Pages - Menu

viernes, 19 de agosto de 2011

Por dónde empiezo. No sabría decirlo. Básicamente porque esto está saliéndose del punto de control. Que si, que no, que no me gusta que me toquen, odio las caricias y las cosquillas, solo me gusta que me abracen. Pero en cambio, no podría explicar cómo he pasado horas atrapada entre tus brazos, siguiendo cada trazo de tinta marcado en tu piel. Tampoco cómo me gustaba como rozabas mi piel, la manera en que jugabas con mis manos entrelazando dedos sin ningún sentido, que se enredaban y te reías de su tamaño mientras yo me avergonzaba. No entiendo que está pasando y tampoco cómo es posible que lo esté dejando… pasar. Me encanta el tintineo de tu nariz contra la mía, la manera en que sonríes cada vez que se cruzan nuestras miradas. ¿Alguien me puede explicar que me está pasando?

No hay comentarios:

Publicar un comentario