entrenas. Y si eso me pensaré el saber de ti. No por que no quiera si no por que ya fue una amenaza el saber que te agobias para mí. Entonces claro... me condiciono. Pero no para mal. Pero a veces no sé actuar. Y te pienso y no estás, y te hablo y no haces más que reír. Luego, siempre te mando a la mierda y vuelves a reír. Y me pregunto ¿por qué no estás aquí? Por qué no he renunciado a una mañana de tinta puediendo haberme divertido contigo. O por que te mando constantemente a la mierda. Y luego vivo condicionada a ti. Este tequila con redbull me ha sentado como éxtasis en vena: mal. Debería haberme callado y permanecer como tu, fuerte hacia ti. Impasible, que no me gustas, y nunca llegaríamos a estar así. Y otra copa... a ver si decido dejar de escribirte a ti,

jueves, 19 de diciembre de 2013

Tipo 6: NE+A+S

NO EMOTIVO; ACTIVO; SECUNDARIO

NE: Calmado, impasible, objetivo.
A: Metódico y consistente, no se rinde ante las dificultades, de ideas claras y fines precisos.
S: organizado, evita caer en el activismo y supera los imprevistos.

Aspectos positivos:
Calmado y dueño de si, dominio emocional, coherente y veraz
Reflexivo, independiente en sus opiniones, sabe lo que quiere
No abandona, es paciente y respeta los principios ajenos
Objetivo, sincero de inteligencia lenta pero profunda y reflexiva, lógica y razonador.

Aspectos negativos:
Frío exteriormente, impasible y poco abierto.
Sereno y duro cuando tiene autoridad, además de poco comprensivo
Apegado a sus ideales, testarudo, irónico, meticuloso, perfecionista y maniático.
Ritmo de trabajo lento pero constante, apático, autosuficiente
Dificultad en grupo y exagerado


lunes, 16 de diciembre de 2013

You're my secret

Es triste, sin duda. Ha sido un fin de semana triste, tenía el alma de luto por llamarlo de alguna manera. Familia, amigos, amores... Todo mal.

 No quiero volver a pasar por lo mismo, no quiero verte sufrir de la misma manera. Eres lo más cercano que he conocido sobre el amor. Cuando tu mundo se derrumba, contigo va el mío y aunque llores en silencio, por que tienes esa curiosa manía de parecer fuerte ante los demás, yo sé que en este mismo momento, cualquier cosa que te diga yo, o cualquiera, será innecesaria. Una pérdida de tiempo y dinero. Porque no hay palabras que puedan hacerte sentir bien. No esta vez. No otra vez.

No quiero cargarte este peso, no a estas alturas. No me parece justo que tengas que pagar mis errores, que suficiente mal se ve mi cara para que además se contagie a la tuya. No es justo. No soy quien para sentirme atada a hacerme sufrir  y arrastrarte a ti. Quizás después de tanta mierda no pude evitar que me resbalara una lágrima por la cara. Solo una, que no merecía más. No puedo dormir, no sabiendo que piensas que no está bien así.

Ahora no puedo parar de pensar en cómo he llegado a esto. Te he visto colgando de un hilo y yo volviendo al mismo sitio. He sentido rabia, odio y mucho miedo.


Gracias por tus "no, no da igual" y aportarme esa tranquilidad. Por quedarte hasta tarde aguantando mis paranoias y hacer que me ría de ellas. Por hacerme sonreír, aunque ya venga de fábrica, y todas esas veces que me llamas rara aunque aún no me haga mucha gracia. Gracias por dejarme conocerte.

sábado, 14 de diciembre de 2013

Cuando me empolvo la nariz, él empolva sus armas y si intento acercarme, él ya se ha ido. No sé a dónde se está marchando, no sé dónde ha estado. Está inquieto esta noche, tiene un sueño terrible. Entonces nos tumbamos en la oscuridad porque no tenemos nada que decir, solo el latido del corazón. No sé lo que estamos haciendo, no sé lo que hemos hecho pero el fuego está en camino. Por lo tanto, creo que deberíamos correr. Mientras me coloco los zapatos él se coloca el botón de la chaqueta y vamos a salir. Recorrer la costa que permanece clara a ambos lados, no queremos ser vistos, no, esto es un suicidio. No puedes ver las cuerdas. Y no hablaré con mi madre, será mejor si ella no lo sabe y él no le dirá a su gente porque ellos ya son fantasmas. Por lo tanto, nosotros sólo tenemos que mantenernos entre nosotros tan seguros como nos sea posible hasta que nosotros alcancemos la frontera, hasta que maquinemos nuestro plan para correr ¿Te quedarás conmigo, mi amor, para otro día? Porque no quiero estar sola cuando esté en este estado ¿Te quedarás conmigo, mi amor, aun siendo viejos y arrugados? No quiero estar sola cuando estos huesos decaigan

viernes, 13 de diciembre de 2013

Sombras se instalan en el lugar que dejaste, nuestras mentes están perturbadas por el vacío. Destroza la parte de en medio, es una pérdida de tiempo, desde el principio perfecto hasta la línea de meta.  Y si aún estás respirando, eres el afortunado porque la mayoría de nosotros seguimos cargando con pulmones dañados, prendiendo fuego a nuestras entrañas por diversión. Recogemos el nombre de los amantes que salieron mal.  Somos la [juventud] imprudente, somos la juventud salvaje. Perseguimos visiones de nuestros futuros, un día destaparemos la verdad: que uno muere antes de alcanzarla.  Y si aún estáis sangrando, sois los que son afortunados porque la mayoría de nuestros sentimientos, están muertos y están olvidados. Recogemos fotos de la inundación que arruinó nuestro hogar, y tú lo provocaste. Bueno, lo he perdido todo, no soy más que una silueta, una cara sin vida que pronto olvidarás. Mis ojos están mojados por las palabras que dejaste sonando en mi cabeza, cuando me rompiste el pecho. Y si estás enamorado, entonces eres el que es afortunado porque la mayoría de nosotros estamos amargados por alguien. Para distraer nuestros corazones de jamás echarlos de menos pero yo siempre estoy echándolo de menos.


 Y tú lo provocaste
¿Sería arriesgado afirmar que la fe se ha acabado? La gente ya no cree en nada, ni en su propio destino, incluso en si mismos. Parece que viven por vivir. Siempre viene la excusa de "me harán daño" pero creo que cuando uno llega a ese punto de resignación, de no querer saber más, que ni siquiera quieran amar, es que han puesto a punto su sentencia de muerte, han asesinado su libertad.
Es verdad, que viendo el panorama uno se cansa de seguir, hacer caso siempre a las mismas personas y hacerse siempre las mismas preguntas. Uno se harta de hacerse sentir bien a uno mismo para que luego no vean más allá de un saco de huesos y piel. Podría hacer de mi la mujer más delgada del mundo, o la más tonificada que daría igual mis rasgos de personalidad o mi propia mirada. Si estuviera gorda, quizás. Estas loca, me dicen. Siempre son los mismos argumentos, estás fatal, tienes otra perspectiva, ahora mismo te besaba.

Cambiemos el ambiente, entonces las palabras cambian, esta muchacha es retrasada, que ingenua es, ahora mismo la ponía mirando a Cuenca.

 Es muy gracioso. Es curioso y muy, muy divertido ver como las personas cambian según la compañía. Creo que me voy a tomar un descanso de tanta gilipollez, o mejor dicho, de los mismos gilipollas de siempre. Luego me dicen, "si sabes que haces mal, tu sabrás en los fregaos que te metes". En realidad, no sé por que digo que hago mal. Qué coño, hago lo que me da la puta gana. Y estoy harta de haber recibido durante todos estos años más que críticas poco constructivas sobre mi personalidad. Piensas mucho, me decían y yo me pregunto ¿A ti qué más te da? Es mi problema el querer tenerte o no en mi cabeza. Deja que las cosas fluyan, me exigían. ¿Y qué hago no más que dejar que las cosas ocurran? Pero dados con estas actitudes pesimistas, me voy a dar el lujo de decir que na, no me voy a arriesgar. Ya me sé el final entonces, ¿Para que voy a empezar?

Sigo a lo mío, al fin y al cabo, vaya a donde vaya, me mire quien me mire siempre acabaré siendo un O.S.

martes, 10 de diciembre de 2013

Me dicen y afirman que estoy condenada. Yo que me iba a echar pa'trás si veía mal tiempo. Ahora no me puedo dar la vuelta y hacer como si nada. En realidad, tampoco quiero, pero no quiero sentir que te pierdo. Demos le un tiempo al tiempo, a ver que cuenta detrás de esos ojos. A ver si a lo tonto, hay una mejor para ti. A lo mejor, con la tontería, nos matamos y esto llega a su fin. O quizás te mantengas impasible ante las circunstancias. Como me haces ver, como me hacer creer. No lo sé, que fluya. Que no soy capaz de entenderlo ni sumarle lógica que valga. Hasta entonces, desconecto de este mundo, tanto que creo que necesito una resaca de pasarme de ti.
Escucha gritar a mis ojos, que también saben necesitarte cuando te ven y no encuentro palabras para pedirte que te quedes. 




 Ya me caí por el túnel, seguía mi olfato el camino de ese perfume hasta llegar al final infinito del bosque donde solo hay silencio, donde nadie nos oye. Te veo aparecer cuando se hace de noche, las flores y los arboles se tiñen de bronce, estamos rodeados de estrellas de colores y empiezo ha acercarme para verte. ¿Quien eres tu? nunca había visto algo, tan especial tan infinitamente humano, es de cristal, y se rompe con las manos, a lo mejor no podemos ni tocarnos. Y no se que pasó luego, solo que desperté a la otra orilla del lago y con los ojos cerrados y con los labios salados, no supe si estabas cerca, o lo había soñado..no se. He vuelto tantas veces a ese sitio del bosque, buscándote luego, bailando entre robles, sospecho que animales nocturnos te esconden, no quieren que me acerque para que vuelva a decirte que.. ¿Quien eres tu? nunca había visto algo tan especial, tan infinitamente humano... Se que todo es mentira, pero no me lo digas, no me lo digas todavía, que la ilusión aun me hace compañía. Mira, no distinguía realidad de fantasía y así me iba, de las nubes para arriba. Vienes a clavarme tus huesos de alfiler ahora que mi corazón no puede pagarte el alquiler de tus costillas, te dejo a deber tres mil cosquillas que se fueron por la planta del pie. Amores flacos, de piernas que se enredan, se anudan, de besos que no saben donde caben y se fugan, porque tú eres solo huesos, delgado como el viento. Cuando te busco te acabo perdiendo. Pero éramos tan fáciles, químicos y frágiles. Pájaros que escapan de su jaula y qué difícil es separarse cuando todo esto encaja. Oye escúchame bien, no tengo nada que perder, vamos a clavarnos los huesos y darnos los besos que ayer te negué. Así salté por la ventana imaginando que volaba y ya ves, las heridas me las curas después. Porque el tiempo es la mejor medicina, pero tú estás tan cerca que me clavas las espinas, con las luces de tus ojos encendidas no habrá quien se duerma, ni yo que sueño enseguida mira. Amores flacos son eternos y fugaces, de esos que matan y nos hacen inmortales, hoy romperemos los cristales que protegen nuestros corazones frágiles. Si alguna esquina se rompió, fue en un despiste eléctrico.

lunes, 9 de diciembre de 2013

La vida esta llena de sorpresas ¿no crees? Como un día tan simple puede volverse tan especial por dos o tres palabras. Dos o tres palabras que te hacen volver a ese pasado del que creías haberte deshecho. Qué que tal estás, que me preguntan mucho por ti y no sé que responder. También me preguntas en que momento decidimos perder el contacto. Quizás fue el día en que me di cuenta que no teníamos futuro pero tampoco final. No lo sé. Pero vuelves a mi diciéndome que me quieres, que no te malinterprete pero te diste cuenta con el tiempo de que era una buena persona, y te habías portado mal. Que odiaste cuando decidiste alejarte de mi y que quieres que me de cuenta de que te arrepientes de todo ello. Soy importante para ti. No quieres que me olvide de ti. Tampoco tenía planeado hacerlo.

Y me hablas de él, te hace gracia su comportamiento y que eso es que no me mereció. Cuantas veces habré escuchado eso. Por suerte, ahora tendrás algo que decir de mi. Diles que no fui feliz. Que ahora tengo todo lo que necesito. Disfruto de la compañía de grandes amigos, busco aventuras para sentirme viva, estoy encantada con el rumbo que he cogido y que tengo a alguien en especial en quién pensar por las noches. Pero no les digas que me dolió cuando lo hablamos. Ya ha pasado, es pasado.

domingo, 8 de diciembre de 2013

No sé si te das cuenta, amor —e hija de puta algunas veces veces—, de que cada día que no pasamos juntos es un nuevo mundo en el que nunca sale el sol. La gravedad tiene otra ley, y me sostengo siempre entre la soledad de una cama vacía y el cielo, donde pienso que debes de estar escondida tú. No esperes que te diga "ven", porque me han dejado afónico todas esas veces que se lo dije a alguien y se fue. De la vida no sabré mucho, lo fijo casi todo como hago con la mayoría de las sonrisas, pero intuyo que tendría más sentido si estuvieses aquí. Habré visto demasiadas películas de amor, quizá. También es cierto que nunca
terminé de leer Romeo y Julieta porque ya me sabía el final. Aquel suicidio me recuerda a la distancia. Los kilómetros saben pegar, y además donde nos duele. Escucha gritar a mis ojos, que también saben necesitarte cuando te ven y no encuentro palabras para pedirte que te quedes. He edificado todo un laberinto con las excusas que he puesto para no volver a intentarnos, y es que me da miedo que seamos de usar y tirar, y que todo lo que siento pueda sentirlo por cualquier otra. No quisiera brillar unos segundos y apagarme, ¿lo entiendes?, ni ser como esa colilla muerta en el cenicero que alguna vez sostuviste en tu boca. Carga el arma y dispara, corazón. Dispárame hasta que te duela también a ti. Te prometo que no voy a gritar, ya estoy acostumbrado al dolor.


 En un mundo de Grises

sábado, 7 de diciembre de 2013

Y la verdad, después de haber descansado un par de horas y haber sentido los pies, me retracto en una felicidad que empieza a formar parte de mi vida. Creo que me gusta. Llevaba tiempo sin pisar la naturaleza, que lo hay en la ciudad no se puede llamar así, tanto, que no se si me estoy poniendo moñas por ese motivo. He salido con la sensación de que podría pararse el tiempo, secarse me los calcetines y no necesitar nada más que la compañía de los que me rodeaban. Me encantan mis amigos, los amigos de mis amigos y los amigos de los amigos de mis amigos. Me encanta llegar a casa habiendo conocido gente que disfruta de la misma manera que yo o llevándolo a otros extremos. Y son gente, que no simplemente han estado ahí para echarse unas risas, son personas con las que seguirás manteniendo algún tipo de contacto. Salgo feliz aún sabiendo que más de uno hubiese deseado que me tragase la nieve con tal de no seguir escuchándome. Porque día a día, con cada escapada que hemos hecho y las que nos quedan, nos vamos conociendo un poquito más. Y creo y espero, que me aguanten tal y como soy, aún con mi estúpida manía de ir siempre por la izquierda, sean cuales sean las circunstancias o mi imparable necesidad de discutirlo todo y saltar a la defensiva. Sé que se rien conmigo, y a veces de mí cuando me caigo o voy embalada sin hacer caso. Pero ante todo sé que cuentan conmigo y disfrutan de mi compañía, que me soportan tal y como soy y no puedo evitar reservarles un cachito en mi corazón. Me sacan de mi monotonía y posiblemente, sin ellos, no volvería a ser yo. No es cuestión de estar únicamente en contacto con la naturaleza, es también de con quién tienes la suerte y amabilidad de compartirla.
Winter Has good Things




viernes, 6 de diciembre de 2013

Mientras siga siendo igual, mientras no cambié tal y como es... Es perfecto
No debí saber quién eras,no debí contar mis penas. Noviembre es siempre triste y tú viniste proponiendo guerras. Qué cosas se te ocurren, tú siempre tan concreta: y si volvemos a empezar, ¿qué tal?. Yo sin saber dónde mirar, … y tú tan guapa. Que yo te vi primero, sobraba lo demás y cuando menos debo te vuelves a cruzar, se cae el mundo al suelo, que tengo lo que tengo, debo lo que debo y quiero lo que quiero. Como si no hubiera pasado el tiempo y fuera ayer, voy a acercarme lento esta vez, yo ya sabiendo que te irás, Ya verás como me olvidas, y te encuentro en cualquier bar pegando saltos de alegría, y me dices que lo nuestro no era lo que merecías, seré cosas que se cuentan, vueltas de la vida...

jueves, 5 de diciembre de 2013

Botellas rotas en el vestíbulo del hotel, me parece que estoy asustada de no sentirlo otra vez. Sé que es loco creer en cosas tontas pero no es tan fácil, lo recuerdo ahora. Me lleva de vuelta a cuando todo empezó pero sólo me tengo a mi mismo para culpar, y lo acepto ahora, es tiempo de dejar ir todo, salir y volver a empezar, pero no es tan fácil. Y en mis sueños me encuentro los fantasmas de todas las personas que han venido y se han ido. Los recuerdos, parecen aparecer tan rápido, pero te dejan demasiado pronto, mi maldad está simplemente mirando al cañón de un arma de fuego. Y lo creo, creo en que tengo grandes esperanzas. Me llevan de nuevo a cuando empezamos. Cuando lo dejas ir, sal y vuelve a empezar otra vez. Grandes esperanzas, cuando todo llega a su fin pero el mundo sigue girando...


Ella te va a mentir y te va a robar, te suplicará de rodillas, te haré pensar lo que ella significa en este momento para ti. Ella cavará un hoyo en ti, es lo único que no podrás remediar pero aún la amo, no me importa nada. Cuando éramos jóvenes, hicimos lo suficiente, cuando hacía frío nos abrigábamos. Es mejor sentir dolor que nada en absoluto. Lo contrario al amor es la indiferencia así que presta atención, me voy a parar en el balcón a gritar y no dejaré de hacerlo hasta que bajes de allí. Y no te culpo querida por haber huido como, lo has hecho en todos estos años. Haría lo mismo pero mejor, creo, y las señales de la carretera dicen que estamos cerca, pero no leo esas cosas. Nunca confié en mis propios ojos Así que mantén tu cabeza en alto, sigue con el amor

martes, 3 de diciembre de 2013

Lo bonito siempre es empezar 


Y asi nos va

Necesitaba profundizar, saber más y desenmascarar a nivel personal por que hay tanta injusticia. Encontré la respuesta: hipocresía. Hablábamos del Cristianismo, una religión extendida por todo el mundo y en la que basa nuestros principales comportamientos éticos. Rara vez me meto en temas como estos, creo que es necesario respetar todas las creencias pero, o yo estoy muy mal informada o aquí las cosas no me cuadran. Nuestra querida profesora hoy, nos contó acerca de esta religión, como se fundó, en que o quién creían y ante todo sus principios. Algo resonó contradictorio entre las paredes que debería estar ocupando mi cerebro. El cristianismo cree, afirma y predica que todo hombre, independientemente de su raza, color o tamaño de pie es igual a ti y por lo tanto, tu hermano. El cristianismo es una religión abierta y ya ahí, tuve que reírme. Corrijan me si me equivoco, pero por lo que tengo entendido las diferencias entre Cristianismo y Catolicismo son mínimas. Los Católicos rezan, los Cristianos oran, los Católicos creen en los Santos, los Cristianos en Jesús, los Católicos necesitan de un papa, una entidad mayor, los Cristianos que no, que solo Dios.

Y si estas diferencias tan mínimas hacen concluir que, por el resto sus principios son iguales, me pregunto yo ¿Quiénes son iguales? ¿Los humanos? ¿De verdad? ¿Todos? ¿Por igual? ¿Y ese negro marginado? ¿Y esos Gays abrazados? ¿Y las lesbianas del fondo? Un momento... Esa mujer que abortó por que no tuvo más remedio... ¡¿También?! No puede ser. En este mundo reside una hipocresía que a mi gusto, no consigo entender. Me he criado en el Catolicismo desde que tengo uso de razón pero no lo comparto. Si, ha progresado mucho, sin duda, en la parroquia de mi barrio el sacerdote es Africano y su monaguillo de América del sur. Ya no hay tanto racismo al parecer. Pero el negocio que hacen de todo esto me parece un hecho criminal. ¿Cómo es posible que, si abortas, te excluyen de la Iglesia, pero si vas a las cabinas donde iba a acudir el Papa a confesarte, se te perdonan todos los pecados? Dinero, interés, gente con esperanza, pobres ignorantes que creen en aquellos que aprovechan el poder. Y así nos va

domingo, 1 de diciembre de 2013

En un mundo de grises

No es domingo sin ti, o conmigo, que estaría tan solo que te rescataría, por probar, o por arañarme, tanta distancia y tantas ganas de tu boca. Yo es que me sé el diccionario de tu silencio de memoria. De carrerilla, puedo pintar tus labios sobre mi boca y hundirme. Emborracharme por el hecho de haber olvidado si tus ojos eran más azules o más negros. Si tu sonrisa se parecía más al infierno o a la cerveza. Se nos han quedado muchos orgasmos pendientes. Te hacía el amor declarándole la guerra al mundo. Que venga alguien a decirme que no puedo soñar despertándote cada mañana. Serás mi salvación y mis ruinas. Me abrazaré a tus caderas cuando me suelte la esperanza. Knock, knock, knocking on Heaven's door, y te abrías de piernas. Ojalá no me robe la intimidad otro cuerpo. Yo te prometo finales felices al comienzo, y durar lo que tardan en acabar los infinitos. Hazme caso. Encuéntrame en la misma desesperación de siempre, yo soy a quien llevas tantos daños buscando.


 Te fumaba, amor, te fumaba en ocho caladas y te apagaba en mi cuerpo, jodiéndome a quemaduras, por eso ahora estoy marcada de cicatrices que sólo hablan de ti. 

 Que podría romperme sin dejar de sonreír. Y también no pedirte que te quedes, aún sin saber cómo seguir si te vas. Podría tropezar a cada paso, estando en el mismo lugar. Y curarme lo suficiente para que sin dejar de doler no me sangren las heridas. Puedo mentirme, pero no creerme. Te diré que todo va bien, pero luego me callaré la tormenta y el naufragio. Me ahorré el cambio de tus gustos por mis manías, y me diré al verte con alguien, simplemente, que no estás conmigo, porque duele más pensar que te están abrazando otros brazos que pensar que no estás con nadie. En qué momento sumar los errores se convirtió en restar la distancia. No sé cómo terminamos siendo distintas esquinas de una misma calle, llena de todas esas veces que no pudimos mirarnos a los ojos. Lo hicimos mal, como el invierno con las rosas. O como las segundas partes que nunca fueron buenas. Y es que cómo acabar cuando aún todo parecía el comienzo. Cómo despedirse en la antesala de un orgasmo. Cómo decir adiós, en lugar de morderte la boca. Es tan difícil retirarse a tiempo de la partida, recoger la ropa antes de que la moje la lluvia, huir de la catástrofe, sobrevivir cuando ya me habías disparado. Es una pena, pero me gustaría que para llegar a la superficie no tuviésemos que tocar antes el fondo, y darnos cuenta entonces de lo lejos que estamos de volver a estar cerca de alguien. Porque en realidad la distancia nunca fue otra cosa que no saber cómo acercarme, ya dolido del contacto, de tantos cuerpos y de todos aquellos portazos, banda sonora de no sé cuántos insomnios. He perdido la cuenta. I drive fast, I am alone in the night. Been tryin' hard not to get into trouble, but I I've got a war in my mind So, I just ride. No me preguntes a dónde voy
Y sé que esconderse no es la solución. Tampoco lo es esquivarlo, ni negarlo. La solución es no ilusionarse, así no dolerá tanto al caer. Es dejarse llevar y no cerrarse a la tormenta que pueda conllevar.