Pages - Menu

Popular Posts

domingo, 27 de noviembre de 2011


No voy a buscar culpables ya que si te dejas influenciar es únicamente tu problema. Creo que la literatura me ha vendido muchos cuentos que realmente nunca pasarán. Me paso los días escribiendo de manera indirecta a alguien pero ¿Y ese alguien? Escribo una novela donde aparece ese alguien ¿Dónde está ese alguien? No lo sé. Quiero decir, si lo sé pero… Es complicado. Me encanta la felicidad de mis amigos, la magnífica manera de compartir el amor y se les ve así, muy enamorados. Algunos simplemente se dedican a compartir sus días sin apenas haber un mero sentimiento. Lo normal sería que ese alguien, supiera todo sin saberlo. Que en tus peores momentos estuviese allí para socorrerte, que supiese que te escondes en la última rama de aquel árbol para estar sola, que cuando te enfadas vuelves rápido debido a tus inseguridades. Una persona que solo con mirarte no dudaría en pedirte que te quedaras un ratito más, que sabe todo aquello que te hace ser quien eres, una persona que busca tu silencio si lo que quieres es no hablar. Alguien a quién te encontrarías esperándote en tu portal en una noche de invierno…. Sabiendo que puede contar contigo. La teoría/hipótesis está bien realizada, ahora solo hace falta ponerla en práctica.

lunes, 21 de noviembre de 2011


Ayer escribí mucho. Quizás fueran insensateces innecesarias pero me hicieron comprender que ne la vida no se puede estar quieto. O lo tomas o lo dejas, nunca esperes a que alguien lo haga por ti. Quizás no seas perfecta pero solo tu puedes hacer de ti mismo un héroe. Para no compartirlo. Para hacerte feliz. Hazte sentir bello. Aún así son tiempos difíciles, para todos, no para aquellos que están celebrando, a veces dudo de si celebran una derrota o una victoria. Acabó aporreando paredes hasta hacerse daño, insultando a quien se encontraba en su campo pero faltaba algo, necesitaba volver a ese lugar que conocía como la palma de su mano... Allí donde solía gritar.
Sé que escondo cosas pero esas son las que me hacen ser lo que soy.

domingo, 20 de noviembre de 2011

You are not human


No podemos volver atrás, por eso cuesta elegir. Hay que tomar la decisión correcta. Mientras no elijas, todo sigue siendo posible. Todo podria haber sido otra cosa y hubiese tenido el mismo sentido. Tú no existe y yo tampoco. Solo existimos en la imaginación de un niño de 9 años. Somos imaginados por un niño de 9 años que se enfrenta a una elección imposible. En ajedrez se llama zugzwang cuando la única jugada posible es no mover. El niño lo está desmontando. Ya no lo necesita más. Antes era incapaz de hacer una elección porque no sabia lo que iba a pasar. Y ahora que sabe lo que va a pasar es incapaz de hacer una elección

Necesito otra historia, algo que sacar de mi pecho. Mi vida se ha tornado algo aburrida, necesito algo que pueda confesar hasta que todas mis mangas se hayan tornado rojas. De toda la verdad que he dicho viene por honestidad, lo juro. Pensé que habías visto un pestañazo, no, he dicho la verdad, así que… Dime lo que quieres desde aquí, algo como cuando eran aquellos años enfermo de tanta falta de sinceridad. Así que expondré todos mis secretos ante todos, esta vez, no necesito otra línea perfecta, o me importa si lo críticos nunca saltan, yo voy a exponer todos mis secretos. Dios mío, es increíble que hayamos llegado tan lejos. Es como si estuviésemos detrás de todas esas estrellas que están manejando grandes coches de lujo. Y cada día que veo las noticias todos los problemas que podríamos resolver. Y cuando una situación sale a la luz solamente escríbelo en un álbum. A mi realmente no me gusta mi estilo, no, así que… Oh, no tengo razón alguna, no tengo vergüenza, no tengo familia a la que pueda culpar. Solamente no me dejes desaparecer, Yo te voy a decir todo así que dime lo que quieres oír, te voy a exponer todos mis secretos...

Me gustaría ser pez o incluso ave. Cualquier ser vivo independiente del suelo pero atado a otro medio. Agua, aire... Mis dos elementos. Me gustaría mover mis torpes aletitas a contracorriente, sin rumbo y olvidándome cada dos segudos de dónde estoy. Me gustaría agitar mis alas y llegar a sitios lejanos evadiendome de todo lo demás. Me gustaría ser un pájaro o un pez pero con razón humana para poder hacer las cosas con un motivo. Me gustaría olvidar un poco lo que pasa a nivel global. Me gustaría olvidar lo que pasa a nivel personal. Y respirar de otra manera incosciente de si sube la marea. Y encontrarme en lo alto incosciente de lo que pueda suceder abajo. Simplemente vivir de otra manera, no como yo
Just need breath something else...

Ya era hora de volver a casa pero algo la decía que no quería atravesar el portal, necesitaba caminar y no estar tumbada en una cama. En la calle no había nadie a pesar de un indigente que la pidió un cigarro. Hacía frío, no eran maneras de ir vestida a esas horas. Pero es lo que quería, andar sin rumbo por aquellos barrios que por la noche son peligrosos. Quizás quería ser un poco masoquista y esperar a ver qué pasaba o quizás simplemente quería hacerse valiente o le daba igual. Opto por la última opción. Yonqui que miraba sus pasos como si fuese lo único que podría ver, se aferraba a su cuerpo al sentir el frío en su piel y estaba aturdida, con ganas de evadirse de la realidad. No son los problemas lo que la consumen, es ella misma que se esfuma con cualquier excusa. Paciente de descofrenia incapaz de aceptar su enfermedad. No le apetece sacar un papel ni subir a su casa a por su último porro. Prefería quedarse vagabundeando por las calles con paso desequilibrado y con el frío golpeando su cara. No se siente culpable pero si algo perdida. Por
que nadie entiende las cadenas que lleva ni el peso que carga, aun así quiere más, quiere que la vean caer por eso decidió tomar la faceta de héroe. Héroe obligado. Nadie se lo ha pedido pero nadie es consciente de que era necesario. Héroe obligado que se sienta en cualquier banco con la mirada perdida. Siempre lleva 100ml de Vodka en el bolso por si la situación lo requiere. Nunca se ha preguntado quien lo salvará a él, le tocará adoptar el papel de ensimismado. Pero este héroe, esta chica, a veces quiere olvidar. Y dicen que él alcohol y las drogas no ayudan. Claro que no lo hacen, no siempre va a buscar en ellas la respuesta, ¿tú sabes? No lo sabes. Realmente nadie sabe nada. No saben que son tonterías, que hay cosas más graves en la calle. Que el día en que se queden sin trabajo y vean su futuro negro querrán quejarse. Pero no lo harán por culpa de lo que han derrochado en estas tonterías. Un día querrán encontrar una respuesta y no encontrarán más que mentiras. Es lo que toca, diría yo. Bueno, ella, ¡no! Quiero decir… Da igual. ¿Qué quiere ahora? ¿Qué a que viene todo esto? Bueno, será cosa de ella ¿No? Puedo adelantar
que nadie se va a sorprender. ¿Qué porque lo hace? Por muchas cosas pero hay un único motivo en especial. Cómo no. Un secreto. O simplemente algo que no merece la pena ser nombrado. Al fin y al cabo, nadie puede saber de ti o mejor dicho nadie te va a conocer del todo. Sé que todo esto no ha sido casualidad, no creo en ellas, creo que la vida se basa en una mezcla de Karma y efecto mariposa. Ella está siempre allí para romper esa cadena y ponerse en medio. ¡Ah! Cómo es tan egocéntrica… Le encanta llamar la atención. ¡Oye! Que nadie haga caso a estas palabras que simplemente es para hacerse la víctima y que no deje de sonar el teléfono. Podría decir que es fácil de entender pero, ¡ais! Se me olvidaba que hay una pequeña información olvidada. Entonces el puzzle no concuerda. Yo puedo ser cobarde, de hecho lo soy, puedo correr, de hecho lo estoy haciendo. Pero ni tú, ni tú, ni aquel lo pueden hacer. Porque tienen a alguien que les retenga,
puede ser ella, él, cada uno sabrá, incluso yo, que en una semana he parado a dos personas. A ella nadie lo va a hacer porque quizás sea “débil” pero puede sacar fuerzas simplemente para no quedarse aquí. Y aquí concluye su discurso, ahora la preguntas es ¿Por qué? ¡Maldita yonqui que busca sorbos en vasos vacíos…

jueves, 17 de noviembre de 2011

Too beautiful to die, too wild to live

Todo era perfecto. Lo que no asimila es que ese "era" viene vinculado al presente. Todo es perfecto. A lo mejor pasa largas horas frente a miles de papeles que no hay quien entienda, quizás grite de rabia por no poder entenderlos y entre en cólera porque de nada sirve su esfuerzo. Tomará la decisión de tomarse un buen baño caliente y evadirse. Pero eso no bastará, quiere ser una persona fuerte aunque no es fácil, para ella es sencillo sonreír y sentirse feliz, porque lo es pero tiene un pequeño defecto de fábrica. Y es que pronto la abruma la soledad. Es estúpido ya que para conseguir el noventa por ciento de su felicidad alguien debería desperdiciar horas junto a ella. Eso no puede ser. Ella no es el centro de atención del mundo pero tampoco es esa su intención. Se desespera solo de sentir el vacío en casa, cuando era pequeña le encantaba sentirse sola. Ahora enciende la tele o escucha música por todo lo alto, pero sola y con una sensación fría en su cuerpo. Simplemente le gustaría que alguien la contemplase mientras pasa horas de esfuerzo entre tachones y palabras, si, simplemente mirarla. No sabe porque, yo supondré que es porque le encanta la sensación de ruborizarse. Porque no entiende como alguien puede verla hermosa aún con el pelo revuelto y el desconcierto en sus ojos. Le gusta porque significa que no es un desastre, por lo menos para alguien y ese alguien, su héroe hará lo que sea para convencerla incluso a ella, no al mundo, solo a ella. Porque ella es quien importa, no le que piensen los demás, ni siquiera él. Pero él, ¿Quién es él? No existe, no hay quien le de un beso de buenas noches ni la arrope con sus brazos bajo la manta. No está. Y ella sigue intentando averiguar porque son polares a apolares estas moléculas.

Sigo perdiendo la cabeza mientras ignoro que no está pasando nada.

miércoles, 16 de noviembre de 2011


Me preguntaba que es lo que hace a una persona especial. Más de una vez he visto como el tiempo se llevaba a personas que realmente me importaban, unos con viajes, otros con la muerte. Acostumbro a mirar a través de la ventana con la esperanza de poder ver a un pájaro volar. Pero se me olvidaba que no lo hacen de noche y menos en las de invierno. Entonces me es imposible sostener un café caliente entre mis manos pero si un buen vaso de whisky con hielo. Soy adicta en mis peores momentos, nunca en los buenos. Me preguntaba cómo debe ser una persona para hacerte llorar. No lo sé, tampoco recuerdo una noche más fría que la de ayer. No recuerdo nada más que la angustia de no saber sentir nada. Aún pienso que he hecho para merecer esto sin hablar de un sentido estricto. Quien dice que me merecía un abrazo en ese momento o unas palabras que no tenían para mí sentido. Afirmaría sin ninguna duda que sirvió para algo. Aunque no me siento orgullosa. No porque ahora tengo un miedo más al que entrenar. Y ya son muchos mustangs corriendo por mi piel.

martes, 15 de noviembre de 2011

La vida da vueltas. Un día estás en lo más alto, a la semana siguiente te encuentras rozando las alcantarillas. Siempre se trata de extremos, nunca de términos medios. Acostumbré a acallar los silencios esperando que un día quizás se evadieran de mi mente. Eso no funcionaba y mis vías de escape se cerraban. No era momento de huir, no cuando puedes chocar contra una de las cuatro paredes. Y cuando estás fuera te encuentras con un grupo de personas que sabes que no quieren lastimarte y no lo hacen. Pero quieres correr. Sigues queriendo hacerlo. Pero si corres vas a chocarte pero esta vez no va a ser contra un muro, más bien contra alguien. Alguien que al parecer va a retenerte porque sabe que aunque cojas un tren o desaparezcas así no arreglarás nada. Menos si los problemas provienen del interior, de una cabeza atormentada desde hace meses que sueña, piensa y nunca cumple su palabra. Porque cada mañana que despierta rompe sus promesas para hacer otras nuevas, se siente como una romántica sin esperanza que oculta su verdadera cara. Pintemos alguna que otra sonrisa que las personas andan algo engañadas y desvelemos las cartas que nadie se atreve a poner encima de la mesa. Todos andan perdidos, desengañados de antiguos romances que pasarán a la historia pero siempre, con esa chispa de esperanza. Algunos romances están muertos, mejor dicho, algunos sentimientos. Ignoro la existencia de ciertas palabras, no mientra hayan perdido su significado...

No hay mejor cosa que un café por la mañana, con su espuma, su calor. Estaba pensando en tantas cosas, como por ejemplo que llevo puesta la camiseta de una persona de la que no me siento orgullosa o de lo fascinante que es poder pasar el tiempo con alguien. Esa sensación de salir a la calle y poner los pies en marcha porque solo tienes un ratejo y quieres andar. No lo haces sola, esta vez estás bien acompañada. La noche es ensordecedora cuando el silencio está escuchando. Estoy de rodillas y sé que falta algo porque en el fondo de mi mente se están llevando a cabo cosas en las que confío pero elijo ignorarlo porque siempre estoy negándolas.
Soy un poco maniática cuando no es como lo planeo porque empiezo a perder la cabeza y luego me levanto en pánico. Recuerda, cuando éramos niños y siempre sabía cuándo dejarlo ¿Estamos negando una crisis? o ¿tenemos miedo de admitirlo? No lo quiero saber. Sólo quiero correr hacia ti y romper las cadenas y tirarlas a la basura. Sacudir el polvo que me oxida ya que más pronto que tarde, necesitaré un salvado…
Nada cambiará si quieres que se mantenga igual, realmente lo odio, pero sé que es difícil de elegir si estás encadenado. Cuando todo se puede controlar, porque no tienes nada más para sostener, te vuelves más y más fuerte, pero cada vez es más difícil dejarlo ir. Déjame plantada y tal vez no seré tan pequeña, libera mis manos y pies y tal vez no siempre caeré…

sábado, 12 de noviembre de 2011


Uno a cinco, estoy media viva, seis a nueve, me comporto incorrectamente
Diez a doce, no soy yo misma, por millonésima vez…

Sin importar el clima nunca hay un descanso
Conquista una escalera, después deslízate sobre una serpiente
Lloré hasta que mi río se convirtió en un lago
Y me pregunto ahora, antes de que sea muy tarde
¿Cómo me puedes salvar cuando estoy enfadada?
Razones que nunca sabré

¿Cuántas veces se moverá el reloj?
¿Cuántas veces mis manos pueden golpear el suelo?
¿Cuántos ataúdes antes de que haya una corona?
¿Hasta dónde caeré hasta que la alarma suene?
¿Cómo es que me amas cuando soy fea?
Supongo que sólo puedo esperar

Radicalmente los actos y las situaciones hacen que una persona deje de ser lo que era. Empiezan a surgir sensaciones que jamás habrían imaginado en sus vidas. Nadie quiere sentirse solo pero la soledad es algo que nos acecha aún sin estar allí. A veces dudo de si eso nos hace más personas o más humanos. Igualmente, no es una solución evadirse mediante sustancias que proporcionen a tu cuerpo un desequilibrio. Es triste perder la capacidad de hablar y únicamente poder hablar de tonterías o ser la más ridícula del local solo para llamar la atención. Lo es pero quizás así nadie eche en falta tu sonrisa aunque haya miles de cosas detrás que estés ocultando. Siempre supe que las palabras podían hacer daño pero no imagine que se almacenarían después de tantos meses y menos que causaran el mismo efecto. Dudo de si esa persona quiso causar ese dolor y si acaso se imagina lo que ha provocado. Puedo ser ridícula, puedo emborracharme y evitar hablar, puedo ser el circo en persona o la víctima del local. Pero claramente, no se puede evitar la realidad y menos si incubas un sentimiento en tu interior. Tú y tu ridícula obsesión con el amor, me replican a veces. Yo y mi ridícula obsesión por el amor porque creo que el ser humano está dotado de buenos abrazos y cariños. Entonces ¿Para que desperdiciarlo? El amor abarca muchas fases y nadie se equivoca al echarme eso en cara pero, la amistad es el amor más grande. Y creo que lo he encontrado.

viernes, 11 de noviembre de 2011


Quizás si el tiempo nos lo permite habrá un día en el que la sonrisa pertenezca al viento para encarnarse en otro cuerpo. Entonces tendrá dueño si así es como quieres llamarlo. Escuché que no siempre fueron mis errores, pasé años culpándome de algo que realmente hice. Actualmente no soy causante de ninguno de tus defectos. Si no supiste amar no te atrevas a señalar. Es cuestión de tiempo aprender a dar dos pasos hacia delante en vez de hacia atrás. Dicen que crecemos, maduramos (¿Cómo las manzanas?) yo diría que aprendemos o más bien, nos acostumbramos. Evitamos cometer una y otra vez el mismo error. Hasta entonces uno vive con el peso de sus daños contando las cicatrices que marcaron. Soy consciente de que ni la mitad fueron a causa de mis palabras, tampoco pertenecen a mis actos. Pero es lo que quise creer. Hazme ser libre de mis pecados y demuéstrame que como todo el mundo, tengo más de una oportunidad.

jueves, 10 de noviembre de 2011


Estoy corriendo salvajemente entre las estrellas del cielo ahora que me encuentro alto, que veo todo lo de abajo y el mundo es insignificante bajo mis pies. Pero aún conozco el olor de tu piel ¿No lo recuerdas? Fui adicta a ti. Requiere su tiempo, paciencia, dejar de escuchar a los demás. Soy consciente de que todos pensamos igual Imposible ¿verdad? Nos venden historias que quizás ocurrirán pero...


¡chin-chin! Tú no eres el afortunado. Ten paciencia, quizás en otra vida....

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Suerte que aún me queda el escribir. Se hace difícil, las cosas son más complicadas de lo que parecen, algún suspenso por aquí, otro por allá... Nadie dijo que iba a ser fácil. Debería sacar un ciento veinte porciento más de mí, tiempo, estoy en ello. Tampoco me desagrada el estar "condenada" de cierta manera entre estas cuatro paredes. No hace frío y tampoco habita la maldad. Mentalmente mantengo una estabilidad, ausentarme de la sociedad no me está haciendo nada mal. Es más, hay sentimientos que necesitan desaparecer y mantener el contacto lo único que haría sería alimentarlos aún más. Cuando todo esto acabe... la de cosas que estoy dispuesta a arriesgar. Por suerte todo esfuerzo me está haciendo darme cuenta de inménsas barbaridades en la que gente a la que tenía en un pedestal se encuentran involucrada. No me refiero a que me hayan hecho algo, para nada. Hablemos de un punto a parte. Es cierto que al estar solo empiezas a buscar algún entretenimiento y para un ser débil suelen ser los recuerdos. Una ducha, una simple ducha me hizo recordar y sentirme acogida de pensar la de veces que me duché en una ducha agena a la mía, y lo bien que me sentía... Saber que tenías un segundo hogar. Hay gene que simplemente no tiene límites y no sabe como parar. Las diez menos veinte. Y yo con ganas de dormir. Simplemente me agotan tantas cosas... no solo el estudio. Sí, saber miles de cosas, buenas y malas, están ocurriendo allí fuera... y yo, me las estoy perdiendo. A veces me pregunto, si mi vida acabará pronto... Todo esto que hago ¿valdría la pena? Buenas noches mundo, es hora de descansar.

martes, 8 de noviembre de 2011


No hay dos personas iguales, no hay dos personas que huelan igual, que vistan de la misma forma. No hay dos individuos que piensen de la misma manera ni que compartan los mismos sentimientos. Al fin y al cabo cada uno tiene su manera de expresarse, el cariño que un pueda sentir otro no podrá ni compararlo. Quizás se parezcan pero ni siquiera se acercan. El ser humano, destinado a ser único y asemejante a cualquier otro por una causa u otra, físico o mente pero nunca la misma. No hay dos personas con la misma textura de piel ni el mismo color de ojos. No hay dos personas con la misma razón e imaginación. No hay nadie que pueda reemplazar a otro.

lunes, 7 de noviembre de 2011


Textos que nadie sabe a quién van dirigidos, a veces incluso la autora se cuestiona el destinatario y cuantas de las palabras escritas son verdaderas. Por lo menos salen de dentro. Cuestiona también que es lo que la hace feliz. Ahora mismo se cierra el ángulo de confianza, ella en el centro, 120º de distancia entre cada persona. No hay más. Algún enlace es doble y otro crea cierta inestabilidad. Escucha silencios mientras llama a la puerta pero nadie abre. Se queda quieta, esperando no sabe el qué. Quizás el sonido del cerrojo o algún lobo aullar. Pero está sola y así seguirá hasta el día en que las cadenas aflojen su libertad. Por suerte al final del camino habrá alguien esperándola que se comprometió a romperlas de forma temporal llevándola a su propia destrucción. Morirá de placer. Morirá de sobredosis. Morirá a causa de vicio. Morirá sin haber recordado su nombre...
Soliamos robarles licor a tus padres y subir a la azotea para hablar de nuestro futuro como si tuvieramos un indicio. Nunca planeamos que un día yo te perdería...
Y en otra vida desearía ser tu chica, para mantener nuestras promesas de ser sólo nosotros en contra del mundo. Desearía hacer que te quedes para que de ese modo, no tener que decir que fuiste el único que tuvo que irse. Soñé que tu eras mi Johnny Crash. No el único, teniamos al otro, hicimos un pacto. A veces, te echo de menos, por eso pongo esos discos. Alguien dijo que te habías borrado tu tatuaje aunque te vi en el centro de la ciudad cantando el "Boom". Es hora de hacerle frente a la música, eso me divertía más.... Tengo todo este dinero, sin embargo no puedo coprarme una máquina del tiempo, no puedo remplazarte ni por un millón de anillos. Debí haberte dicho lo que significabas par mí porque ahora estoy pagando el precio...

domingo, 6 de noviembre de 2011

Welcome to the jungle

Estábamos pensando acerca de la sociedad. Buscamos un motivo para pensar en si las tradiciones se habían perdido con los sentimientos. Y sí, han desaparecido. Las personas se hacen más independientes, egoístas si nos ponemos extremistas, ya no hay hueco para el tiempo porque no lo hay, todos con esa estúpida obsesión de parar el tiempo que realmente no existe. Todos tienen prisas, apenas nadie sabe disfrutar. Casarse, tener una familia… la gente está más despreocupada. Generalizarse es equivocarse, sin duda, pero yo hablo bajo el criterio de mis ojos. Que una madre esté más pendiente al móvil, exactamente al Facebook, que a su propio hijo que en ese momento se estaba comiendo un chicle del suelo… me parece patético o mejor dicho, triste. Así se repiten miles de episodios en los que niños de trece años saben más de sexo que tú mismo, posturas, palabras… diría que lo dicen a inconciencia si no fuera porque saben de sobra el significado de esas palabras. Si se te encara un niño, normalmente nunca le contestabas pero si ahora mismo le contestas, te va a dejar mil veces más mal. No entiendo que está ocurriendo y me da miedo mirar al futuro y a estas generaciones que vienen por detrás. Querida generación de 1995, sois los últimos. Confiamos en vosotros.

sábado, 5 de noviembre de 2011


I just was thinking about life, people who was important and now, you mean nothing for they. That people had a place in your heart, you are not sorry beacause you have still hope that one day they coming back. Maybe you never changed their world, there is a possibility that they forgot you and they only remember you when they see the photographs. I'm still human and perhabs life will change again and again... I hope I will ready for that moment. I'm ready. But it doesn't mean that I not miss you bad. I just wish you where hear, beside me. I just was dreamed about a perfect life.-So, is the love of this guy the thing that makes you still keep hope… You know he doesn’t love you, you doubt that he do it again, so why are waiting?

-You said why, because I still have hope and I hope that one day he recognize that he loves me. This is me secret and it’s because of it that I can’t stand that

jueves, 3 de noviembre de 2011


Es mi pequeño momento de reflexión, esos minutos entre cada tres horas de estudio. ¿Y en qué pensar? ¿Huír? No en este momento. Muchas veces me planteo si es esto lo que quiero que me depare el futuro, el otro día hablando una persona me dijo que ella no quería esa vida, la universidad no estaba echa para ella ni ella para la universidad. Su vida estaba a lo largo de una carretera porque que nacieras en un país no significaba que pertencieras a él. Por eso estaba dispuesta a dejarlo todo y con unos ahorros comprar la furgoneta de sus sueños y desaparecer del mundo, sin rumbo fijo. El simple hecho de pensarlo me pareció valiente. Estoy en segundo de bachillerato, no es gran cosa, nos han cambiado los exámenes, la selectividad se acerca a finales de mayo lo cual haría que el trecer trimestre durara menos de un mes... y yo con primero por detrás. No sé que cables se me cruzaron en aquel momento, tampoco me arrepiento pero no tengo ninguna base en la que apoyarme y eso me está consumiendo. Dicen que salga, me socialice pero el problema es que no me relacciono con nadie cercano y no voy a llamar a alguien de otro pueblo para una hora. No sé, creo que estoy empezando a volverme loca...

Cuando esta pesadilla termine pienso coger un avión y si es con vosotros mejor, si es contigo, la alegría es mil veces mayor.