Pages - Menu

Popular Posts

martes, 31 de diciembre de 2013

Well... Me he despertado con buen pie. Deseando que termine el año y con ganas de desearselo al resto. Tengo mucho que agradecer. A decir verdad, he perdido mucho ¿mucho? He perdido a mis mejores amigos, y tan buenos...  Bueno, me han intentado hacer mucho daño, por suerte eso es pasajero y me importa una mierda. Digamos que más que nunca he aprendido lo que es la hipocresía, quizás deba dar gracias por eso. Pero pensándolo.. ¿cuántas cosas he ganado? Dos grandes amigos, veinticuatro horas cerca mía con tal de animarme. Un grupo de personas que no importa la edad ni de dónde vengas, despertaron mi pasión por la naturaleza [gracias] y me enseñaron lo que es la bondad. He aquí a quién tengo que agradecer es a una maldita hippy come hierbas  que me hizo vivir así. En serio, gracias por haberme dejado entrar en vuestra pequeña comuna y hacerme sentir especial.
También están esos personajes que aparecen cada año, los hay que a los meses, los hay que nunca... Bueno, gente que decides verla el día antes de finalizar el año para ver que nada ha cambiado. Los hay después que tras un año sin hablarte, acabas tomando con él las uvas ¿Por qué? No lo sé. Pero mis favoritos son aquellos que han estado a mi lado sin juzgarme a pesar de las circunstancias. Esos que pasean conmigo por Madrid cogidos del brazo, que me quiere y me lo recuerdan a diario. Aquellos que nos sentamos en el sofá a calentarnos y de repente quiero ver el atardecer y nos acercamos. Por estas personas que mantienen viva y respetan mi locura.
No me olvido de esas que me dan más disgustos que alegrías [y lo que me encantan] La familia está para eso, y para mi, un año más, es una prueba más de que estaremos juntas de por vida.
Este año, he aprendido que no puedes esperar nada de nadie y has de ser autosuficiente. Por ello, no me afecta quien se marche, me afecta quien se quede. Y quien haya decidido desperdiciar su valioso tiempo a mi lado.
Es fantástico volver a reencontrarte con tus viejos amigos, aunque sea para un mal momento como el caso. Me encanta como a pesar de todo siempre dicen ese "si ya sé como eres". Es agradable saber que hay cosas que no cambian, sus niñerías, sus corazones rotos, los sueños que siguen y terminan para otros. A decir verdad, me halaga poder haber compartido el penúltimo día del año no ellos, pero sobretodo me reconforta saber que siempre están allí, y yo para ellos. Aunque a decir verdad, siempre doy los mismos consejos y ayudando les a ellos, me destrozo yo. Quizás me gustaba más estar ciega y seguir con la ilusión del momento. Pero sé que no es así. Que todo tiene un comienzo y un final. Es verdad que las cosas antes de tirarlas, hay que arreglarlas. ¿Qué hay que arreglar? No lo sé. Nada, supongo. Digo que me encanta pero a veces me mata. Por muy malo que fuese nuestro último momento juntos, me gustaría volver a él, para sentirme entre unos brazos que aparentaban preocuparse por mí. Veinticuatro horas. Chin-chin.


Y tengo miedo de volver a amar como te he amado a ti, quería ver pasar la vida junto a ti. Abrázame antes de marchar que tengo miedo ya a vivir. Perdóname, estoy llorando y tú te irás. Perdóname...

domingo, 29 de diciembre de 2013

¿Es pronto para echarte de menos? No lo creo, bueno, sí. No me puede la desesperación. Será un buen año, cargado de ilusiones y espero que de energías, que tendré que soportarlo de visitas por los hospitales... Y hace un mes, hace un mes que me ilusioné. No lo sé ¿Valió la pena?

Claro que valió la pena, estúpida. Disfrútalo mientras dure, mientras no encuentre algo que le haga marcharse


Sabes acerca del tiempo cuanto mas rápido lo ves pasar. Me podría pasar horas en el bar escuchándo por que te negaste a amar y también me podría preguntar quien soy yo para bendecirte con una sonrisa. Luego pienso en el tiempo, en lo lento que va a pasar y en que además, va a ser una eternidad. ¿Sin verte? Quizás. Bueno, es lo que tiene volver a comenzar. Dicen que la vida solo brinda una oportunidad. Y es verdad. Pero hay un factor complementario o margen de error, según la situación. Y eso son las personas. Las que damos, no una, si no mil oportunidades según la ocasión. Nos veremos en otro año, a lo mejor...

sábado, 28 de diciembre de 2013

Curiosamente tras ver una película romántica apenas algo cambia en mi cabeza. Quiero decir ¡por favor! Yo antes era una vividora soñadora y solo había espacio para el amor. Citando a Ewan Mcgregor "el amor es cómo el oxígeno, el amor nos eleva, todo lo que necesitas es amor ". Bueno, quizás uno se haya cansado ya Del jueguecito. Quizás fue suficiente almacenar recuerdos en vano, vivir evitando a familiares o beber hasta tarde cuando al corazón le hacían daño. Es posible. Siempre acabo dando una vuelta con mi pasado, hoy me ha tocado bajarme al barrio a echarme un cigarro, yo tan arreglada, tu tan guapo. Y me contabas que que tal me va, si me voy a juntar con el novio a celebrar nochevieja... Ay, son años de experiencia y conocerte también cuenta para saber que esa pregunta era una indirecta. Pero me gusta tu compañía aunque esperes a que me hagan daño para volver a mi volando. ¿Qué cómo es? Bueno, ea muy tranquilo. Ni el se mete en mi vida, ni yo en la suya, nos vemos cuando queremos y por lo demás... es un cielo. Comprendo que no lo entiendas, ni yo a veces lo entiendo pero puedo tirarme días sin hablarle que se que eso hará que acabe yendo corriendo. ¿Qué cómo estoy dices? Bueno, al margen de los idiotas que rodean a este mundo y se empeñan en hacernos sufrir... soy feliz 

viernes, 27 de diciembre de 2013

Oye ahora no tengo tiempo de ser la bombilla de 100 watios a la que moleste tu polilla asi que si te vas volando te lo agradeceré, echa a volar

jueves, 26 de diciembre de 2013

Trato de escribir, lo juro que estoy delante y no me sale decir lo que tengo que decir. Estaba pensando así en todos los conflictos que he tenido estos días. Bueno, más que conflictos los llamaría dilemas. Anoche me pasé el tiempo arropándote y viendo esa cara tan angelical, preguntándome como habíamos llegado a esto. Se me rompía el alma de verte tan cansada de luchar. Pero todo estaba bien mientras estuviese a tu lado. Y de repente las dudas, cuando todo estaba bien. Por unas palabras que no tenían ni pies ni cabeza, que todo era contradictorio, ¿Cómo que esto no va a seguir? ¿En qué momento cambió de opinión? Si hace un momento... ¿Otro adiós? Por encima estoy yo. Y si tengo que mentir, mentiré.

Bueno, eso es mentira

martes, 24 de diciembre de 2013

La navidad es familia. La familia… es complicada. Pero uno se siente feliz con lo que tiene. La familia son noventa por ciento disgustos, es lo que tiene, pero se compensa con lo bueno. Vale la pena pasar las noches en vela preocupado aun sabiendo que no vale la pena pues no puedes hacer nada. Siempre te quedará el café para mantenerte en pie. La ciencia no puede explicar el sexto sentido que surge tras años de convivencia. Hoy más que nunca, después de quince años, he descubierto lo que es el amor. Amar conlleva mucho dolor, taquicardias, angustia y “que se pare el mundo que yo me bajo aquí”. Nunca he tenido una hermana y menos una hija, gracias a Dios. Pero el mundo quiso enseñarme y me entregó a ella, una persona que he tenido en un día como hoy llorando entre mis brazos y yo con ella. Aunque para llegar a esa situación haya tenido que pasar días, semanas sufriendo junto a ella y encontrarme a mí buscándola como quién busca a un perro perdido. Sólo quería saber que estaba bien. Duele ver a la persona que amas derrumbada sin tener a dónde ir, contando todos y cada uno de sus defectos mientras tú, en tu cabeza, sólo puedes pensar que es perfecta. Y es que haría lo que fuera para verla sonreír. Sabes que la amas cuando entiendes que solo tienes ojos para ella, que el tacto de su mano es suficiente para frenar este ataque de corazón. Me entristece saber que le cuesta ser feliz.  Pero me hace feliz y a la vez me duele saber que mi mundo se para por ti, que le pueden dar por culo a mi vida, mi carrera y relaciones si tú sigues así. Es la familia ¿No? Y supongo que esto es lo más parecido que conozco al amor. Simplemente, eres el mejor regalo que me han podido ofrecer en la vida. No volverá a pasar otro tren como tú.


Feliz Navidad
Cuando te quieres dar cuenta estás entre la espada y la pared. No sabes si está bien la cosa o empezará y acabará mal. Menudo regalo de Navidad. Prefiero mil veces ponerme en la peor situación y pensar que por este error te irás. Aunque a su vez, mi cabeza juega a crear algo de esperanza. Por que no me he sentido tan bien entre unos brazos desde hace mucho, no de esa manera. Y algo me dice que tu tranquilidad me hace tener más claras mis inseguridades. Dime que no te irás

sábado, 21 de diciembre de 2013

A mi vera

Cuando uno empieza a ser consciente de su tipología, crea ciertas limitaciones en su forma de percibir la realidad. Siento que tengo manías, que soy meticulosa hasta el final. Manías cómo tener que caminar siempre en el lado izquierdo. Si llevas zapatillas blancas mejor no me hables. No puedo beberme una copa si no es con dos pajitas, negras, por favor. Realizo una serie de estiramientos felinos matutinos y si duerme alguien a mi vera, preocuro levantarme una hora antes para realizarnos. Para desayunar ceno y ceno el desayuno. Duermo en un universo paralelo, antes de dormir necesito escuchar una canción. Es entonces cuando puedo arroparme con dos mantas, una colcha y ocho almohadas. Es perfecto y si esta a mi vera, mejor aun.

Siempre que vuelvo de entre las piedras me siento igual. Feliz, con una sonrisa. ¿Llena? Si. Poder compartir mi tiempo con las personas que quiero y sienten la misma emoción, no es algo que cualquiera pueda vivir. Y llego a casa con heridas y un malestar personal porque un maldito seis A+ me ha toreado, cuando ya me lo había hecho en el pasado. Llego con la satisfacción de haberme conseguido una vía en la cual la tercera fue la vencida, una vía que me hizo ver cerca el miedo, frente a frente y que nunca abrazar una pared fue tan reconfortante.
Aunque sin duda han sido las experiencias con ellos las que me han hecho sonreír. Su risa, sus abrazos, las bromas que persiguen a las malas experiencias y las ganas de superarse a uno mismo. Todo ello los hace especiales. Y por eso, hoy no hubiese podido invertir mi tiempo en nada mejor.
Con dos o tres copas voy sobrada. Para dejar de lado mis inseguridades, para evitar el miedo o ser quien de verdad quién soy. Llámalo como quieras. Y te diré que me encantas, o me gustas, como haya decidido escribirlo. Pero uno no sabe hasta que punto me condiciono, o quizás si. Como me despierto, baja de ánimos cogiendo el móvil a ver si hay un mensaje tuyo, y si no lo hay me lo invento. Basta pensar en ti. En un fin de semana más o un día al azar. Me condiciono con la paranoia que ha decidido rendir culto a mi vida, en el hecho de saber que de tal hora a tal hora estarás aqui, y si no comiendo con tus colegas, y si no, echándote la siesta. Luego que si estudias o entrenas. Y si eso me pensaré el saber de ti. No por que no quiera si no por que ya fue una amenaza el saber que te agobias para mí. Entonces claro... me condiciono. Pero no para mal. Pero a veces no sé actuar. Y te pienso y no estás, y te hablo y no haces más que reír. Luego, siempre te mando a la mierda y vuelves a reír. Y me pregunto ¿por qué no estás aquí? Por qué no he renunciado a una mañana de tinta puediendo haberme divertido contigo. O por que te mando constantemente a la mierda. Y luego vivo condicionada a ti. Este tequila con redbull me ha sentado como éxtasis en vena: mal. Debería haberme callado y permanecer como tu, fuerte hacia ti. Impasible, que no me gustas, y nunca llegaríamos a estar así. Y otra copa... a ver si decido dejar de escribirte a ti,

jueves, 19 de diciembre de 2013

Tipo 6: NE+A+S

NO EMOTIVO; ACTIVO; SECUNDARIO

NE: Calmado, impasible, objetivo.
A: Metódico y consistente, no se rinde ante las dificultades, de ideas claras y fines precisos.
S: organizado, evita caer en el activismo y supera los imprevistos.

Aspectos positivos:
Calmado y dueño de si, dominio emocional, coherente y veraz
Reflexivo, independiente en sus opiniones, sabe lo que quiere
No abandona, es paciente y respeta los principios ajenos
Objetivo, sincero de inteligencia lenta pero profunda y reflexiva, lógica y razonador.

Aspectos negativos:
Frío exteriormente, impasible y poco abierto.
Sereno y duro cuando tiene autoridad, además de poco comprensivo
Apegado a sus ideales, testarudo, irónico, meticuloso, perfecionista y maniático.
Ritmo de trabajo lento pero constante, apático, autosuficiente
Dificultad en grupo y exagerado


lunes, 16 de diciembre de 2013

You're my secret

Es triste, sin duda. Ha sido un fin de semana triste, tenía el alma de luto por llamarlo de alguna manera. Familia, amigos, amores... Todo mal.

 No quiero volver a pasar por lo mismo, no quiero verte sufrir de la misma manera. Eres lo más cercano que he conocido sobre el amor. Cuando tu mundo se derrumba, contigo va el mío y aunque llores en silencio, por que tienes esa curiosa manía de parecer fuerte ante los demás, yo sé que en este mismo momento, cualquier cosa que te diga yo, o cualquiera, será innecesaria. Una pérdida de tiempo y dinero. Porque no hay palabras que puedan hacerte sentir bien. No esta vez. No otra vez.

No quiero cargarte este peso, no a estas alturas. No me parece justo que tengas que pagar mis errores, que suficiente mal se ve mi cara para que además se contagie a la tuya. No es justo. No soy quien para sentirme atada a hacerme sufrir  y arrastrarte a ti. Quizás después de tanta mierda no pude evitar que me resbalara una lágrima por la cara. Solo una, que no merecía más. No puedo dormir, no sabiendo que piensas que no está bien así.

Ahora no puedo parar de pensar en cómo he llegado a esto. Te he visto colgando de un hilo y yo volviendo al mismo sitio. He sentido rabia, odio y mucho miedo.


Gracias por tus "no, no da igual" y aportarme esa tranquilidad. Por quedarte hasta tarde aguantando mis paranoias y hacer que me ría de ellas. Por hacerme sonreír, aunque ya venga de fábrica, y todas esas veces que me llamas rara aunque aún no me haga mucha gracia. Gracias por dejarme conocerte.

sábado, 14 de diciembre de 2013

Cuando me empolvo la nariz, él empolva sus armas y si intento acercarme, él ya se ha ido. No sé a dónde se está marchando, no sé dónde ha estado. Está inquieto esta noche, tiene un sueño terrible. Entonces nos tumbamos en la oscuridad porque no tenemos nada que decir, solo el latido del corazón. No sé lo que estamos haciendo, no sé lo que hemos hecho pero el fuego está en camino. Por lo tanto, creo que deberíamos correr. Mientras me coloco los zapatos él se coloca el botón de la chaqueta y vamos a salir. Recorrer la costa que permanece clara a ambos lados, no queremos ser vistos, no, esto es un suicidio. No puedes ver las cuerdas. Y no hablaré con mi madre, será mejor si ella no lo sabe y él no le dirá a su gente porque ellos ya son fantasmas. Por lo tanto, nosotros sólo tenemos que mantenernos entre nosotros tan seguros como nos sea posible hasta que nosotros alcancemos la frontera, hasta que maquinemos nuestro plan para correr ¿Te quedarás conmigo, mi amor, para otro día? Porque no quiero estar sola cuando esté en este estado ¿Te quedarás conmigo, mi amor, aun siendo viejos y arrugados? No quiero estar sola cuando estos huesos decaigan

viernes, 13 de diciembre de 2013

Sombras se instalan en el lugar que dejaste, nuestras mentes están perturbadas por el vacío. Destroza la parte de en medio, es una pérdida de tiempo, desde el principio perfecto hasta la línea de meta.  Y si aún estás respirando, eres el afortunado porque la mayoría de nosotros seguimos cargando con pulmones dañados, prendiendo fuego a nuestras entrañas por diversión. Recogemos el nombre de los amantes que salieron mal.  Somos la [juventud] imprudente, somos la juventud salvaje. Perseguimos visiones de nuestros futuros, un día destaparemos la verdad: que uno muere antes de alcanzarla.  Y si aún estáis sangrando, sois los que son afortunados porque la mayoría de nuestros sentimientos, están muertos y están olvidados. Recogemos fotos de la inundación que arruinó nuestro hogar, y tú lo provocaste. Bueno, lo he perdido todo, no soy más que una silueta, una cara sin vida que pronto olvidarás. Mis ojos están mojados por las palabras que dejaste sonando en mi cabeza, cuando me rompiste el pecho. Y si estás enamorado, entonces eres el que es afortunado porque la mayoría de nosotros estamos amargados por alguien. Para distraer nuestros corazones de jamás echarlos de menos pero yo siempre estoy echándolo de menos.


 Y tú lo provocaste
¿Sería arriesgado afirmar que la fe se ha acabado? La gente ya no cree en nada, ni en su propio destino, incluso en si mismos. Parece que viven por vivir. Siempre viene la excusa de "me harán daño" pero creo que cuando uno llega a ese punto de resignación, de no querer saber más, que ni siquiera quieran amar, es que han puesto a punto su sentencia de muerte, han asesinado su libertad.
Es verdad, que viendo el panorama uno se cansa de seguir, hacer caso siempre a las mismas personas y hacerse siempre las mismas preguntas. Uno se harta de hacerse sentir bien a uno mismo para que luego no vean más allá de un saco de huesos y piel. Podría hacer de mi la mujer más delgada del mundo, o la más tonificada que daría igual mis rasgos de personalidad o mi propia mirada. Si estuviera gorda, quizás. Estas loca, me dicen. Siempre son los mismos argumentos, estás fatal, tienes otra perspectiva, ahora mismo te besaba.

Cambiemos el ambiente, entonces las palabras cambian, esta muchacha es retrasada, que ingenua es, ahora mismo la ponía mirando a Cuenca.

 Es muy gracioso. Es curioso y muy, muy divertido ver como las personas cambian según la compañía. Creo que me voy a tomar un descanso de tanta gilipollez, o mejor dicho, de los mismos gilipollas de siempre. Luego me dicen, "si sabes que haces mal, tu sabrás en los fregaos que te metes". En realidad, no sé por que digo que hago mal. Qué coño, hago lo que me da la puta gana. Y estoy harta de haber recibido durante todos estos años más que críticas poco constructivas sobre mi personalidad. Piensas mucho, me decían y yo me pregunto ¿A ti qué más te da? Es mi problema el querer tenerte o no en mi cabeza. Deja que las cosas fluyan, me exigían. ¿Y qué hago no más que dejar que las cosas ocurran? Pero dados con estas actitudes pesimistas, me voy a dar el lujo de decir que na, no me voy a arriesgar. Ya me sé el final entonces, ¿Para que voy a empezar?

Sigo a lo mío, al fin y al cabo, vaya a donde vaya, me mire quien me mire siempre acabaré siendo un O.S.

martes, 10 de diciembre de 2013

Me dicen y afirman que estoy condenada. Yo que me iba a echar pa'trás si veía mal tiempo. Ahora no me puedo dar la vuelta y hacer como si nada. En realidad, tampoco quiero, pero no quiero sentir que te pierdo. Demos le un tiempo al tiempo, a ver que cuenta detrás de esos ojos. A ver si a lo tonto, hay una mejor para ti. A lo mejor, con la tontería, nos matamos y esto llega a su fin. O quizás te mantengas impasible ante las circunstancias. Como me haces ver, como me hacer creer. No lo sé, que fluya. Que no soy capaz de entenderlo ni sumarle lógica que valga. Hasta entonces, desconecto de este mundo, tanto que creo que necesito una resaca de pasarme de ti.
Escucha gritar a mis ojos, que también saben necesitarte cuando te ven y no encuentro palabras para pedirte que te quedes. 




 Ya me caí por el túnel, seguía mi olfato el camino de ese perfume hasta llegar al final infinito del bosque donde solo hay silencio, donde nadie nos oye. Te veo aparecer cuando se hace de noche, las flores y los arboles se tiñen de bronce, estamos rodeados de estrellas de colores y empiezo ha acercarme para verte. ¿Quien eres tu? nunca había visto algo, tan especial tan infinitamente humano, es de cristal, y se rompe con las manos, a lo mejor no podemos ni tocarnos. Y no se que pasó luego, solo que desperté a la otra orilla del lago y con los ojos cerrados y con los labios salados, no supe si estabas cerca, o lo había soñado..no se. He vuelto tantas veces a ese sitio del bosque, buscándote luego, bailando entre robles, sospecho que animales nocturnos te esconden, no quieren que me acerque para que vuelva a decirte que.. ¿Quien eres tu? nunca había visto algo tan especial, tan infinitamente humano... Se que todo es mentira, pero no me lo digas, no me lo digas todavía, que la ilusión aun me hace compañía. Mira, no distinguía realidad de fantasía y así me iba, de las nubes para arriba. Vienes a clavarme tus huesos de alfiler ahora que mi corazón no puede pagarte el alquiler de tus costillas, te dejo a deber tres mil cosquillas que se fueron por la planta del pie. Amores flacos, de piernas que se enredan, se anudan, de besos que no saben donde caben y se fugan, porque tú eres solo huesos, delgado como el viento. Cuando te busco te acabo perdiendo. Pero éramos tan fáciles, químicos y frágiles. Pájaros que escapan de su jaula y qué difícil es separarse cuando todo esto encaja. Oye escúchame bien, no tengo nada que perder, vamos a clavarnos los huesos y darnos los besos que ayer te negué. Así salté por la ventana imaginando que volaba y ya ves, las heridas me las curas después. Porque el tiempo es la mejor medicina, pero tú estás tan cerca que me clavas las espinas, con las luces de tus ojos encendidas no habrá quien se duerma, ni yo que sueño enseguida mira. Amores flacos son eternos y fugaces, de esos que matan y nos hacen inmortales, hoy romperemos los cristales que protegen nuestros corazones frágiles. Si alguna esquina se rompió, fue en un despiste eléctrico.

lunes, 9 de diciembre de 2013

La vida esta llena de sorpresas ¿no crees? Como un día tan simple puede volverse tan especial por dos o tres palabras. Dos o tres palabras que te hacen volver a ese pasado del que creías haberte deshecho. Qué que tal estás, que me preguntan mucho por ti y no sé que responder. También me preguntas en que momento decidimos perder el contacto. Quizás fue el día en que me di cuenta que no teníamos futuro pero tampoco final. No lo sé. Pero vuelves a mi diciéndome que me quieres, que no te malinterprete pero te diste cuenta con el tiempo de que era una buena persona, y te habías portado mal. Que odiaste cuando decidiste alejarte de mi y que quieres que me de cuenta de que te arrepientes de todo ello. Soy importante para ti. No quieres que me olvide de ti. Tampoco tenía planeado hacerlo.

Y me hablas de él, te hace gracia su comportamiento y que eso es que no me mereció. Cuantas veces habré escuchado eso. Por suerte, ahora tendrás algo que decir de mi. Diles que no fui feliz. Que ahora tengo todo lo que necesito. Disfruto de la compañía de grandes amigos, busco aventuras para sentirme viva, estoy encantada con el rumbo que he cogido y que tengo a alguien en especial en quién pensar por las noches. Pero no les digas que me dolió cuando lo hablamos. Ya ha pasado, es pasado.

domingo, 8 de diciembre de 2013

No sé si te das cuenta, amor —e hija de puta algunas veces veces—, de que cada día que no pasamos juntos es un nuevo mundo en el que nunca sale el sol. La gravedad tiene otra ley, y me sostengo siempre entre la soledad de una cama vacía y el cielo, donde pienso que debes de estar escondida tú. No esperes que te diga "ven", porque me han dejado afónico todas esas veces que se lo dije a alguien y se fue. De la vida no sabré mucho, lo fijo casi todo como hago con la mayoría de las sonrisas, pero intuyo que tendría más sentido si estuvieses aquí. Habré visto demasiadas películas de amor, quizá. También es cierto que nunca
terminé de leer Romeo y Julieta porque ya me sabía el final. Aquel suicidio me recuerda a la distancia. Los kilómetros saben pegar, y además donde nos duele. Escucha gritar a mis ojos, que también saben necesitarte cuando te ven y no encuentro palabras para pedirte que te quedes. He edificado todo un laberinto con las excusas que he puesto para no volver a intentarnos, y es que me da miedo que seamos de usar y tirar, y que todo lo que siento pueda sentirlo por cualquier otra. No quisiera brillar unos segundos y apagarme, ¿lo entiendes?, ni ser como esa colilla muerta en el cenicero que alguna vez sostuviste en tu boca. Carga el arma y dispara, corazón. Dispárame hasta que te duela también a ti. Te prometo que no voy a gritar, ya estoy acostumbrado al dolor.


 En un mundo de Grises

sábado, 7 de diciembre de 2013

Y la verdad, después de haber descansado un par de horas y haber sentido los pies, me retracto en una felicidad que empieza a formar parte de mi vida. Creo que me gusta. Llevaba tiempo sin pisar la naturaleza, que lo hay en la ciudad no se puede llamar así, tanto, que no se si me estoy poniendo moñas por ese motivo. He salido con la sensación de que podría pararse el tiempo, secarse me los calcetines y no necesitar nada más que la compañía de los que me rodeaban. Me encantan mis amigos, los amigos de mis amigos y los amigos de los amigos de mis amigos. Me encanta llegar a casa habiendo conocido gente que disfruta de la misma manera que yo o llevándolo a otros extremos. Y son gente, que no simplemente han estado ahí para echarse unas risas, son personas con las que seguirás manteniendo algún tipo de contacto. Salgo feliz aún sabiendo que más de uno hubiese deseado que me tragase la nieve con tal de no seguir escuchándome. Porque día a día, con cada escapada que hemos hecho y las que nos quedan, nos vamos conociendo un poquito más. Y creo y espero, que me aguanten tal y como soy, aún con mi estúpida manía de ir siempre por la izquierda, sean cuales sean las circunstancias o mi imparable necesidad de discutirlo todo y saltar a la defensiva. Sé que se rien conmigo, y a veces de mí cuando me caigo o voy embalada sin hacer caso. Pero ante todo sé que cuentan conmigo y disfrutan de mi compañía, que me soportan tal y como soy y no puedo evitar reservarles un cachito en mi corazón. Me sacan de mi monotonía y posiblemente, sin ellos, no volvería a ser yo. No es cuestión de estar únicamente en contacto con la naturaleza, es también de con quién tienes la suerte y amabilidad de compartirla.
Winter Has good Things




viernes, 6 de diciembre de 2013

Mientras siga siendo igual, mientras no cambié tal y como es... Es perfecto
No debí saber quién eras,no debí contar mis penas. Noviembre es siempre triste y tú viniste proponiendo guerras. Qué cosas se te ocurren, tú siempre tan concreta: y si volvemos a empezar, ¿qué tal?. Yo sin saber dónde mirar, … y tú tan guapa. Que yo te vi primero, sobraba lo demás y cuando menos debo te vuelves a cruzar, se cae el mundo al suelo, que tengo lo que tengo, debo lo que debo y quiero lo que quiero. Como si no hubiera pasado el tiempo y fuera ayer, voy a acercarme lento esta vez, yo ya sabiendo que te irás, Ya verás como me olvidas, y te encuentro en cualquier bar pegando saltos de alegría, y me dices que lo nuestro no era lo que merecías, seré cosas que se cuentan, vueltas de la vida...

jueves, 5 de diciembre de 2013

Botellas rotas en el vestíbulo del hotel, me parece que estoy asustada de no sentirlo otra vez. Sé que es loco creer en cosas tontas pero no es tan fácil, lo recuerdo ahora. Me lleva de vuelta a cuando todo empezó pero sólo me tengo a mi mismo para culpar, y lo acepto ahora, es tiempo de dejar ir todo, salir y volver a empezar, pero no es tan fácil. Y en mis sueños me encuentro los fantasmas de todas las personas que han venido y se han ido. Los recuerdos, parecen aparecer tan rápido, pero te dejan demasiado pronto, mi maldad está simplemente mirando al cañón de un arma de fuego. Y lo creo, creo en que tengo grandes esperanzas. Me llevan de nuevo a cuando empezamos. Cuando lo dejas ir, sal y vuelve a empezar otra vez. Grandes esperanzas, cuando todo llega a su fin pero el mundo sigue girando...


Ella te va a mentir y te va a robar, te suplicará de rodillas, te haré pensar lo que ella significa en este momento para ti. Ella cavará un hoyo en ti, es lo único que no podrás remediar pero aún la amo, no me importa nada. Cuando éramos jóvenes, hicimos lo suficiente, cuando hacía frío nos abrigábamos. Es mejor sentir dolor que nada en absoluto. Lo contrario al amor es la indiferencia así que presta atención, me voy a parar en el balcón a gritar y no dejaré de hacerlo hasta que bajes de allí. Y no te culpo querida por haber huido como, lo has hecho en todos estos años. Haría lo mismo pero mejor, creo, y las señales de la carretera dicen que estamos cerca, pero no leo esas cosas. Nunca confié en mis propios ojos Así que mantén tu cabeza en alto, sigue con el amor

martes, 3 de diciembre de 2013

Lo bonito siempre es empezar 


Y asi nos va

Necesitaba profundizar, saber más y desenmascarar a nivel personal por que hay tanta injusticia. Encontré la respuesta: hipocresía. Hablábamos del Cristianismo, una religión extendida por todo el mundo y en la que basa nuestros principales comportamientos éticos. Rara vez me meto en temas como estos, creo que es necesario respetar todas las creencias pero, o yo estoy muy mal informada o aquí las cosas no me cuadran. Nuestra querida profesora hoy, nos contó acerca de esta religión, como se fundó, en que o quién creían y ante todo sus principios. Algo resonó contradictorio entre las paredes que debería estar ocupando mi cerebro. El cristianismo cree, afirma y predica que todo hombre, independientemente de su raza, color o tamaño de pie es igual a ti y por lo tanto, tu hermano. El cristianismo es una religión abierta y ya ahí, tuve que reírme. Corrijan me si me equivoco, pero por lo que tengo entendido las diferencias entre Cristianismo y Catolicismo son mínimas. Los Católicos rezan, los Cristianos oran, los Católicos creen en los Santos, los Cristianos en Jesús, los Católicos necesitan de un papa, una entidad mayor, los Cristianos que no, que solo Dios.

Y si estas diferencias tan mínimas hacen concluir que, por el resto sus principios son iguales, me pregunto yo ¿Quiénes son iguales? ¿Los humanos? ¿De verdad? ¿Todos? ¿Por igual? ¿Y ese negro marginado? ¿Y esos Gays abrazados? ¿Y las lesbianas del fondo? Un momento... Esa mujer que abortó por que no tuvo más remedio... ¡¿También?! No puede ser. En este mundo reside una hipocresía que a mi gusto, no consigo entender. Me he criado en el Catolicismo desde que tengo uso de razón pero no lo comparto. Si, ha progresado mucho, sin duda, en la parroquia de mi barrio el sacerdote es Africano y su monaguillo de América del sur. Ya no hay tanto racismo al parecer. Pero el negocio que hacen de todo esto me parece un hecho criminal. ¿Cómo es posible que, si abortas, te excluyen de la Iglesia, pero si vas a las cabinas donde iba a acudir el Papa a confesarte, se te perdonan todos los pecados? Dinero, interés, gente con esperanza, pobres ignorantes que creen en aquellos que aprovechan el poder. Y así nos va

domingo, 1 de diciembre de 2013

En un mundo de grises

No es domingo sin ti, o conmigo, que estaría tan solo que te rescataría, por probar, o por arañarme, tanta distancia y tantas ganas de tu boca. Yo es que me sé el diccionario de tu silencio de memoria. De carrerilla, puedo pintar tus labios sobre mi boca y hundirme. Emborracharme por el hecho de haber olvidado si tus ojos eran más azules o más negros. Si tu sonrisa se parecía más al infierno o a la cerveza. Se nos han quedado muchos orgasmos pendientes. Te hacía el amor declarándole la guerra al mundo. Que venga alguien a decirme que no puedo soñar despertándote cada mañana. Serás mi salvación y mis ruinas. Me abrazaré a tus caderas cuando me suelte la esperanza. Knock, knock, knocking on Heaven's door, y te abrías de piernas. Ojalá no me robe la intimidad otro cuerpo. Yo te prometo finales felices al comienzo, y durar lo que tardan en acabar los infinitos. Hazme caso. Encuéntrame en la misma desesperación de siempre, yo soy a quien llevas tantos daños buscando.


 Te fumaba, amor, te fumaba en ocho caladas y te apagaba en mi cuerpo, jodiéndome a quemaduras, por eso ahora estoy marcada de cicatrices que sólo hablan de ti. 

 Que podría romperme sin dejar de sonreír. Y también no pedirte que te quedes, aún sin saber cómo seguir si te vas. Podría tropezar a cada paso, estando en el mismo lugar. Y curarme lo suficiente para que sin dejar de doler no me sangren las heridas. Puedo mentirme, pero no creerme. Te diré que todo va bien, pero luego me callaré la tormenta y el naufragio. Me ahorré el cambio de tus gustos por mis manías, y me diré al verte con alguien, simplemente, que no estás conmigo, porque duele más pensar que te están abrazando otros brazos que pensar que no estás con nadie. En qué momento sumar los errores se convirtió en restar la distancia. No sé cómo terminamos siendo distintas esquinas de una misma calle, llena de todas esas veces que no pudimos mirarnos a los ojos. Lo hicimos mal, como el invierno con las rosas. O como las segundas partes que nunca fueron buenas. Y es que cómo acabar cuando aún todo parecía el comienzo. Cómo despedirse en la antesala de un orgasmo. Cómo decir adiós, en lugar de morderte la boca. Es tan difícil retirarse a tiempo de la partida, recoger la ropa antes de que la moje la lluvia, huir de la catástrofe, sobrevivir cuando ya me habías disparado. Es una pena, pero me gustaría que para llegar a la superficie no tuviésemos que tocar antes el fondo, y darnos cuenta entonces de lo lejos que estamos de volver a estar cerca de alguien. Porque en realidad la distancia nunca fue otra cosa que no saber cómo acercarme, ya dolido del contacto, de tantos cuerpos y de todos aquellos portazos, banda sonora de no sé cuántos insomnios. He perdido la cuenta. I drive fast, I am alone in the night. Been tryin' hard not to get into trouble, but I I've got a war in my mind So, I just ride. No me preguntes a dónde voy
Y sé que esconderse no es la solución. Tampoco lo es esquivarlo, ni negarlo. La solución es no ilusionarse, así no dolerá tanto al caer. Es dejarse llevar y no cerrarse a la tormenta que pueda conllevar.

sábado, 30 de noviembre de 2013

 You got your way with me now, didn’t cha? And I don’t know, why Things you do are things we’ve done before. Don’t you be lookin’ at me darlin’? With your sneaky eyes. Now, what could you be lookin’ at me for?  Sometimes when I’m lonely I close my eyes, some nights when I can’t sleep I fantasize, hard to believe that you’re right here tonight. I’m goin’ out of my mind. I think This could be The one night I give in to this fight, boy I just might cause you rule my head I can’t stop the motion. Hold me, be the way you told me, whisper somethin’ so sweet. This could be the night. Wrong feels so right. So this is what it feels like be in the right place the right time, I’m bringing of a delight hoping we can make this a long night.  This is why we came, I can feel it in my veins.  So this is what it feels like, right place the right time




viernes, 29 de noviembre de 2013

Enviaste un mensaje, es como si el viento hubiese cambiado tu manera de pensar. Éramos mejores amigos, sí, estábamos construyendo nuestras vidas con cada beso, y cada carta, cada promesa hecha para siempre. Pero presionaste 'enviar' y desapareciste delante de mis ojos... Y ahora eres tan solo un fantasma retrocediendo en el tiempo, nunca habría pensado que podrías ser tan frío como un extraño, te desvaneces cual vapor. Ahora hay solo un eco donde tu corazón solía estar, ahora veo claramente. Y ahora hay solo una almohada donde tu cabeza solía reposar, mi visión es 20/20, ahora veo a través de ti. Algo ha muerto ahora que he tomado una decisión. Voy a estar bien, tu recuerdo ya no me persigue por las noches porque cada regalo, y cada letra, cada promesa hecha para siempre ahora, está fuera de vista, como si nunca hubieses existido. Ahora veo a través de ti así que descansa en paz, nos vemos en la otra vida..
.
Me gustaba esa época en que los niños se volvían locos por las niñas, y las niñas se volvían locos por los niños.

Me he enfadado, me he reído y no lo he asimilado. Por lo menos, por muy tonto que sea el detalle, me voy a dormir con una gran sonrisa.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

martes, 26 de noviembre de 2013

La sensación de viajar todos los días en este maldito autobús me hace sentir bien. Es ridículo, al fin y al cabo, el transporte público es de lo más desesperante que pueda existir, esperar al susodicho coche o tren, pasar frío, me duele el hombro por este estúpido bolso y la bendita comida que luego me dará la vida. Pero hay pequeños detalles que te hacen sentir vivo. Como el simple ejemplo de un joven, sujetando con fuerza el termo caliente que contiene un café que posiblemente sea lo único que le mantenga despierto por las mañanas, como su eterno agotamiento se ve limpio por unas milésimas de segundo al acercarse le un perro y olisquearle. Le emboza una sonrisa. Es un segundo, pero algo le ha hecho empezar el día de otra manera. Veo personas que aún sienten unos principios, educación mejor dicho, cediendo el paso con una sonrisa amable, ayudando a algún que otro anciano a subir. O el simple agarrar del brazo con confianza, aún sin conocerse, a una chica con síndrome de Down. También puedo ver como todas estas personas viven incondicionalmente atadas a su dispositivo móvil. Seguramente, si yo no tuviese este ordenador en mis manos mientras viajo, estaría en su misma situación. Es tan ridículo. Por suerte mi camino se hace más ameno escuchando Capital Cities mientras observo las sucias calles de Aluche, pero llenas de tantos bellos (y sucios) recuerdos. Alguna que otra noche en aquel bar donde nos juntábamos todos sin ser yo nadie para ese grupo. Como de manera indirecta, bueno, que narices, directa, quise plantearle a alguien que le deseaba. Tan divertido. Las noches que pasé en Colonia Jardín teniendo ¿Cuántos? ¿Catorce años? Con esa persona que hasta hoy sigue presente en mi vida, no tan a fondo, pero ahí está. O las cervezas que me tomé con mi compañero de equipo, mi hermano mayor, aunque a veces parezca que tiene más que ofrecer. Pero lo más hermoso de este viaje, sin duda, es el paisaje. Veo al fondo las cuatro torres de Madrid ¡Dios, qué grandes son! Siempre me fascina verlas a lo lejos, ya no digo cuando atardece. Veo los chalets donde posiblemente vivan personas con dinero, bastante dinero, lo bonito que sería vivir en ese adosado, o las azoteas que se gastan con vistas al campo. Aunque lo que más me enamora es ver la sierra al fondo, cubierta de nieve, tan única como otra cualquiera. Me hacen soñar, soñar con el momento en que subiré a visitarlas y jugaré con su nieve, de nuevo. Quiero observar la belleza de la naturaleza, como los árboles luchan por sobrevivir al frío, la sensación de saber que todos los bichillos están en sus respectivas casas ansiados por buscar el calor. Pero ante todo, quiero la compañía de aquellos que quieren disfrutar de ese hermoso momento conmigo. Quizás maldigamos al frío, no sería la primera vez, y mencionemos lo maldito que es este invierno por no dejarnos escalar. Por suerte la naturaleza es sabia y nos ofrece más oportunidades que no sean las majestuosas paredes que nos permiten ver las cosas un poco más alto. El otoño prácticamente se acabó, ahora es hora de dejar pasar al blanco. Bienvenido sea pues. También sueño con el verano que me espera, querer disfrutarlo al máximo, viajar, conocer todos los rincones de este país, las vistas, paredes, cuevas, mares que nos ofrece. Volver a Cáceres y empaparme de nuevo en esa agua tan cristalina. Ver Asturias después de tantos años y poder trepar en sus laderas. Y sin duda, mi amada Galicia… con su mar y tranquilidad. Pero el camino se hace corto y es hora de dejar de soñar. Veo a lo lejos el maldito dinosaurio que vive cerca de mi universidad así que, vuelta a la realidad.

Brindo

No he podido evitar reírme tras esa conversación, tan simple pero con tantas entre-líneas.Últimamente todos exaltan su rareza, que dicen ser únicos por naturaleza. A esos raros, les digo yo, que no son más que frutos de una sociedad que impone modas. Si surge un movimiento radical, todos tenemos ideales radicales, si hay por lo que manifestarse, vamos a manifestarnos, aunque no sé de que va. Luego están los sinceros a rabiar, el "me la suda" y no tengo miedo a hablar. Esas personas llegarán lejos, siempre y cuando no trunquen sus principios. Hablando de principios... ¿Qué es eso? ¿Existe? ¿Se come? Por que yo personalmente, no los veo. No me fío de la primera imagen, tampoco de las palabras de las personas ¿Por qué será? Veo contradicciones por todos lados, soy una persona noble pero traiciono lo que supuestamente me daba la vida. No lo entiendo. Tampoco sé como es eso de soy una persona tolerante pero eh, no te acerques a mi, que no me mola tu rollo. O esas personas que ignoran por completo el contrato social, somos todos iguales pero no me apetece ayudar, búscate la vida que yo aprenderé a nadar. Y todo esto venía por la rareza, las pequeñas manías que nos hacen únicos. Entonces yo pienso, medito, ¿qué nos hace especiales? ¿Es cómo nos comportamos de madrugada? ¿La bipolaridad? ¿Acaso se encuentra en la sonrisa? No lo sé. Sinceramente, no me importa. Me gustan las personas tal y como son, con sus defectos y cualidades. Por eso brindo por todas esas personas que en algún momento decidieron compartir algún tiempo de su vida conmigo. Las que se fueron y me enseñaron a vivir, les agradezco cada segundo, minuto, mirada, sonrisa, lágrima, abrazo y palabra. Les agradezco haber podido ver su mundo, demostrarme que hay vida más allá de mis retinas, hacerme sentirme especial y haber roto mi caparazón duro. A veces, incluso les agradezco que se hayan ido, no saben como duele haberles conocido para haberles perdido. Me enseñaron lo que es dolor, me hicieron conocer los síntomas que son estar sin comer casi un mes, me ayudaron a diferenciar sentimientos y sobretodo, que la vida no está hecha de tonterías. Vi la realidad tal y como la pintan. Pero me enseñaron ante todo lo que es querer a alguien y haberlo perdido. Pero siempre los encuentro y sonrío en ciertos vicios, tan simple como la calada de un cigarro, en una copa con una mezcla extraña, en algún bicho al que tengo cariño, les recuerdo en fotografías, en ciertos minutos de mi vida. Lo mejor, es que me enseñaron que querer a una persona, cuando la has querido de verdad, es hasta el final. No desaparece. Me fascina. Y brindo por los que se han quedado y los que han venido. Los que me preparan para repetir el mismo ritual haciéndome disfrutar de mis aficiones y potenciar mis cualidades. Los que me abren su vida y aunque me cueste, les dejo entrar en la mía. Brindo por todos los "¿Cómo estás pequeñaja?" y los "disfruta de la vida", los "eres única" y los "nunca cambies". Pero maldigo los "no te merecen" y los "no valen la pena", también algún que otro "olvidale". Pero brindo y por favor, que esta copa siempre se mantenga llena.



Atentamente:



Una sensible bipolar rarita

martes, 12 de noviembre de 2013

Si me preguntas ahora mismo que es lo que quiero, dudo mucho que obtengas respuesta, si me preguntas que siento, te enseñaría mi cuaderno lleno de tachones y palabras que ni siquiera yo entiendo. Entiendo que han pasado tres años y me ha dado por pensar que no estuvo bien no haberme despedido. Marché dos semanas lejos pero no te dije adiós. Todos decimos adiós con palabras, nunca con el corazón.

A ti, simplemente, no te puedo despedir. Se me está olvidando tu rostro, la manera en que hablas. No puedo, quiero volver a ello, necesito sentirte de nuevo. Suerte para mi, ya no hay lágrimas en mis ojos.
El café y el añilado se complementan bien, me siento tan tranquila en casa disfrutando de las tristes vistas de una fachada. Hablando de casas, me siento afortunada de que pocas personas conozcan mi hogar. Sé que con la clase de mente que he creado, no lo soportaría. Vivo con una especie de doble capa donde con la realidad, se superponen los recuerdos. Puedo estar corriendo que te veo en ese parque sentado conmigo, saltándonos la primera hora a ver si veíamos a los patos. Incluso veo el día en que me subí a tu coche y me llevaste a casa destrozada, también el mismo recuerdo pero feliz, era de las primeras veces que nos encontramos. También veo a esos dos idiotas que se insultaban y besaban aparcados en un callejón. Y no sé como convivo con ello. Por qué más de una vez recuerdo tu casa y cada uno de los rincones que marcaba, aún veo tu cara al dormir y la sensación de confort que me abrumaba. Podría recordar, recordar y recordar. Pero no es el recuerdo lo que me duelen, suelo convivir con ellos, lo que duele día a día es el sentimiento que abraza esos pensamientos. Alguno quizás haya evolucionado a odio, solo un caso se ha dado. No extraño el recuerdo, me duele que me mientan y me digan que eres un egoísta, me duele y que sepa que es mentira. Me duele saber que no piensas en mi, como dijeron textualmente "no existo para ti" y pretendo creer que eso también son mentiras. Por que éramos amigos... ¿no? Tu me importabas, tu me juraste lo mismo.

lunes, 11 de noviembre de 2013

Y aún te recuerdo

No imagine que a estas alturas aún seguiría luchando por ti, nunca pensé que llegaría a defenderte frente a aquellos que un día te quisieron. Me dijeron, olvídalo, es así y le gusta ser así. Dije yo, él no es así, le conozco. Ahora no sé si me lo creo. Me dicen tu nombre pero describen a otra persona que no conozco. Cuentan cosas que suenan a leyenda, superioridad, ganas de más y son cosas que no me encajan cuando me llega tu rostro a la mente. Quizás sea hora de que asimile que nunca te diste a conocer, que inventé una parte de ti que no era real y que tus palabras eran necias, que al parecer nunca te he importado de más. Pero sufro como sufre Dorian Grey al mirar su rostro desfigurado en el cuadro. Me preguntaron si te quería... No supe que responder. No fue amor, no es amor, no lo quiero. Simplemente me importas. Siempre lo hiciste desde que te conocí un poco más. Ahora siento que vivo de un recuerdo que nunca fue verdad. A veces pienso las veces que desearía pasar unos minutos a tu lado y que me demuestres la persona que has decidido ser. Con un café, lo que sea. Que me demuestres que es verdad lo que dicen, que no te importo ni te importaré
No puedo evitarlo. Cuando algo o alguien me importa, llevo las cosas a los extremos. Tanto que hasta me pierdo. Ayer recibí la triste noticia de que no valía la pena. Me dieron el consejo de que no valíais ni el más mínimo segundo de mi tiempo y los tiempos no están para perder tiempo y dinero. Pero me dolió, no me entristeció, tanto que sabía que ya lo había asimilado.

domingo, 10 de noviembre de 2013

Estaba en el invierno de mi vida, y los hombres que conocí en el camino fueron mi único verano. Por la noche dormí con visiones de mí misma bailando y riendo y llorando con ellos. Tres años bajo la línea de estar en el tour de un mundo sinfín y mis recuerdos con ellos fueron lo único que me sostuvieron y mis únicos momentos de felicidad. Fui una cantante, no de las populares, que alguna vez tuvo el sueño de convertirse en una hermosa poeta, pero por una serie de infortunados eventos vi esos sueños tirados e inmersos como un millón de estrellas en el cielo de la noche que deseé una y otra vez... brillantes y rotos. Pero en realidad no me importó, porque sabia que había que acostumbrarse a tomar todo lo que siempre se quiere y después perderlo para saber lo que en verdad es la libertad. Cuando la gente que solía conocer descubría lo que había estado haciendo y cómo había estado viviendo, me preguntaban por qué. Pero no tiene caso hablar con gente que tiene un hogar, no tienen idea delo que es buscar tranquilidad en otras personas, tener un hogar donde sea que recuestas tu cabeza. Siempre fui una chica muy inusual, mi madre me decía que tenía un alma camaleónica. Ninguna brújula moral ajustaba mi norte, no tenía una personalidad fija. Sólo un indeciso interior que era tan ancho y titubeante como el océano. Y si se dijera que no había estado planeada para ser de esa manera me hubiera tendido, porque yo nací para ser otra mujer. No pertenecí a nadie, pertenecí a todos, no tuve nada, quise todo con un fuego para cada experiencia y obsesión, para la libertad que me aterrorizó al punto de que incluso no pude hablarlo, y me empujó a un punto nómada de locura que, ambos, me deslumbraron y tambalearon. Cada noche solía rezar para encontrar a mi gente y, finalmente, lo hice, en el camino abierto. No tuvimos nada que perder, nada que ganar, nada que deseáramos más, excepto hacer de nuestras vidas un trabajo de arte. ¡Vive rápido, muere joven, se salvaje y diviértete! Creo en el Estados Unidos que solía ser. Creo en la persona en la cual quiero convertirme. Creo en la libertad del camino abierto. Y mi moto es la misma de siempre. Creo en la amabilidad de los desconocidos. Y, cuando estoy en guerra conmigo misma, tomo el viaje. Sólo tomo este viaje. ¿Quien eres tú?. ¿Eres quién se emociona con su más oscuras fantasías?, ¿Has creado una vida para ti mismo donde eres libre para experimentarlas? Yo la tengo. Estoy jodidamente loca, pero soy libre.
Amo a la lavanda rubia de su pelo, la manera en que se mueve, la manera en que camina. Me toco a mi misma y no puedo conseguir lo suficiente . En el silencio de la noche a través de todas las lágrimas y todas las mentiras me toco a mi misma y todo esta bien. Solo hazlo, abre tu mente y tu corazón para mi.  Solo padece cuando el vaso este vacío y el mundo se incline.  Estoy feliz en el club con una botella de vino rojo, hay estrellas en tus ojos porque tenemos un buen momento, tan feliz que podría morir. Ser tu mejor amiga, te amare por siempre arriba en las nubes vamos a estar mas alto que nunca.. Soy tan débil como yo lo permita, yo peino mi cabello, le doy luz a mis ojos. Me toco toda la noche y cuando se cae de su lugar me tomo mi tiempo, lo pongo de nuevo...

                               Lady Gaga

jueves, 7 de noviembre de 2013

Diría que me gustaría quedarme aquí, contigo, pero te estaría mintiendo sabiendo que esto no es lo que yo quiero, que la vida que me prometiste no sería más que una amarga rutina que acabaría con los dos. También te mentiría dado que te pienso y me gustaría estar contigo cuando salgo de la rutina viviendo la vida que yo quiero. Qué no soy más que aquello que no quisiste ver, una persona más limitada por la superficialidad, dueño y atado con correa a la sociedad. Viste que tenías mucho que vivir, yo descubrí que me había dejado mucho por vivir.

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Y me dió...

No sé si será así pero no lo puedo ver igual. Cada uno está dónde ha decidido estar, caminamos con la compañía que hemos decidido compartir, derrochamos sobre lo que afirmamos amar y vivimos la vida que hemos decidido vivir. Nuestros hábitos y conductas definen nuestro carácter, los pequeños detalles, la manera de evadirnos, la dependencia a ciertos caracteres, nos hacen únicos y a la vez vulnerables. Y he de decir, que me siento débil a pesar de estar sentada en la roca más alta observando paisaje, me siento insignificante aún tratando de hacer crecer a mi mente viendo como soy, ahora y siempre, un ser insignificante ante la naturaleza. Es curioso como veo un vínculo prácticamente imposible basado en la libertad y la esclavitud. Uno se hace siervo, esclavo de cuidar de ella y y ella a cambio nos regala las maravillas que la componen para que las disfrutemos libremente con responsabilidad.
Mi dependencia es poder disfrutar de una buena compañía dejando de lado todos aquellos pensamientos que atormentan mi cabeza disfrutando de unas vistas que me ciegan tanto, que no necesito pensar. Quizás las sustancias psicotrópicas marquen un gran papel en estas sensaciones pero ante todo, es el hecho de olvidar por horas que ahí afuera hay un mundo y unos problemas que no necesitas oír. No en ese momento. No bajo tanta sensanción. Quizás fueran insensateces innecesarias pero me hicieron comprender que en la vida no se puede estar quieto. Me gustaría olvidar un poco lo que pasa a nivel global. Me gustaría olvidar lo que pasa a nivel personal. Y respirar de otra manera incosciente de si sube la marea. Y encontrarme en lo alto incosciente de lo que pueda suceder abajo.

martes, 5 de noviembre de 2013

Son muchas las veces que he tratado de entender por que el alma se vuelve cínica, serán las veces que me he encontrado con mi cabeza diciendo unas cosas y mi boca pronunciando otras. Trato de escucharme pero no hay palabras, solo suenan letras de canciones tal y como me enseñó hoy el psicólogo, basamos nuestra vida en eslogans que leímos o escuchamos en alguna película o canción. En alguna parte del camino esto me ha corroido. No hay una opinión, no hay frases que salgan de mi alma y pueda defender por que son mías. Me he resignado a luchar. Digamos mejor que me he cansado de sentir las gilipolleces que siento, que a veces me gustaría ser como vosotros y cerrar las tapas del libro que empezamos a escribir. Pero no puedo, siempre me falta algo y dejo las páginas dobladas por una esquina recordando que esto no acabará. Aunque tenga que ser la única. Aunque acabe dejándome las heridas. Seguiré bebiendo ron a secas maldiciendo mi debilidad. Soñaré que sería eso de ser insignificante pero a la vez lo más grande. ¿Nunca has pensado que la hormiga, ese bicho tan minúsculo y débil, es a la vez lo más grande? A veces cambiaría unos instantes de mi vida para subir a las hojas de un árbol y ver atardecer. No tener que correr, y correr, sin cansarme solo por que despertase queriendo ver amanecer. ¿qué me está pasando..?


domingo, 3 de noviembre de 2013

Esta noche brindemos por la juventud y nos aferraremos a la verdad (No quiero perder lo que tenía cuando era niño.) Mi corazón todavía tiene un ritmo pero el amor es ahora un hecho. (Tan común como un día frío en Los Angeles.) A veces cuando estoy solo, me pregunto ¿Hay un hechizo impidiéndome ver la realidad? El amor duele ... Pero a veces es un dolor bueno y se siente como estar vivo. El amor canta, cuando trasciende las cosas malas. Ten corazón y pruébame porque sin amor no sobreviviré.  Encadenado y abusado, estoy desnudo y acusado. Sólo quiero la verdad así que esta noche hemos de beber por la juventud. El amor duele... pero el dolor no siempre es malo

sábado, 2 de noviembre de 2013

Oígo los trenes venir y al hombre borracho cantar en la calle, el ventilador en el techo, atrayéndome hacia el sueño. Y sueño con películas mudas, supongo que recuerdos en blanco y negro, son las mismas viejas historias, pero vestidas con prendas diferentes. Así que, ¿dónde está la chica corriendo sin zapatos en sus pies? Porque no hay ninguna sombra, en este ensordecedor calor.
Lo bonito de todo esto es haber averiguado que al haberlo perdido, me perdí a mi. Me siento afortunada de compartir mi tiempo con personas dispuestas a perderse conmigo, no estoy segura de si para encontrarme o como excusa a volver lo que un día fui. Es impresionante caminar y que las horas te parezcan quince minutos, mirando hacia atrás me asombra ver como la ladera nos llevaba hacia abajo y nuestros instintos nos llevaron a lo alto. No cambiaría con nadie, por nada del mundo, la tranquilidad que siento cuando estoy arriba y respiro tan profundo que estoy segura de haber perdido un pulmón por el camino. A veces llego a casa y me duelen las manos, las noto secas y con mucha debilidad pero se canaliza hasta dibujar una sonrisa que dice "hoy ha sido un buen día". A lo largo de las semanas vivo preocupada de seguir hacia delante y conseguir las metas que me propuse pero llega el viernes y vuelvo con esas ganas de llegar a casa con algún rasguño de más y un peta que me haya hecho volar.
Es inconfundible como me gustaría pisotearle a alguien el orgullo cualquier martes de mañana y hacerle sentir isignificante aunque claro, la gracia es que cuando estoy abajo y miro hacia arriba, yo soy el gusano del cual se ríe la montaña que me tapa el sol. Soy nadie. Y eso me hace feliz. Me devuelve mis principios y me hace saber que soy uno más que está dispuesto a disfrutar de las maravillas que nos ha prestado la naturaleza. Como un animal, me devuelve mi humildad.

I told you to be patient, I told you to be fine, I told you to be balanced, I told you to be kind. Now all your love is wasted, then who the hell was I? Cause now I'm breaking at the britches and at the end of all your lines. Who will love you? who will fight? And who will fall, far behind?

viernes, 1 de noviembre de 2013

Cierra la puerta y pon la coca en esa esquina. Ciérrala de tal manera que no pueda salir y vuelve a la semana. ¿Qué tal?
El estado de guerra suspende la moral; despoja a las instituciones y a las obligaciones eternas de su eternidad y, desde entonces, anula en lo provisorio los imperativos incondicionales. La guerra no se sitúa solamente como la mayor entre las interpelaciones de la moral. Ella la torna ridícula. El arte de prever y de ganar por todos los medios la guerra se impone desde entonces como el ejercicio mismo de la razón. Sin duda alguna que quien ha perdido, por su propia culpa y mediante algún acto merecedor de la pena de muerte, el derecho a su propia vida, puede encontrarse con que aquel que puede disponer de esa vida retrase, por algún tiempo, el quitársela cuando ya lo tiene en poder suyo, sirviéndose de él para su propia conveniencia, y con ello no le causa prejuicio alguno. Si alguna vez cree que las penalidades de su esclavitud pesan más que el valor de su vida, puede atraer sobre sí la muerte que desea con sólo que se niegue a obedecer las voluntades de su señor. Tal es la auténtica condición de la esclavitud; ésta no es sino la prolongación de un estado de guerra entre un vencedor y un cautivo. Pero suponiendo que la victoria favorezca al bando que tiene de su parte el derecho, pasemos a estudiar la situación del que triunfa en una guerra justa, y veamos el poder que le da la victoria, y contra quién se lo da. En mi entender, se trata de un poder totalmente despótico. El conquistador detenta un poder absoluto sobre la vida de quienes, por haber hecho una guerra injusta, han perdido su derecho a la vida

lunes, 28 de octubre de 2013

Turn it off. Switch off. 

I fucked up

Hace poco me dejaron escrito en un papel con una foto "tu bondad es tu mayor defecto". No comprendí esas palabras, no entendí como algo tan maravilloso podía degenerar en algo malo, es como si me dicen que una mariposa será el enemigo del aire, no sé, algo contradictorio. Ahora lo comprendo. Mi "bondad" ha llegado hasta el extremo de agachar la cabeza y esconder el rabo como los perros, literalmente. Será que consentí demasiados daños desde un principio, que no hice nada para remediarlos, dejé que las palabras me atravesaran defendiéndome unicamente con una mala cara. Y a cambio recibía un enfado, a lo mejor de tres segundos pero se iba acumulando. Aún asi, sigo sintiendo que es culpa mía, aunque en el muy fondo sepa que no es así, que quizás mis palabras tuvieron derecho a ser juzgadas con la sanción de alguna mala mirada. Pero nunca imaginé que la sentencia sería echarme a patadas de tu vida, como si nunca te importara. Maybe I should stop trying do the right things..

domingo, 27 de octubre de 2013

No sabes como escuecen estos meses, caminando de puntillas para no romperlo más. Te podría decir que durmieses conmigo esta noche, pero luego vendría la excusa y su hermano gemelo el reproche. Te podría decir como dueles, pero te confieso que ya estaba esperando que algo me sacara la piel de los huesos. Te podría decir que mañana veremos el modo, pero nunca te quedas conmigo... Ni tampoco te marchas del todo. Te podría decir que lo hice todo para ver si conseguía cortar las cuerdas del pasado, porque vi que a ti el amor solo te gusta con heridas y tu nombre no cabía dentro de mi porvenir.

Te podría decir que aún estoy arreglando los rotos, porque aún no he encontrado un buen sitio por el que hacer pedazos las fotos. Te podría decir que también intenté comprenderte y aprendí que tu forma de odiarme eran solo las ganas de verme. Te podría decir que mañana veremos el modo de aprender a quedarme contigo o aprender a marcharme del todo. Si hubiese vuelto, pronto te arrepentirías; si hubieses vuelto, yo me habría querido ir porque volver dónde tan solo hubo heridas... El pasado es una chica a la que no hay que desvestir.

¿Sabes por qué? porque en el fondo la que va a salir perdiendo soy yo. Cuando esto acabe (porque va a acabar) tú vas a seguir entero, porque no te importo tanto, no me quieres tanto. Sin embargo yo voy a romperme en mil pedazos. Voy a llorar, voy a echarte de menos, voy a morirme de celos cuando otra te haga feliz, voy a desgarrarme con tus canciones favoritas. Voy a romperme. Y tú ni siquiera pensarás en mi cuando suene en tu cuarto la voz de Brandon Boyd. Voy a salir perdiendo. Y tú vas a ganar otro capítulo para la historia de tu vida. Sólo otro capítulo, otra anécdota. Sólo eso. Soy un capítulo, quizás una línea... la más fina, la más débil.



Quiero romper tus miedos y emborracharme en tus lágrimas. No compartas tu sonrisa con nadie más que conmigo. Quiero tocar tu corazón, quiero aplastarlo entre mis manos, hacerte suplicar y llorar mientras abandonas las mentiras.  No somos amantes pero somos más que amigos. Pongo una llama a cada palabra que  no has dicho. No más lágrimas para superarlo, seguiré bailando hasta el amanecer con alguien nuevo. Esta noche voy a superar lo nuestro. Atascada en un verdadera pesadilla, es como algo nuevo para mi. Debería estar entre tus brazos pero estoy suplicando a tus pies. Ha sido una noche realmente dura y yo solo abrazo mi almohada fuerte. Esta noche voy a superar lo nuestro...

Ha sido realmente duro caminar cantando "Safe and Sound" en la acera que me llevaría a tu casa. Me he hecho daño ver al sol esconderse en el mismo lugar que un día lo miramos fascinados. He querido llorar al saber que estabas tan cerca pero tan lejos. Pero dado que soy una chica fuerte he seguido mis pasos. Aunque no voy a negar que no he podido evitar hablar sobre ti. Curiosamente, al contrario que tú, no hay día que hable de ti con una sonrisa, ya sea amplia o rota. Pero cuento nuestra historia, nunca la verdad. No quiero que me vean débil cuando se trata de ti. Y es verdad que nunca nos "quisimos" por igual, pero siempre me importarás, sin importar las circunstancias. Y defenderé a esa persona que un día conocí. A pesar de que solo los peces muertos sigan la corriente.

Sé que algún día volveré a sentarme donde alguien acabó ahorcado. Sin ti. Solo por recordarlo. Aunque es una lástima, ahora tiene que estar hermoso.

Que vergüenza, por fin he llorado

viernes, 25 de octubre de 2013

So weak

When I look at you- She said.- I only can see a boy, not a man, just a children trying to growing up. But honey, I saw you in your best moments and I feel that you get lost somewhere. Keep trying to be the man you would like but you should know that if you just think about you, some people who are your best friends right now, will kick you out, not because you are a lonely man, just because you allow people to fuck your mind. Do you Like it? Did that hurt?  When someone controled your mind and you look so weck in fornt him. For me, right now, you are the weekness person in this fucking world. And it make me so weak.

jueves, 24 de octubre de 2013

Solía pensar que un día contaríamos la historia sobre nosotros, como nos conocimos y como las chispas volaron al instante. La gente diría que eramos los únicos afortunados.  Solía conocer que mi lugar era a tu lado, ahora estoy buscando en la habitación un asiento vacío porque ultimamente ni siquiera sé en que página estás. Una simple complicación, falta de comunicación. Quisiera que supieras tantas cosas, tantas paredes que no puedo romper... Ahora estoy de pie sola en una habitación llena de gente y tú no estás hablando, y yo estoy muriendo por saber si te está matando como a mí me esta matando. Y no sé que decir desde que todo se derrumbó. Y la historia de nosotros se parecía demasiado a una tragedia, ahora. ¿Como terminamos de esta manera? Mirame nerviosamente tirando de mi ropa y tratando de parecer ocupada. Y estás haciendo lo mejor para evitarme, estoy empezando a pensar que un día contaré la historia sobre nosotros, de como perdí mi mente cuando te vi aquí. Pero tú agarraste tu orgullo como deberías haberme agarrado a mi. Estoy asustada de ver el final porque estamos fingiendo que no es nada. Te diría que te extraño pero no sé como, nunca escuché el silencio tan fuerte. Esto parece como un concurso de quien puede actuar como si menos les importara pero me gustó mas cuando estuviste a mi lado.  La batalla está en tu mano ahora pero me gustaría bajar mi armadura si dijiste que preferirías amar antes que pelear. Y nuestra historia se parece demasiado a una tragedia, ahora.

miércoles, 23 de octubre de 2013

Hagamos el invierno algo más largo. Necesito que el frío me golpee fuerte como me hizo perderte. Hagamos Navidad ahora que has decidido "quedarte". Que no habrá regalo más grande que volver a abrazarte, tus labios hablando al ritmo de una taladradora usando palabras que un día me hicieron daño, devolviendo nos el calor que un día no nos entregamos, escuchando, que no hay nada más hermoso que conocer a quien camina junto a tus pies. Y pienso aprovecharte antes de que decidas marcharte de nuevo de la misma manera que nunca nos atrevimos. Haré que no olvides quien te recogió cuando te viste solo. Te recordaré que fui yo la que te hizo saber que hay personas que dan más de tres oportunidades. Pero ahora solo quiero Navidad, perderme por tu barrio, cambiemos el café por el chocolate caliente. Perdámonos, consumámonos. Te esperaré en la puerta del mismo garito, a ver si se consume este cigarro, que te estoy esperando. Y envolveré tu cuello con luces, ya sabes que más...
Me siento, pongo los pies en alto, tomo las gafas y me las coloco. Silencio, empieza la película. Miro a los lados y apenas hay gente. Tampoco hay nadie a mi derecha, ni a mi izquierda. Saco el móvil, compruebo la hora y me peleo con la fecha del reloj. Y de un suspiro lo quiero, pero no lo olvido.

Sin compañía alguna

sábado, 19 de octubre de 2013

Estoy prácticamente segura de que si todos siguiéramos nuestros principios, no habría tantos conflictos. Obviamente, los habría, por choques de ideas, contradicciones, pero no tantos como existen actualmente prosperados por la mentira y la codicia. Estoy segura que si dejáramos las cartas sobre la mesa desde el primer minuto, nos comprenderíamos mejor. Si soy una persona leal y que cae siempre con la cabeza bien alta, no debería esconderme, huir o mentir ante el peligro. Si soy una persona cerrada al compromiso, busco que no me ahoguen ni repriman quien soy. Si soy una persona luchadora, no debería rendirme cuando la situación se hace agotadora. Si soy una persona soñadora, no deberían negarme mi "realidad". Pero el orgullo nos ciega y no nos deja avanzar. Hay una gran diferencia entre humildad y mediocridad. El humilde no es tonto y dadas las circunstancias, aún no he visto una situación en la que haya ocurrido algo positivo gracias al orgullo.
¿Has olvidado que yo aún seguia viva? ¿Has olvidado todo lo que alguna vez hemos tenido? ¿Lo has olvidado? ¿Te has olvidado de mi? ¿Has olvidado que siempre estabas a mi lado? ¿Has olvidado lo que estabamos sintiendo por dentro? Ahora estoy a la izquierda para olvidarnos de nosotros pero en algun lugar nos salio mal.  Una vez fuimos tan fuertes, nuestro amor parece una cancion tu no puedes olvidar. Así que ahora supongo quee aqui es donde tenemos que estar ¿Lamentaste sostener siempre mi mano? Nunca mas, porfavor no te olvide,s no te olvides,  lo teniamos todo. Estabamos apunto de caer aun mas en el amor.  Lo que eramos antes no lo voy a olvidar. Y al final todas las fotografias han sido quemadas y todo el pasado. Es solo una leccion que hemos aprendido. Pero en algun lugar nos salio mal , nuestro amor parece una cancion pero no vas a cantar solo, has olvidado quienes somos

jueves, 17 de octubre de 2013

jueves, 10 de octubre de 2013

Quería decirte antes de marchar que no eres la mujer que yo esperaba. Ahora me sangra la voz, pero mañana será otra mujer, no tú, otra mujer, no más. Te he tenido en mi pecho y sé como lates sé, de tu miedo sé que te han de cuidar, nunca como yo,  que verás París, que te harán llorar y ahí entenderás lo que lloro hoy, aunque te de igual. No volverás a verme, pero me vas a oír este tiempo es para ti. Deja de mirarte tanto, que la luna brilla que no hay más mentira que la de tus labios,  que la vida corra, que cuando sea blanco tu cabello, sientas paz adentro. Deja de joder un rato, escúchame chiquilla que te estoy hablando que nunca he sido un santo pero te di una vida y tú ni me has mirado. No volveré a tocarte, no te hablo de la piel ahora se va el cantante a que le canten a él. Quería decirte antes de marchar que mi amor vale más que me largo de aquí te veré cuando acabe el jardín. Adiós. Y le dices al siguiente que te diga en tu barriga de su suerte que te quieres tanto a veces que no sabes de la ley de tu siguiente.

domingo, 6 de octubre de 2013

Cuenta mi ron que ya no soy tan bueno. Los ojos ardiendo, se desangra la razón. Habla mi ron, ahora que estamos solos y hazme cicatrices en las manos...
A ti, que te fueron disparando en la frente, di en qué estanque naufragó tu barco, qué otro Abril te bajó el telón y enmudeció en un aplauso.
A mi, que ya estoy intoxicado, pierdo la matriz entre el cielo y el suelo llano, aún he de dormir mis pupilas dilatadas en tu abrazo.  Hay un beso eterno en el escote de otro verso que ya te pasó. Hay un vaso lleno en el vacío de otra camarera que habla con tu voz.
 Y ahora vete. Estaba equivocado. Ahora duerme y despierta en cualquier baño. Ahora vete dejando un hombre en la barra llorando.
Soy un rock and roll atravesado, un acorde mal pintado en tus manos. Soy sólo lo malo de este cielo,  a ver si lluevo y te arranco del suelo. No digo que fuera un infierno, el infierno vino después. Alguien habrá, digo yo,  queriendo vivir en una casa encantada,  el caso es que me canso de pensarte a cada rato de llorar oyendo a Extremo,  de sentir miedo al silencio de este hogar de nadar, de follar, sin tu luz. De tu ropa en mi tendero, no me acuerdo de que más, de hecho no recuerdo qué es felicidad.  Que te quise a morir y me muero

miércoles, 2 de octubre de 2013

2 de Octubre

Recuerdo la vez que te dije que no era fuerte. Tu cara fue una mezcla de sorpresa y decepción. Aunque hay que ser realista, no lo soy, ni lo seré. No es de fuertes evitar tu malestar y sonreír a todos lados. Tampoco lo es estar a solas y cuestionarte los por qués. Siempre me he considerado una persona liberal, respetuosa, que entiende que todos tenemos nuestros asuntos a parte y no hay que entrometerse. Y lo entiendo.
También sé que soy una persona que antepone ciertas cosas a pesar de tener que centrarse en otras. Admito que estoy muy asustada. Que estos días para mí han sido una pesadilla. Desde el primer examen hasta el primer día de clase. Todos los días, incluso los que estaba lejos de Madrid, estaba asustada. Asustada de no saber si me iban a llamar, asustada de que quizás otra vez tendría que empezar el mismo ritual o, por el contrario, empezar una nueva vida. Y sigo asustada ahora que está todo hecho.

Y aunque me digan que todo era muy obvio, que lo iba a conseguir, estoy harta de pensar en los demás. No me gusta pensar en como animarte, en convencerte de que estás en lo correcto o hacer que te replantees tu decisión. Estoy harta de que a veces, solo quiero hablar, contar mi primer día, por ejemplo, y que compartan mis alegrías. A veces simplemente quiero un abrazo y que me digan que todo va a salir bien. Simplemente quería leer o escuchar que nada va a cambiar, que siempre nacerá la misma ilusión al verme. Me hubiese gustado saber que soy un apoyo moral para tu vida. No haber leído "no sabemos que puede pasar"

martes, 1 de octubre de 2013

No lo voy a negar. Estoy triste, muy triste, tanto, que no me apetece ni llorar. Me gusta la ausencia, me da miedo la falta de presencia.

domingo, 29 de septiembre de 2013

Fin

Ya no huele a verano. Ni siquiera la lluvia es igual, hace frío y más de lo normal. Se acabó. Pero ¿Qué más da? Lo bueno no dura para siempre. Y mejor. Si no, no sé disfrutaría igual. No podría describir este verano como una fábrica de sonrisas. He perdido personas, he hecho cosas de las que no me he sentido orgullosa, he llorado, sí, he vivido mi propio drama como yo lo llamo. Pero me quedo con las tardes en nuestra "playa". Los momentos dejándome las espinillas, esa semana fue realmente motivadora. Durante una semana, sentí que tenía una hermana con la que hablar por las noches, a la que llorarla y la que me dijera que cogiera esa botella de tequila y escribiera hasta dejar de estar borracha.
Me he despertado en Madrid tomando cafés con auténticos desconocidos, más de una vez no he encontrado mi cama y las mañanas se hacían más amenas con el humo enredando las sábanas. Creo y afirmo, que Gran Vía nunca me ha enamorado tanto como lo hizo en Julio, tan temprano pero tan hermosa que no podía pararme a insultarla. Y a pesar de mantener una rutina, me encantaba.
He tenido días sin querer salir de casa, en bragas, viendo serie tras serie, con parones para ver a mi vecino a ver que me contaba. No ha habido verano como este en el que he vuelto a hablar con viejas amistades. Noches de barrio con una litrona en el banco, sin petas, que ahora somos sanos. Me he emborrachado hasta el punto de cortarme el hombro y no saber como ha pasado. Hemos nadado a las tantas de la mañana en ropa interior, en silencio para evitar algún marrón.
Pero tengo que asimilar, que lo que más me ha gustado y más extrañaré son las noches en el césped, los baños inesperados, las veces que me he despertado y he pensado "estoy en casa". Los cines de verano y el "alguien aquí se ha ahorcado".
Al fin y al cabo, tengo mi verano guardado en una maldita bola de cristal, mirándome con sus ojos saltones a ver si come algo. Podré extrañarlo, pero solo puedo esperar que lo que viene por delante, será mejor. Y lo disfrutaré, para reencontrarme en unos meses con el calor.

domingo, 22 de septiembre de 2013

Necesitaba un vals para olvidarte

Ésta es la última canción que voy a regalarte, cuando acabe para siempre ya no estaré aquí. No fui feliz desde el día que dejaste todo por aquel cursillo Intensivo y falto de cariño como tu niñez. Todo al revés, fuiste para mí lo primero,yo era para ti un sexteto de cuerdas desafinadas. Llantos en la madrugada, no fue amor, no es amor, no lo quiero. Tienes 24 años, demasiada plata, tienes un abrazo que no abraza nada y aunque no lo entiendas me olvidé de ti. Si miraras menos al espejo cuando estás hablando con alguien delante, si no fuera errante toda esa belleza que no es nada más que un vendaval que ya se aleja. Si de vieja en ese espejo lloras no te arrepientas. No te arrepientas de tu maldad que es inconsciente como el agua del mar, como sal que se vierte en la herida al curar, como locos que quieren no quererse ya más. No soy como tú, te deseo el bien pero lejos No te olvidaré. No llames y vuelvas. No vuelvas y llames. Adiós, amor, No vuelvas a tocarme la piel.
Los sueños, sueños son. Las pesadillas, pesadillas son. Creo que en mi vida he tenido tan mal despertar. En realidad, aunque diga que no, lo recuerdo a la perfección. Siempre hay alguna laguna pero... Todavía siento el dolor. Aún soy capaz de ver su mirada perdida, evitando contactar con la mía. La rabia por mis venas, los golpes en el pecho para acabar derrumbando me sobre su cuerpo haciéndole recordar que "me lo prometiste". Que jamás se marcharía, no como él. Sentí el frío de tu sangre y como te marchaste. Y me vi sola mientras se alejaba conduciendo. Otra vez.

Me desperté y no pude evitar llorar en mitad de la noche. No era capaz de entender como mi subconsciente era capaz de golpearme tanto.

Tres. Digo dos.

lunes, 9 de septiembre de 2013

Alcorcón Smilodons

A veces me da por pensar en estos chicos. ¡Qué digo a veces! Habitualmente. Lo que me hace gracia, es que recuerde los comienzos. Me refiero a mi experiencia personal. Más que nada porque fue hace un año, en estas fechas cuando empecé a tener conciencia de su existencia.

Recuerdo que empezaban las clases y yo había descubierto un deporte nuevo, algo que casi nadie conocía. Hablaba de él super emocionada aunque, hablar de bicis, no era buena idea entre un grupo de Skaters. El caso es que un amigo con el que llevaba trabando amistad varios años, también empezó a hablarnos en los descansos de un nuevo deporte, uno inusual en nuestro ámbito. Claro, era gracioso porque, ni lo conocíamos y menos lo entendíamos aunque insistía en que viéramos algún entrenamiento.

He de admitir, que al comienzo, mi entusiasmo no era grande, pensaba que el poco tiempo libre que tenía debido a los estudios lo iba a invertir en mi bici, no a verles a ellos. Se nota que me equivoqué. Al principio fui la amiga de tal, con el tiempo la novia de tal y ahora, a pesar de los percances, parece ser que soy de la familia. Me sorprende. Que nadie me malinterprete, me sorprende porque siempre he sido muy reacia a formar parte de un grupo, de hecho, de los pocos que he formado, siempre he acabado "mal". Curiosamente, al principio era la idiota que pasaba frío cubierta de todas sus chaquetas mientras les veía correr. Luego me enseñaron a placar. Recuerdo que me cagué en todo porque al día siguiente, era un día que iba a ir a montar en bici después de mucho tiempo y tenía el cuerpo reventado.Aunque mereció la pena. Luego me enseñaron a lanzar un balón, cosa que creo que ya he olvidado. Y a lo tonto, me motivé y hablé con un par de amigas para que me ayudaran a formar un equipo femenino. Solo una se apuntó. Una. Una que actualmente, debido a la distancia, ha tenido que renunciar.

Pero no vamos por mal camino, aunque eso es otro tema a tratar. Lo que quiero decir, es que llevo bastantes meses viéndoles jugar, he ido a todos los partidos que mi tiempo me ha permitido, y he tratado de animarles como sea, aunque eso me haya hecho ganar el puesto de "repostera" del equipo. Con el tiempo, he ido ganando confianza con cada uno de ellos, con algunos más, con algunos menos, pero un apretón de manos o un "lo has hecho muy bien" siempre es bien recibido. A pesar de la diferencia de edad entre algunos, los distintos gustos que tienen, tienen dos cosas en común: Pertenecen al mismo equipo y están mal de la cabeza. Lo siento, aún no he conocido a nadie en el equipo que no tenga algo "inusual". No os sintáis ofendidos, es un halago.

Quizás soy muy emotiva y lo sienta demasiado, a lo mejor está muy exagerado pero creo que llegarán lejos, y sus rivales lo saben. Visto lo visto, pocos equipos, a pesar de que sea algo necesario, tienen tanta confianza y respeto unos hacia otros como los nuestros. Los Alcorcón Smilodons, esos tigres a los que se les ha cogido cariño.